David Chanca: Hecho en León y viviendo en Jerez

David Chanca: Hecho en León y viviendo en Jerez
En acción ante el Manresa.

Javier Ortiz Pérez

Sobre David Chanca hay cierta idea general de que es de León, pero no es así. Es barcelonés y vive desde hace diez años en Jerez de la Frontera. Pero fue en la capital leonesa donde empezó a abrirse camino de verdad en el mundo del baloncesto, y eso siempre deja su huella.

“Me pasa muchas veces que alguien me lo dice, y en cierto modo es normal, porque estuve allí varios años muy bien. En 1994 fui con el Sant Josep a un Campeonato de España a Segovia, me vieron y les gusté. Para mí fue una decisión difícil, porque no dejaba de ser un crío. Me costó tomarla, pero acepté lo que me ofrecieron. Deportivamente era muy goloso porque todo chaval quiere verse tan cerca de un equipo ACB de un día para otro. Estaría hasta el 2000 en León”, cuenta.

Mientras culminaba su formación, en tres campañas (97-98, 98-99 y 99-2000) jugó 40 partidos con el primer equipo (1,9 puntos y 0,6 rebotes en 9 minutos). No terminó de hacerse un fijo en la rotación y la temporada del descenso supuso la de su salida del club. Ni siquiera pudo concluirla porque su ficha la ocupó Jon Garavaglia, el jugador que superó un cáncer y al que hace poco hemos tenido por aquí.

“Tengo muy buen recuerdo de toda esa época. Cada vez que puedo me escapo allí y quedo con los jugadores con que compartí residencia y equipo, gente como ‘Bubi’ Méndez, Carlos Díaz, Julio González o Loren González. Fueron unos años estupendos”, dice. Es curioso que otro de los que andaba por allí, Jesús Chagoyen (el pívot del Iberostar Tenerife) tenga su casa de Jerez muy cerca de la de David.

Chaca mide 1,92 y estaba a medio camino entre ser base y escolta. “Creo que era buen defensor, rápido y demás”, se autodefine. Según lamenta, sus dos primeras campañas en LEB, en Badajoz y Córdoba (“fui allí pensando en jugar los minutos que me habían faltado en los años anteriores”), quedaron marcadas en negativo porque en ambas sus equipos también descendieron. Afortunadamente, la situación mejoró en Los Barrios. Cuando acabó en Jerez en EBA y LEB Bronce ya tuvo claro que acabaría allí, ya que su mujer tiene su plaza en la localidad gaditana. Sin embargo, el club desapareció por motivos económicos. Eso sí, antes Chanca se dio el gustazo de conseguir un ascenso a Plata, en el 2007, siendo un jugador importante.

Ahora, con 33 años, trabaja en una nueva entidad baloncestística, el DKV Jerez, como director de cantera, entrenando además a un par de equipos de chavales.