Mikel Cuadra: El cañonero calvo

Mikel Cuadra: El cañonero calvo
No tardaría en perder el pelo (baskonistas.com)

Javier Ortiz Pérez

Siempre me ha sorprendido un poco el caso de Mikel Cuadra. Solamente jugó dos temporadas en la ACB (en el Baskonia en la 83-84 y en el Villalba en la 88-89, con 7 y 10 puntos de promedio, respectivamente) y sin embargo fue un jugador muy importante a nivel nacional en los 80. ¿Cómo es posible? Veamos.

Cuadra, con ese aspecto peculiar, con tan poco pelo siendo aun joven (yo es que tampoco es que luzca melena, tengo que reconocerlo), era una bestia anotando, un jugador ofensivo con muchísimas posibilidades, sobre todo orientadas al tiro exterior. "Rechacé unas cuantas ofertas de ACB porque en Primera B entonces se pagaba muy bien. Estuve a punto de fichar por Caja San Fernando, Canarias, Breogán...", me cuenta. Lo cierto es que prefirió quedarse más abajo, gozando de muchísimos balones, sumando puntos con una facilidad pasmosa. Le vi cuando estaba en el Badajoz y me impresionó.

Parece todo un personaje que por el norte conoceréis mejor, pero ahí va la semblanza que hace de sí mismo en Basketconfidencial. Es gerente en una empresa de maquinaria en Vitoria y colabora con el Correo haciendo sobre todo las crónicas del Caja Laboral en la Euroliga. Hasta ha publicado un libro en clave de humor. También tiene un blog donde opina sobre casi todo.

Y ojo con la última perla que suelta: "Hasta Maljkovic se interesó por mí para el Barça. Puedes preguntarle a Aíto si es así o no".