‘Slab’ Jones: Aquella canasta anulada

‘Slab’ Jones: Aquella canasta anulada
Contra el Real Madrid con el Estudiantes (Foto: Nuevo Basket).

Javier Ortiz Pérez

Lo principal que hizo Albert ‘Slab’ Jones en España no lo hizo en la ‘etapa ACB’. En la nueva liga jugó dos temporadas, las dos primeras desde su fundación, 83-84 y 84-85, con el Granollers, pero ya digo que lo importante fue lo que protagonizó en la 80-81, cuando formó parte del sorprendente Estudiantes que concluyó como subcampeón liguero.

De algunos miembros de aquel equipo ya hemos hablado aquí. Quienes manejaban el cotarro eran Vicente Gily un jovencísimo Fernando Martín. Jones le ponía el músculo ahí abajo: era un 2,02 muy fuerte para la época que sabía aprovechar los espacios que generaba el poblado juego exterior de los López Rodríguez, Del Corral y la creciente atención alrededor de Martín…

Dirigido por Chus Codina, el ‘Estu’ solamente fue superado por el Barcelona y superó en la lucha por el segundo puesto al Real Madrid, al que ganó en Magariños (83-74) y empató (sí, entonces se permitían los empates) en la Ciudad Deportiva (94-94). En este último encuentro ocurrió algo que tuvo a nuestro hombre como gran protagonista. A falta de un segundo y 94-93, López Rodríguez disponía de dos tiros libres para ganar el partido. Solo metió el segundo y, cuando Randy Meister sacó de fondo, le entregó inexplicablemente la pelota a ‘Slab’, que anotó… fuera de tiempo, según los árbitros. Lolo Sainz ya había felicitado a Codina. Durante años corrió la especie de que si Estudiantes hubiese ganado aquel partido hubiera podido incluso disputar el título al Barcelona. Argumento algo forzado, porque los azulgranas, aunque cayeron en Magariños (83-80), acabaron bastante distanciado en la clasificación.

Jones aquel 8 de noviembre de 1980 ante el Real Madrid anotó 26 puntos, un poco en su tónica habitual. Se revalorizó y se marchó a Roma. En Italia era donde se pagaban los mejores dólares en aquel entonces, pero su sitio estaba en España. Granollers le reclamó el año siguiente y le tuvo casi tres temporadas, ya digo que las dos últimas bajo el formato ACB. De ello nos quedan sus únicos números aquí: 15,5 puntos y 7,1 rebotes en 43 partidos. Sin embargo, no pudo acabar la campaña 84-85, sustituido por Dean Marquardt, al parecer por indisciplina.

Tenía fama de tímido y frío y lo sigue siendo bastante, me parece. Vía Facebook me ha contado muy brevemente qué fue de su vida desde entonces: “me hice militar y me acabo de jubilar ahora, después de 21 años en el ejército”. “Ahora estoy disfrutando de la vida. Tengo dos hijas y dos nietos, una chica de diez años y un chico de cinco”, añade, calificando de “magnífico” el tiempo que pasó en España.

Ah, un último dato: por lo que me apunta Antonio Rodríguez, lo que más repitió cuando estuvo en España fue que ‘Slab’ no significaba nada.