Ronnie Thompkins: Imán para los líos (DEP)

Ronnie Thompkins: Imán para los líos (DEP)
Breogán 94-95 (Foto: Gigantes del Basket)

Javier Ortiz Pérez

En nuestro ‘subgénero’ de recuerdo a los ex ACB ya desaparecidos hoy traemos aquí a Ronnie Thompkins. Falleció en septiembre del 2003. ¿Las causas? En algunos lados se dice que por un ataque al corazón en una habitación de hotel y en otros por un accidente de tráfico en Nueva York. Las dos cosas no son muy parecidas, como veis.

Thompkins solamente estuvo seis partidos en el Breogán de la temporada 94-95. Era un jugador explosivo, con gran facilidad para el tapón, y que lo estaba haciendo razonablemente bien (16,5 puntos y 8 rebotes de media), aunque yendo de más a menos. Pero ocurrió lo que ocurrió y ya no pudo seguir en Lugo. Vamos a ello.

Después de disputar un partido en Málaga, en la madrugada del 28 al 29 de diciembre de 1994 Thompkins regresó al hotel de concentración después de salir de copas con sus dos compatriotas, Cedric Glover y Tharon Mayes. Según las versiones publicadas en aquel entonces, mostraba síntomas de embriaguez y se negó a pagar la factura de su habitación por gastos en el mini-bar y de teléfono. Eran 23.000 pesetas (unos 140 euros) que le exigía un empleado llamado Antonio Blanco. Ya en la puerta del establecimiento, la respuesta del pívot (de 2,03 y un físico imponente) fue darle un puñetazo y un empujón al hombre, que cayó al suelo. Thompkins cogió una piedra, pero fue frenado por Glover y Mayes. Blanco recibiría doce puntos de sutura en la cabeza. “Si no llegan a estar sus compañeros me mata, seguro que me mata”, dijo a ‘Gigantes del Basket’. En el incidente el jugador se rompió un dedo. Inmediatamente su contrato fue rescindido.

Aseguran que Thompkins no había dado ningún problema hasta el momento. Era de Michigan, de Jackson, una ciudad muy cercana a Lansing, donde nació ‘Magic’ Johnson y donde él mismo también jugó en ‘high school’. Antes de Lugo, había pasado por la CBA y las ligas francesa, belga, filipina (nombrado mejor extranjero en 1993), venezolana y colombiana antes de llegar a España. Después de aquello siguió consiguiendo trabajo en Grecia, Francia, Argentina, Polonia, Brasil, República Dominicana y de nuevo Venezuela, que fue su ‘refugio’ después de ser suspendido por dar positivo. Todo un trotamundos y un ‘pieza’, vaya.

Parece que donde más sintieron su muerte de todos esos sitios fue efectivamente en Venezuela, donde le apodaban ‘La Araña’ y fue MVP del All Star de 1999. Hubo reseñas en la prensa local sobre el luctuoso suceso y muchos elogios (“marcó etapa candente por su estilo único”; “célebres fueron sus actuaciones como “matador de la liga”).

La última que he podido leer sobre Thompkins, que, como veis, tenía cierto imán para los líos: fue a juicio porque destrozó el mobiliario de la casa de su novia al llegar por sorpresa a visitarla y encontrarla en la cama con otro nombre.