Irving Thomas: Los Retortillo, Las Palmas, los Lakers…

Irving Thomas: Los Retortillo, Las Palmas, los Lakers…
Con los Lakers.

Javier Ortiz Pérez

Irving Thomas nos ha escrito una carta muy simpática. Quizás no sea un hombre excesivamente recordado. Fue sustituto de otros americanos para acabar la temporada (6 partidos en Huesca en la 92-93 y 9 en el Gran Canaria 98-99, con un promedio global de 9,7 puntos en 28 minutos), pero ya sabéis que suelo decir que todas las historias merecen la pena, sobre todo si huelen a baloncesto auténtico. Aquí él la cuenta en primera persona.

“¡Tuve una de los mejores momentos de mi vida en España! Mi primera experiencia fue Huesca. El club nos trató muy bien tanto a mí como a mi esposa. Eso es muy importante cuando vives y trabajas en un país extranjero.

Hubo una familia de allí, los Retortillo, que hizo que nuestro tiempo allí fuese muy especial. Fueron los que nos enseñaron todo sobre la cultura, la lengua y la vida de Huesca, así como la historia de la región. Se aseguraron de que probásemos los restaurantes locales, sus comidas, visitamos viejos castillos, otros edificios… ¡y los Pirineos! Eso nos permitió conectar con España y aprender más y más sobre lo que nos rodeaba.

Viajamos con el equipo a Granada, Sevilla, Madrid, Barcelona… Eso fue una experiencia en sí mismo. Tomé paella (que es mi favorita) cada vez que pude. Viajar y ver el interior del país siendo joven todavía está dentro de mí hoy en día. Estoy muy agradecido por mis experiencias allí.

Mi segunda para allí fue Gran Canaria. Un lugar de ensueño para muchos americanos. De nuevo el equipo fue muy cálido y hospitalario. Me estaba recuperando de una lesión y fueron muy pacientes conmigo. Fue una bendición, porque la mayor parte de los equipos no lo hubiesen sido. Tenía un compañero de Miami, Devin Davis, que es amigo de nuestra familia hasta hoy en día. Hicimos turismo por la isla insistentemente y nunca olvidaré tomar sangría con Devin y mi mujer. Fue un gran momento y nos gustaría volver a visitar Gran Canaria de nuevo.

Cuando volvamos, necesitaremos más billetes de avión. Ahora tenemos cuatro niños, con dos gemelos de siete años. Son una niña, Jazmine, y tres niños, Marcus, Jordan y Mathieu. Nos dan mucha diversión (¡y también canas!). Vivims en Coral Springs, Florida, desde que volvimos de Europa.

Actualmente y desde hace 14 años trabajo como ojeador para Los Angeles Lakers [apunte mío: con el club californiano jugó sus únicos 26 partidos NBA, en la 90-91]. Es un trabajo de ensueño y estoy muy agradecido de poder representar a los Lakers y seguir involucrado en el baloncesto. He ganado tres campeonatos de la NBA con los Lakers y seguimos trabajando diariamente para mantener la tradición ganadora del equipo. ¡Volveremos!

También tenemos un campus para jóvenes en Barcelona en septiembre. Me gustaría compartir la belleza de este deporte con los chicos. Nos encanta Barcelona y ¡mi mujer se quiere mudar allí! Todavía estamos contactados con España y estamos deseando que llegue nuestro viaje en septiembre. El sitio web del campus es www.eba.vpweb.com”.