Juan Manuel Moltedo: Energía uruguaya en Murcia

Juan Manuel Moltedo: Energía uruguaya en Murcia
Con el Murcia.

Javier Ortiz Pérez

Juan Manuel Moltedo fue uno de los mejores jugadores uruguayos de la década pasada. En España lo tuvimos dos veces: una, a principios de los 90, cuando pasó por el Grupo IFA Granollers siendo un crío y no pudo llegar a debutar, y otra, en la temporada 2003-04, cuando estuvo en el Murcia 17 partidos, ya con el pasaporte italiano.

Nacido en Montevideo, fue su padre, ex jugador de la primera división uruguaya, el que le acercó al baloncesto con solamente seis años, según cuenta el propio Moltedo. Tras nueve años en categorías inferiores, se estrenó en la máxima categoría de su país con solamente 15, en el Club Melvin.

Había que saltar el ‘charco’ buscando nuevos horizontes. La experiencia de Granollers resultó fallida y finalmente se marchó a Il Messaggero di Roma, equipo entonces potentísimo de la Lega. Sin embargo, tuvo que esperar tres años para poder jugar como italiano.

“Llevaba tres años jugando competiciones de juveniles. Fue a partir de los 19 cuando realmente empezó mi carrera profesional en Europa”, relata. “No será siempre llena de alegrías debido a unas cuantas lesiones que me han tenido fuera de las canchas por largos momentos. Pero sin duda rica de emociones, y con el sueño de niño hecho realidad”, comenta.

“Tuve la suerte de competir en alto nivel, enfrentándome a jugadores de primer plano europeo y mundial como: Dino y Andrea Meneghin, Dominique Wilkins, Pedrag Danilovic, Sasha Djordjevic, Dejan Bodiroga, Pedrag Sojakovic, Manu Ginobili, Hugo Sconochini, Cuki Galilea…”, añade. “Creo que hoy la competencia a nivel de clubes de primera división en general, para todos los países de Europa ha bajado de nivel, aparte los pocos grandes clubes que quedan. Esto según mi manera de ver las cosas, es debido a dos factores: los mejores jugadores europeos juegan todos en la NBA y la crisis económica mundial (con repercusiones en el baloncesto) no permite contratar a jugadores de gran nivel y por ende se traen jugadores extranjeros por mucho menos dinero y obviamente de menor calidad”, reflexiona.

Después de que Murcia (4,4 puntos en 12 minutos) fuese un paréntesis en su larga estancia en el baloncesto italiano, decidió acabar su carrera en el 2008 “gracias a una oferta de trabajo de una grande compañía italiana de transporte de energía eléctrica en alta tensión. Con la misma trabajé durante tres años (2009-2011) en el sector del Facility Management con la gestión de contratos de Global Service”.

Ahora está en Enel, la empresa que posee la parte mayoritaria de Endesa. Es una de las tres compañías más grandes del mundo de producción y venta de energía eléctrica.