Gerard Darnés: ¿El ‘Jerry Maguire’ gerundense?

Gerard Darnés: ¿El ‘Jerry Maguire’ gerundense?
En su época en el Girona.

Javier Ortiz Pérez

Gerard Darnés va camino de ser uno de esos exdeportistas con una carrera más relevante fuera que dentro de las pistas. Y eso que como jugador puede presumir haber disputado ocho temporadas en la ACB, todas en el equipo de su tierra, el Girona. Pero después, tras su retirada, se ha ido haciendo un hueco y ahora es uno de los agentes más emergentes del mercado tras pasar por la todopoderosa UFirst Sports durante ocho años.

Ahora Darnés vuela libre y ha empezado a colaborar con Octagon, una influyente multinacional que hasta ahora no había llevado baloncesto en España. ‘Forbes’ la nombró como la tercera mejor empresa de su sector a nivel mundial. La ‘cartera’ del exalero, sobre todo con jóvenes jugadores catalanes, aumenta paulatinamente. También se dedica al ‘marketing’ deportivo y al llamado ‘turismo deportivo’.

“Quería tener mi propia empresa, un poco ‘a lo Jerry Maguire’”, comenta ahora. Es un tipo que transmite una gran ambición, de esos que no puede estarse quieto. Y eso que tomó la decisión de retirarse con apenas 27 años, y jugando minutos en el Girona, porque prefería pensar en el futuro. “Pude seguir, pero quería empezar mi carrera laboral antes de lo que pudiese pensarse, para estar mejor preparado”, apunta. Era el año 2000 y continuó en el club como adjunto al director general, ocupándose sobre todo del ‘marketing’. También trabajó para el Girona de fútbol en similares tareas.

Sus dos años estudiando en Estados Unidos (1992-94) antes de jugar profesionalmente le sirvieron mucho. Estuvo en un ‘junior college’, el McLennan Community, en Waco (Texas), en lo que considera “la mejor experiencia” de su vida, sobre todo por haber aprendido inglés a la perfección. Aquello se lo consiguió su amigo Darryl Middleton. “Fui, hice una prueba y les gusté. No importó irme”, recuerda.

Sobre su papel como jugador --era un alero con etiqueta de especialista defensivo y números discretos (3,5 puntos en 14 minutos en pista durante 163 partidos ACB)--, opina que quien mejor partido supo sacarle fue Trifón Poch.. “Un año fui ‘sexto hombre’, aunque siempre con los roles muy claros. Era una época de tres americanos que jugaban prácticamente los 40 minutos. Pero creo que supe entenderlo y que por eso conseguí estar ocho años e irme yo del baloncesto, no me que me echasen”, comenta.

Darnés revela que empezó a jugar muy tarde, “con 15 años”, porque antes había practicado desde fútbol a tenis pasando por el voleibol.

Continúa viviendo en la comarca del Gironès, donde ha estado vinculado casi siempre a la política local. “Estoy muy orgulloso de ello. Siempre he sido más de los que piensan que hay que hablar menos y actuar más. No creo que todos los políticos sean malos ni unos chorizos. Al respecto, recomendaría ver el anuncio que hizo Aquarius hace poco”.

Gerard Darnés. No hay que perderle de vista. Estará en operaciones de jugadores importantes.