Mike Williams: Sobrevivir a ocho balazos

Mike Williams: Sobrevivir a ocho balazos
Imagen del 2010, en la rehabilitación (Foto: ESPN Magazine).

Javier Ortiz Pérez

Triste historia la de Mike Wiliams, aunque también llena de esperanza, de superación. En España estuvo varios años: primero, del 86 al 88 en Primera B con el Juver Murcia, y en la 89-90 en ACB reforzando al Caixa Ourense en los ‘playoffs’ de permanencia en sustitución de James Hardy. El tipo, un pívot no muy alto pero sí fuerte y habilidoso, no lo hizo mal: 16,1 puntos y 10 rebotes de promedio en 8 partidos para sellar la salvación del conjunto gallego (21 y 14 en el partido decisivo contra el Gran Canaria).

Turquía, Argentina, Islandia, Grecia, Hong Kong y Francia fueron sus siguientes estaciones hasta su retirada en el 2000. Incluso disputó unos Juegos Panamericanos en 1995 con Estados Unidos, que fue derrotado por Argentina. Hasta ahí más o menos todo normal…

Después, se ganó la vida como guardia de seguridad o incluso guardaespaldas de famosos como Beyonce, Snoop Dog o P. Diddy. Hasta que… Uno se encuentra con un reportaje como este, publicado por ESPN Magazine. En él se cuenta que el 28 de noviembre del 2009, Williams recibió varios disparos cuando intentaba mediar en una pelea fuera del Club 426, a las afueras de Atlanta.

No falleció, pero no fue por que su agresor no lo intentase. Las balas le impactaron en la mandíbula, en el omoplato, dos en el hombro, en las costillas, en la cadera… y la séptima le atravesó la espalda. Y la octava le alcanzó la espina dorsal. Fueron diez segundos en los que su vida cambió radicalmente.

Estuvo en coma durante más de dos meses, perdiendo un riñón, parte del hígado y parte de la mandíbula. Pero lo peor es que el impacto en la espina dorsal le hizo perder toda sensibilidad en las piernas. Tras salir del hospital, tuvo que regresar al modesto barrio de Roseland, en Chicago, para ser cuidado por su madre, Dorothy.

El reportaje que os enlazo arriba destaca la historia de amistad entre Williams y Dan Ivankovitch, al que conoció en la universidad de Cincinatti cuando ambos estaban en el equipo. Ivankovitch, cuya carrera como jugador se truncó por una grave lesión de rodilla, le ha ayudado mucho en su rehabilitación desde su trabajo como cirujano de articulaciones. Y en los últimos tiempos, Williams ha podido incluso caminar un poco con la ayuda de un andador, aunque con las lógicas limitaciones que conlleva un daño tan grave como el que sufre.

Es curioso. ‘Massive Mike’ fue elegido en el ‘draft’ de 1986 por Golden State Warriors. Aquel sorteo resultó maldito: Len Bias y Drazen Petrovic han fallecido y otros jugadores como William Bedford, Chris Washburn o Roy Tarpley han tenido problemas con las drogas. Llegó incluso debutar en la NBA en la misma campaña en la que jugó en la ACB, la 89-90, con 21 partidos entre Sacramento y Atlanta en los que consiguió más rebotes (18) que puntos (21).