Marcos Valiño: Adolescente en la élite

Marcos Valiño: Adolescente en la élite
Imagen de la época como jugador.

Javier Ortiz Pérez

En su momento fue una gran promesa, el jugador más joven de la máxima categoría española. Marcos Valiño jugó su única temporada ACB con 16 años, con el Breogán de su ciudad natal, Lugo. Después no volvió a asomarse a ella. Cosas raras que ocurren a veces, ¿no?

“Solo jugué dos partidos (tres, según la enciclopedia de acb.com), pero aunque tenía ficha júnior, era un jugador más de la plantilla y estuve toda la temporada con ellos. Era la época en la que los titulares jugaban prácticamente los 40 minutos”, afirma ahora Valiño, casi 30 años después de aquello.

¿Qué recuerdo le queda? “Principalmente la ilusión que generamos en la ciudad, el haber quedado sextos en la liga (algo impensable para un equipo recién ascendido y de una ciudad pequeña como Lugo) y el cariño y la respuesta de la afición. En esa temporada éramos cuatro los jugadores nacidos en Lugo y eso contribuyó a que la complicidad entre equipo y afición se notase a lo largo de toda la ciudad. A nivel personal el haber disfrutado y sufrido con tan solo 16 años todo tipo de experiencias tanto deportivas (éxitos, derrotas, tensiones, etcétera) como extradeportivas (homenajes, viajes, actos sociales, estudios, etc)”, cuenta.

Y… ¿cómo era como jugador? “Decían que fuerte, rápido e inteligente. También que solía ser "la continuidad del entrenador en la pista" ya, insistían, era capaz de leer bien los partidos. No destacaba por nada en especial pero si destacaba porque era muy versátil y siempre acababa haciendo aquello de lo que adolecía el equipo. Así conseguí ser titular y jugar muchos minutos en todos los equipos donde he jugado, a excepción del Breogán y el CajaBilbao, donde dada mi juventud y el protagonismo de los americanos (era otra época) apenas jugué”.

Actualmente, vive en Ourense con su familia (mujer y dos hijas). Se dedica a gestionar servicios informáticos desde hace más de 20 años. La mayor de las dos chicas, Paula, parece haber heredado sus genes: con tan solo 14 años forma parte del Programa de Detección de Talentos de la Federación Española y ya ha debutado con la selección en el Torneo BAM U14 celebrado en Eslovenia hace unas semanas.