Jeff Martin: Anotando desde cerca

Jeff Martin: Anotando desde cerca
En Zaragoza, 92-93 (Foto: Gigantes).

Javier Ortiz Pérez

Jeff Martin tuvo una carrera española bastante sólida en los 90. Militó en cuatro equipos distintos con un balance más bien positivo: en dos jugó la temporada completa, en una sustituyó a otro americano y en otra de ellas fue él el sustituido. Sin nada espectacular, acumuló 103 partidos en la máxima categoría con 15 puntos de promedio. Era un jugador a medio camino entre el ‘2’ y el ‘3’ con su 1,96, orientado a anotar, mucho más en penetraciones que tirando desde lejos.

Como él afirma, donde probablemente estuvo mejor fue en Zaragoza (1992-93) y Salamanca (1994-95). En la 96-97 fue ‘cortado’ en el Fuenlabrada, tomándose la revancha la campaña siguiente en el Huelva, aunque su llegada ya muy avanzado el curso no evitó el descenso.

A la capital maña había desembarcado con buen cartel tras un par de campañas NBA con los Clippers (6,7 puntos en 18 minutos, 143 partidos), una en la CBA y un puñado de encuentros en Italia. “Llegué a Zaragoza cuando me acababa de casar. Disfruté mucho jugando y también en mi primer año de matrimonio formando una familia con mi esposa. Además, el equipo jugaba competición europea y tuve la ocasión gracias a ello de visitar varios países. Me gustaban mis compañeros y la plantilla era buena. Lo mejor fue llegar a semifinales en Europa”, recuerda ahora. Pero aquel Natwest, en el que hizo tridente extranjero con el fallecido Bobby Phills y un voluminoso John Turner, no era ya un ‘grande’. Él aseguró 14 puntos por partido.

Las dos siguientes campañas las pasó en Francia en el mismo papel de revulsivo supliendo a otro americano. En el 95 volvió a España, a Salamanca, una experiencia que Martin también conecta con cuestiones personales. “Mi hijo nació y yo me marché a jugar allí. Recuerdo que la afición me animó mucho y que tuvimos una época estupenda en esa ciudad. Jugué bien y hasta fui seleccionado para el All Star. Es uno de mis sitios favoritos del país, sin duda”, apunta. Los charros se mantuvieron sin problemas en la segunda de sus dos campañas en la actualmente denominada Liga Endesa con 17,8 puntos de nuestro hombre.

La temporada siguiente no fue tan bien en Fuenlabrada, que acababa de subir. Fue sustituido en la decimoséptima jornada por Chris King con la pretensión de añadirle algo más de músculo al juego exterior. Martin volvió a los 14 por encuentro. Lo contrario le ocurrió en la única campaña ACB del Huelva, ocupando él la plaza de Jimmy Oliver los últimos once partidos y sus peores números (9,7). Terminó sus días de basket profesional en Francia, en el 2001.

Desde entonces se le había perdido un poco la pista. “Cuando me retire, regresé a mi Universidad de Murray State e hice un master en seguridad y salud laboral. Es a lo que me dedico ahora en una empresa como director. Soy el responsable de la seguridad de los empleados en siete de sus fábricas”, cuenta.