Steve Horton: Legado en Murcia

Steve Horton: Legado en Murcia
Intentando taponar en Murcia.

Javier Ortiz Pérez

Steve Horton era claramente carne de LEB, pero puede aparecer aquí porque tuvo un añito en la máxima categoría: la 2003-04 con el Murcia, con el que había logrado el ascenso unos meses antes. Se trataba de un especialista defensor y reboteador muy útil en la segunda división y que adquirió todavía más valor cuando en el 2001 se hizo con el pasaporte español por matrimonio.

El tipo sin ocupar plaza de extranjero era un auténtico chollo: sin ser muy alto (2,04), era una fuerte presencia en el centro de la zona y no necesitaba el balón para sentirse importante. Pero su gran oportunidad en la actualmente denominada Liga Endesa no fue desde luego un éxito: 1,4 puntos y 1,5 rebotes en ocho minutos en pista.

En todos los demás sitios cumplió con creces, incluyendo en el ascenso del propio Murcia. Y es que se nos hizo un español más, ya que fue aquí el único sitio donde jugó profesionalmente, desde 1996 al 2007: Mataró, Inca, Badajoz, Córdoba, Huelva y finalmente tres temporadas (todo un récord) en Burgos, contribuyendo a subir desde la LEB-2.

Tras su retirada regresó a Estados Unidos, pero nos ha dejado un ‘regalo’: un hijo llamado Ethan que vive en Murcia y que, a sus ocho años, exhibe un físico espectacular (ver foto). La lástima es que de momento le ha dado por el fútbol, pero hay tiempo para que cambie de opinión, claro.

Horton utiliza el español que aprendió por aquí para desarrollar su trabajo diario. Es funcionario de la administración pública en Phoenix (Arizona). Según me cuenta, es ‘probation officer’. Que nos lo explique: “vigilamos a gente que ha salido de prisión y ahora vive en la comunidad. Nos aseguramos de que obedecen la ley o les volvemos a mandar a la cárcel otra vez si lo decide el juez. Trabajo desde casa y uso mi español a menudo, porque estamos muy cerca de la frontera con México”.

Por descontado que sus recuerdos del país son muy buenos, trascendiendo lo meramente baloncestístico. “Me quedo sobre todo con los amigos y compañeros que hice en todos aquellos años y todavía son amigos hoy en día. Fue estupendo ganar campeonatos en Alicante, Murcia y Burgos, y la experiencia en sí de estar en ACB con Murcia. En realidad, fueron los mejores años mi vida y voy a ver a Ethan de vez en cuando”, afirma. “Espero que algún día pueda jugar también en la Liga!!!”, remarca.