Robert Amat: : El exterior dietista

Robert Amat: : El exterior dietista
Con Cristian Eyenga, uno de los baloncestistas a los que ha asesorado.

Javier Ortiz Pérez

Me ha gustado la ocupación actual de Robert Amat. Era un base-escolta notable de Primera B (Santa Coloma, Tarragona, Burgos) y realmente hay que rascar un poco para darse cuenta de que llegó a debutar en la actual Liga Endesa. Fueron un puñadito de partidos (once) en el Festina Andorra de la 94-95, un poco para ayudar en lo que pudiese y poco más. Sin embargo, su actividad profesional posterior nos descubre que está en una de esas áreas en expansión que cada vez son más importantes para un deportista: la dietética.

“En mis últimos años como jugador profesional empecé a estudiar la carrera de Dietética y Nutrición Humana. Actualmente soy dietista-nutricionista, y me dedico a ejercer mi profesión en varios sectores de la alimentación, entre ellos la nutrición deportiva. Estuve seis temporadas como dietista del Joventut de Badalona, en sus categorías inferiores y primer equipo, controlando aspectos nutricionales y de composición corporal de muchos de sus jugadores: Rudy Fernández, Ricky Rubio, Pau Ribas, Henk Norel, Pere Tomas, Cristian Eyenga…”, cuenta. Interesante, ¿no? Supongo que eso que nos han dicho siempre de que “somos lo que comemos” también se aplicará a las canastas. Y que tienes más posibilidades de ser el mejor si tus alimentos son mejores, más adecuados para el ejercicio que realizas…

En su web (www.nutrivat.com) guarda un apartado diferenciado para la nutrición deportiva. Según destaca ahí, “cada vez existe un mayor consenso de que para llegar al máximo rendimiento deportivo, se deben cuidar una gran cantidad de factores que pueden interferir. Una alimentación adecuada a las necesidades de cada deportista juega un papel fundamental”. Y ofrece “estudio de la historia nutricional y los hábitos alimentarios; valoración completa de la composición corporal, mediante el método antropométrico certificado por la Internacional Society of Advancemente Kinantrophometry (ISAK); pautas nutricionales y planning alimentario; planificación personalizada de la alimentación en función de las competiciones o partidos y de los objetivos; asesoramiento sobre suplementación ergogénica; pruebas fisiológicas (de lactato, potencia, capacidad aeróbica, ...) para valorar el estado de forma del deportista en diferentes períodos y educación alimentaria y nutricional”.

El deporte favorito de Amat ya no es el baloncesto. Se ha convertido en un esforzado triatleta. De su época de las canastas, afirma que “jugaba de escolta, aunque en muchos momentos lo podía hacer de base. Creo que era un buen jugador de equipo, con el sello del Joventut de Badalona, técnico y buen tirador. Durante mis años en Primera B terminaba las temporadas entre los máximos anotadores nacionales. En ACB tuve pocas oportunidades”.

Pese a ello, sus recuerdos son estupendos: “No tengo ni un recuerdo mal, todo fue positivo. Lo mejor, los muchos compañeros que tuve y cómo me trataron todos los clubs y las ciudades”.