Hanno Mottola: Finlandés intentando ser el que era

Hanno Mottola: Finlandés intentando ser el que era
Lanzando a canasta en la Euroliga.

Javier Ortiz Pérez

Hanno Mottola. Se trata, sin duda, del mejor jugador finlandés de la historia. Ya se sabe que aquí solamente suelen aparecer baloncestistas retirados, pero él todavía no ha tomado ese camino, pese a que lo ha anunciado al menos una vez. A sus 36 años (que en septiembre serán 37) sigue dando guerra, convencido de que todavía puede jugar a muy buen nivel. El mensaje que nos ha escrito está lleno de fe y confianza.

A Mottola le tuvimos por aquí hace unos años. Fueron únicamente nueve partidos en la campaña 2002-03 en el Baskonia, pero aquello no salió bien. Pero el fichaje tenía muy buena pinta: venía de un par de años en la NBA con Atlanta Hawks (4,6 puntos y 2,6 rebotes), que le habían escogido en la segunda ronda del ‘draft’ tras una buena carrera universitaria con Utah.

El chico parecía tenerlo todo: 2,11, una mano más que aceptable en el tiro exterior... Quizás sea un tópico decir que era un poco ‘frío’ en la pista. Esto se ha aplicado tantas veces a los jugadores nórdicos que suena hueco. El caso es que Mottola, con problemas con el club y de lesiones, se marchó de Vitoria antes de acabar el año con 8,4 puntos y 3,1 rebotes en su haber (20 minutos en pista), en lo que fue el arranque de una variada y bastante lustrosa carrera europea en Europa (Fortitudo Bolonia, Scavolini, Dinamo Moscú, Zalgiris Kaunas, Aris Salónica).

En el 2008 anunció que lo dejaba, pero se arrepintió y siguió jugando en su país, donde ahora prepara el asalto al Eurobasket de Eslovenia. Él mismo nos lo razona: “Estoy en el medio de duros entrenamientos para llegar bien a la concentración de nuestro equipo nacional, en julio. Me encantaría jugar la Euro2013, porque después de varias temporadas con lesiones y un par de operaciones, realmente siento que estoy sano de nuevo. Y para mí, la edad es solamente un número, y lo demostraré este verano de nuevo. Creo que estoy llegando a mi mejor estado de forma posible y que puedo jugar al más alto nivel”.

¿Por qué no triunfó en el Tau? A ver qué responde: “Fue una experiencia muy complicada para mí. Tuve una lesión bastante seria en el tobillo que me impidió jugar hasta el final de la temporada. El club tampoco ayudó como creo que debía hacerlo en los peores momentos. Después también hay que tener en cuenta que, después de seis años en Estados Unidos, para mí todo en Europa era como si fuese nuevo. Estaba acostumbrado a otro tipo de cosas, de tratamiento, de estilo de vida. Pero está claro que el equipo y los compañeros eran buenos”.

A lo que se refiere con la actitud del Baskonia es a que fue expedientado por negarse a entrenar alegando la lesión. Supongo que no es lo mejor que puedes hacer cuando tu entrenador es Dusko Ivanovic. Eso acabó en la rescisión de un contrato que era para dos temporadas y del que no llegó a cumplir ni una cuarta parte.

Un datillo para ‘freaks’: antes de Mottola, hubo otro finlandés en la actual Liga Endesa, Martii Kuisma (Girona). Y después de Hanno llegó Teemu Rannikko (Granada). Ninguno de los dos goza del prestigio de este tipo que sueña con volver a ser el que era.