Lance Berwald : “No hay un día que no recuerde España”

Lance Berwald : “No hay un día que no recuerde España”
BBV Villalba (88-90).

Javier Ortiz Pérez

Lance Berwald fue un ejemplo de integración y profesionalidad durante las siete temporadas que pasó en España (dos en Primera en Askatuak y Tenerife y cinco en la entonces Liga ACB con Villalba, Manresa y Cáceres). Pívot serio y efectivo, se ha mantenido muy en contacto con lo que sucede en nuestro país desde su Minnesota natal, desde donde nos habla de sus vivencias, su vida actual y hasta de Ricky Rubio.

“¿Qué puedo decir? El tiempo pasa tan deprisa y parece que fue ayer cuando jugaba al baloncesto en España. Me siento muy afortunado de haber pasado como profesional por varios países (además de España, también estuve en Francia y Grecia), pero lo más importante fue la oportunidad de vivir en Europa doce años y medio en total. Ese tiempo fue como un sueño para mí, sobre todo los siete de España.

Tengo muchos buenos recuerdos y no hay un solo día en el que no se me venga a la cabeza algún lugar, a alguien o algo que me sucedió mientras estuve allí. Tuve mucha suerte de haber vivido en varias ciudades bonitas y regiones del país. ¡Qué hermoso es! Espero que mi esposa y yo volvamos algún día de vacaciones, pero eso no es lo mismo que vivir allí.

Todas las ciudades tenían sus ventajas e inconvenientes, claro. De todos modos, podría decir más cosas de la gente que me encontré en el camino que de los sitios en sí. Con algunas de esas personas estoy en contacto incluso hoy en día.

Mis hijas Sarah y Lindsey volvieron a España y estudiaron allí un tiempo. Ambas se graduaron en Estados Unidos y pasaron un par de años estudiando en vuestro país y viajando por Europa. Las dos hablan un fluido español y francés y también un poco de griego. Pienso que tener la oportunidad de vivir otras culturas y sociedades les abrió los ojos al mundo y también les permitió tener más oportunidades.

El baloncesto ha cambiado con los años y el resto del mundo ha atrapado a USA en cuanto al nivel. Esto fue algo que yo ya predije hace unos años, así es que me alegra ver el éxito de los europeos en el mundo. La NBA se ha convertido en una competición sin fronteras. Si eres lo suficientemente bueno, te pagarán lo que vales. ¡Qué gran oportunidad para los jóvenes jugadores!

Mi vida actual es estupenda y sigo casado con Sandy. Vivimos en una ciudad llamada Bloomington en Minnesota y también tenemos una pequeña cabaña en el norte del estado, que es algo muy típico de la gente de aquí. Es mi pedazo de cielo: es tranquilo, hermoso, pacífico y se puede cazar y pescar. Tengo tres perros.

Soy vicepresidente de Coldwell Banker Burnet. Estoy al mando de 15 de las 37 oficinas que hay en el área de Minneapolis/Saint Paul. Somos una gran compañía inmobiliaria en el estado y en el país, la más grande del mundo. He estado trabajando con ellos durante los últimos casi 20 años. Me mantiene ocupado, es muy competitivo y me encanta.

En mi tiempo libre he sido entrenador de baloncesto durante muchos años. Ayudé a dos high schools, De La Salle y Richfield, a llegar a las finales del campeonato estatal. También entrené en la IBA (International Basketball Association), una liga semiprofesional, a equipos los St. Paul Slam and los Fargo Beez .También he sido ayudante en la Hamlime University, que está en Saint Paul.

Sigo la liga española por internet y cuando alguno de mis amigos me manda algo para que lo vea. Obviamente, he visto el éxito de Pau Gasol y otros compatriotas. Aquí en Minnesota tenemos a Ricky Rubio. Yo creo que él es los Timberwolves. Ojalá pueda seguir estando sano, porque si es así el club hará todo lo posible para quedárselo siempre. Es más importante que Kevin Love”.