José Carlos Gaspar: De la falta de Brabender al marketing de Unicaja

José Carlos Gaspar: De la falta de Brabender al marketing de Unicaja
Único partido en ACB.

Javier Ortiz Pérez

A veces en la enciclopedia de ACB.com se encuentran pequeñas joyas, extrañas conexiones intertemporales. Resulta que José Carlos Gaspar, responsable de marketing social y patrocinios locales del unicaja y uno de los profesionales más respetados de su sector, debutó en la liga hace un montón de años, en la temporada 84-85. Pertenece a ese grupo de aproximadamente 2.500 personas que puede decir que ha jugado en la máxima categoría del baloncesto español desde 1983, cuando la ACB se hizo cargo de la gestión. Aunque solamente fuese un partido, como es su caso.

Su carrera profesional fue, evidentemente, fugaz. Solamente jugó un minuto y once segundos, con el Caja de Ronda de su ciudad natal, Málaga, contra el Caja Madrid. Pero hay cosas que no se olvidan, sobre todo porque se cruzó en el camino con una gran leyenda como Wayne Brabender. “Me hizo una falta e hice un 1 de 2 desde la línea de personal. Es una anécdota que siempre cuento, pocos jugadores pueden tener una media de 1 punto por minuto” (risas). Era un base de 1,78 y, pese a la fugacidad del momento, hubo quien lo inmortalizó en una foto.

“Yo era un chico que lo daba todo en la cancha, pero no tenía el talento suficiente para poder seguir adelante con la carrera profesional. Por ello en su día decidí estudiar y llevar mi vida por otros lares que no eran la práctica deportiva”, dice desde su despacho.

Ha visto la progresión de su Unicaja desde un puesto privilegiado: lleva 20 años dedicado al marketing. “Creo que las personas que trabajamos en el deporte somos unos afortunados y así me siento, poder trabajar en un ámbito en el que puedes colaborar desde tu posición a hacer feliz a mucha gente. Algo muy importante para seguir adelante cada día”, reflexiona.

Para conocerle mejor, os recomiendo encarecidamente este artículo publicado en el Diario Sur en el 2008, donde se dan todo tipo de detalles sobre su peripecia personal, su trayectoria y sus ideas. De él extraigo dos frases que creo que no pierden actualidad, por mucho que la trayectoria deportiva de su club no haya sido todo lo buena que se esperaba en los últimos años:

“Ahora vivimos un sueño teniendo en cuenta lo que se ha hecho, pero todo ha sido gracias a la gran cultura deportiva que hay en la ciudad. La misma que me inculcó mi padre y gente como Martín Urbano. El modelo de Unicaja fue pionero. Ahora muchas empresas y otros bancos quieren imitarlo. Nada habría sido posible sin el apoyo de la caja”.

“Hay que conseguir la satisfacción de la gente, pero con una relación más auténtica y satisfactoria. Nosotros pretendemos lograrlo por medio del deporte y sus valores de superación, esfuerzo y lucha”.