Dallas Comegys: Jugar tras dos balazos

Dallas Comegys: Jugar tras dos balazos
Concurso de mates con el Granada (Foto: Gigantes).

Javier Ortiz Pérez

De Dallas Comegys lo que en principio me gusta es el nombre. ¿Cómo se puede llamar un tío Dallas? Y eso que nació en Filadelfia, claro. A Dallas solamente le tuvimos una temporada entre nosotros, la 89-90, en la que entró ya iniciada con el Oximesa de Granada. Era un ‘3’-‘4’ bastante espectacular, con un gran salto que le llevó incluso a participar en el concurso de mates de aquella campaña, que fue en Logroño.

Su rendimiento fue bastante bueno, ayudando al equipo a salvarse (21,3 puntos y 8,1 rebotes), aunque a menudo fue acusado de individualista. Era un americano con ‘pedigrí’: apenas un par de años antes había sido elegido en el puesto 21 del draft por los Hawks, aunque sus dos campañas en la NBA fueron un fracaso bastante evidente, totalizando 6 puntos y 2 rebotes con Nets y Spurs y cogiendo un camino a Europa que no desandaría.

Me ha salido un chiste macabro involuntariamente. Comegys jugó la siguiente década en distintos países del continente. Su momento más negro llegó en una noche de 1996, cuando estuvo a punto de ser asesinado en un tiroteo en una discoteca de Bursa, en Turquía. Fue aquel uno de los episodios más sucesos más tremendos relacionados con el baloncesto en el último cuarto de siglo. Y, curiosamente, los protagonistas fueron cuatro exjugadores de ACB: Larry Spriggs (anteriormente en el Real Madrid), Henry Turner (Collado Villalba), Rickie Winslow (Estudiantes y Zaragoza) y Comegys, que se llevó la peor parte en el incidente, acaecido el 4 de abril de aquel año.

¿He dicho la peor parte? No, la peor parte se la llevó el director de un hotel cercano, que falleció en el tiroteo. Comegys, que por entonces estaba en el Fenerbahce, fue impactado por dos balazos (uno en el pulmón y otro en el estómago), pero sobrevivió milagrosamente e incluso pudo seguir jugando, ganando una liga israelí con el Maccabi (Spriggs fue alcanzado en la espalda).

Según la versión de la policía (y cito lo que publicó Gigantes en su día), “el altercado fue provocado por el grupo de jugadores al increpar a dos mujeres turcas que iban acompañadas por varios hombres. El detonante del incidente fue, sin embargo, el lanzamiento de un cigarro encendido por uno de los jugadores estadounidenses, según la prensa otomana. Este hecho provocó una pelea en la que se vieron implicados todos los jugadores y distintos clientes del bar de copas”.

Hasta los 37 años estuvo en las pistas, teniendo su última experiencia en ligas menores americanas como la ABA y la USBL tras regresar incluso a Turquía con el Karsiyaka (hay que tenerlos cuadrados, ¿no?

Ahora, Comegys vive en Filadelfia, donde entrena a un equipo llamado Palmieri Jeans en una competición local.