Iker Urreizti: Aquella remontada y un ‘carrerón’ en LEB

Iker Urreizti: Aquella remontada y un ‘carrerón’ en LEB
Breogán (99-2000).

Javier Ortiz Pérez

Iker Urreizti no tuvo demasiadas oportunidades en la ACB (97-98 en Valladolid y 99-2000 en Lugo), pero fue un base muy importante en la LEB durante la mayor parte de su carrera, que concluyó en el 2011 siendo muy querido en el Canarias, donde pasó sus últimos cuatro años ayudando a hacer grande a uno de los ‘equipos de moda’ actuales.

Siempre surge un poco el mismo debate: a Urreizti no le daba para ser titular en la máxima categoría (o al menos no tuvo la confianza de sus entrenadores, promediando solo 9 minutos por encuentro), pero luego sí fue muy importante en todos los equipos del escalón inferior en los que se mantuvo, acumulando un historial muy nutrido. Es el segundo que más partidos ha jugado en la LEB Oro (539). También contabiliza dos ascensos (uno con el Breogán en el 99 y otro con el Manresa en el 2002), además de una Copa del Príncipe (2001).

En tanto tiempo en las pistas su juego fue adquiriendo distintos matices. Al principio de su trayectoria tenía fama de base defensivo, de los que se pega como una lapa al rival. Después fue mostrando mucho saber estar con el balón en las manos, además de una gran generosidad. Bien pueden atestiguarlo en Canarias, Huelva, Los Barrios, Tarragona, León, Gijón, Manresa, Melilla, Askatuak, Breogán, Verín y Alicante. Casi nada… Curiosamente, de todo este tiempo solo jugó en su ciudad natal, San Sebastián, unos mesecillos en el Askatuak, en LEB-2.

A Urreizti le he encontrado en un sitio un poco inesperado, alejado bastante del mundanal ruido. “Desde que me retiré nos hemos venido a vivir a la tierra de mi mujer, a una pequeña aldea de Almería llamada Los Giles. Hemos cambiado la vida de las ciudades por el campo, la naturaleza... lejos de la competición y del bullicio para que los ‘peques’ [tiene dos y uno más en camino] vivan su infancia más en contacto con la naturaleza”.

Ahora está entrenando niños, “reciclándome y preparando algún que otro proyecto además del mucho trabajo que hay en casa”.

Pese a haber triunfado más en LEB, sus recuerdos de la actual Liga Endesa dice que son “estupendos”. “Ha llovido mucho, pero podría contar segundo a segundo los minutos finales de un partido que ganamos al Caja San Fernando en el último segundo en Valladolid, en el que el gran Sergio Luyk al finalizar el partido me levantó en sus hombros y festejamos la victoria como si hubiésemos ganado la Copa de Europa. Pero más que todos esos momentos me viene el recuerdo de grandes compañeros como Brabender, Tinkle, Lalo, Antúnez, Bonner, Davis, Santi Abad y muchos, muchos más…, además del placer de enfrentarme a Raúl López, Laso, Garbajosa, Gasol, Calderón…. Son innumerables las vivencias, todas fenomenales”. Tampoco hay que olvidar que participó en el All Star del 97 jugando el partido de las promesas, que enfrentaba a dos combinados de jóvenes.

El partido que menciona ante el Caja San Fernando fue seguramente su mejor momento: el Forum perdía por 18 a falta de pocos minutos y él lideró una tremenda remontada (14 puntos en 11 minutos y la asistencia final a Jordi Llorens).