Entrar    |    Regístrate
Historia del Baloncesto
 
 
 

David Mesa: El chico alto de Alhedín que sigue con ‘mono’ de basket

por Javier Ortiz 20 de Marzo, 2017
 

Hace unos años trajimos aquí a Javi Mesa y hoy le toca a su hermano David Mesa, que le supera en partidos disputados en la élite (1 a 38), todos ellos en el equipo de su tierra, el desaparecido ‘CeBé’ Granada (temporadas 2001-02 y 2002-03). David es un poco más joven y hace unos tres años que dejó el baloncesto profesional tras una larga trayectoria que incluyó etapas en Oro (el propia Granada, Algeciras, Tarragona, Navarra, Rioja) y Plata. Veamos qué nos cuenta sobre su vida pasada y actual.

“Empecé a jugar en el equipo de mi pueblo, Alhedín, cuando tenía 14 años. Cuando era pequeño no me llamaba el baloncesto, sino el fútbol. Un día los compañeros de mi clase que se habían apuntado al baloncesto me dijeron que fuese con ellos a entrenar, ya que yo era alto y podía ayudarlos. Me cambié para estar con ellos. Me acuerdo que cuando fui a apuntarme me dijeron que tenía que entregar una foto carnet y pagar 500 pesetas para poder hacerme la ficha. Madre mía, es ahora cuando me doy cuenta del tiempo que ha pasado, jajaja... Desde aquel maravilloso día mi vida y el baloncesto empezaron a entrelazarse.

Recuerdo con gran ilusión el día en el que se reunieron con nosotros para decirme que querían que jugase para las categorías inferiores del CB Granada. Formar parte del mejor club de mi ciudad era como un sueño. Una vez dentro, gracias a los magníficos entrenadores de categorías inferiores que tuve, pude aprender muchas cosas y mejorar mi juego. Gracias a eso conseguir destacar en mi equipo y poco a poco ir subiendo con el de Liga EBA. Poco a poco y gracias al esfuerzo pude conseguir lo que quizás cualquier niño de esa edad desearía con gran ilusión: debutar con el primer equipo.

Granada 2001-02. Granada 2001-02.

Fue en Fuenlabrada. Cuando me llamaron para salir a jugar estaba súper nervioso, no podía creérmelo. Después de un par de esprints esos nervios desaparecieron y por suerte pude ayudar al equipo, aunque creo que no pudimos ganar.

Creo que he sido un jugador que logro crearse un hueco en las competiciones FEB, a pesar no he tenido mucha suerte con las lesiones. De no haber sido por ellas podía haber disfrutado de más años en la máxima competición nacional.

 Siempre me he caracterizado por ser un jugador ‘guerrero’. La gente me decía que era un jugador duro que siempre estaba en todos los ‘follones’ metido. Los primeros años de mi carrera no era un buen referente en ataque, sino más bien por ser un gran reboteador y un jugador defensivo. Creo que con el tiempo fui mejorando mi tiro a cinco metros y al final era uno de los recursos que más explotaba.

Actualmente vivo en Reus (Tarragona) y soy contable en una empresa de comercialización de galletas y turrones, aunque el baloncesto sigue formando parte de mi vida. Entreno a un equipo junior e intento ‘quitarme el mono’ jugando en la Copa Catalunya, el Zamar 2000 Ploms Salle Reus”

Imagen reciente, en un entrenamiento. Imagen reciente, en un entrenamiento.
  • Compartir en: