Entrar    |    Regístrate
Historia del Baloncesto
 
 
 

Guillermo Jorge: De repartir asistencias a asistir en partos en Gran Canaria.

por Javier Ortiz 26 de Enero, 2017
 

Guillermo Jorge, base de 1,88 que disputó un par de partidos con el Gran Canaria en la temporada 2008-09, nos cuenta su vida pasada y presente. El final es sorprendente: dentro de las profesiones de ex jugadores, es raro encontrar a uno que se dedique a ayudar en los partos...

“Empecé muy pequeño, con unos 6 años, en los Salesianos Tiburones, un equipo de colegio en el que jugaba mi hermano. Supongo que para aprovechar el viaje, mis padres me apuntaron a mí también.  Ahí me enamoré del baloncesto desde muy temprano. Jugué en el club hasta preinfantil, ganado varios campeonatos de Canarias, y luego el club se unió con el Gran Canaria, donde permanecí durante toda mi formación y casi toda mi "corta" carrera.

Mi debut fue muy deseado, llevaba todo el año formando parte de la disciplina del primer equipo y quería, más que nada, tener una oportunidad de debutar y demostrar lo que sabía hacer. Salva Maldonado me dio la oportunidad de debutar contra el Manresa y lo que más me sorprendió fue el apoyo del público. Entré muy nervioso pero a la vez motivado por la oportunidad, recuerdo sentir los ojos de cerca de 5.000 personas siguiéndome por toda la cancha esperando a que lo hiciera bien; me sentía muy observado pero a la vez muy arropado. Eso sí, después de tres carreras y un par de golpes ya vuelves a la realidad y se te olvida todo lo que rodea al partido. La verdad es que en ese primer partido pasé bastante desapercibido pero lo tengo grabado como un gran recuerdo por el apoyo de todo el mundo y por supuesto por haber  debutado. 

Foto oficial con el Gran Canaria. Foto oficial con el Gran Canaria.

Pase un año increíble con el primer equipo. Fue duro al principio, porque yo era muy joven y notaba la diferencia de edad y físico con el resto de jugadores, pero a medida que iba avanzando la temporada y me sentía cada vez más parte del equipo todo fue cambiando.  El grupo era increíble, con Savane y Jim Moran a la cabeza, todos me trataron de lujo. Ir a entrenar con ellos era muy divertido. El único 'pero' fue la lesión que tuve esa misma temporada al inicio de los playoffs que supuso a posteriori un cambio radical en mi carrera como jugador.

Como jugador en aquella época me considero que era un base polivalente. Podía penetrar y me encantaba asistir, aunque mi mayor baza siempre fue el tiro exterior. Jugaba para el equipo cuando lo necesitaba, y tomaba responsabilidades si hacía falta. Como debilidades podría decir que nunca tuve un físico prodigioso, y sobre todo en mi etapa ACB tenía muchos problemas a la hora de defender a bases muy físicos. A veces también dependía mucho de mi confianza y era un jugador de altibajos.

Actualmente soy enfermero, especialista en obstetricia y ginecología (para los que no sean del mundillo, soy ‘matrón’). Llegué a realizar la especialidad casi por casualidad y ahora estoy realizando un trabajo que me apasiona y entretiene.

Eso sí, sigo todavía jugando pachangas de basket con los amigos y disfrutándolas como el primer día”.   

En la actualidad. En la actualidad.
  • Compartir en: