GIPUZKOA BASKET GANA

GIPUZKOA BASKET GANA
Gipuzkoa Basket, la sorpresa de la Liga Endesa

Antonio Rodríguez

Una de las revelaciones de la temporada tras las tres primeras jornadas, está siendo Gipuzkoa Basket. Una de las plantillas con menos presupuesto y menos atractivas por nombres, está haciendo que su atractivo resida en su juego, que les está llevando a victorias

Todos pusimos los ojos en ellos cuando se abrazaban en medio de la pista del Wizink Center, tras derrotar a Movistar Estudiantes (75-92) en un triunfo que les situaba con dos victorias en tan tempranas fechas del calendario. Pero fue el mismo gesto en su desangelado Illumbe, donde estamos convencidos que poco a poco serán reclamo de más y más aficionados, tras apalizar al Real Betis Energía Plus (94-60) y casi seguros también estamos que la sensación debió ser semejante en los vestuarios del Gran Canaria Arena, en su única derrota hasta este momento, porque jugaron de lujo. ¡Estaban a dos puntos a falta de 2 minutos! Esa sensación en las gradas canarias de que éstos, los recién ascendidos, se les viera jugar de aquella manera…”¡pero si yo venía a ver lucir a mi equipo en su debut!”. La facilidad y la fe con la que hacían las cosas, ya nos dejaron pasmados en el arranque liguero.

 

Henk Norel, el mejor de la competición (ACB Photo / E. Candel).
Henk Norel, el mejor de la competición (ACB Photo / E. Candel).

Porfirio Fisac ha entendido perfectamente lo que tiene y lo que puede hacer con ello. Ni ha implantado teorías propias ni sus sistemas, sino primeramente ha visto lo que tiene. Cuando se está muy, pero que muy lejos de fichar a base de talonario, es maravilloso estudiar la plantilla de la que se dispone hasta el detalle y saber que puede incorporar. A partir de ahí, con lo que tiene, cómo se puede jugar. Claro, que este conocimiento de su medio ya viene desde que se plantaron en Liga LEB la pasada campaña y empezó a trabajar para llegar a este punto.

¿Saben lo que nos fascina de Gipuzkoa Basket? Su “tú haces esto bien, pues nos vamos a encargar que lo hagas las más veces posibles”. Eso, tan fácil de escribir aquí, es realmente difícil. Ahora que están tan de moda la aplicación de las estadísticas avanzadas, que embriaga hablar de ellas, con su gran ejemplo explicado en la película “Moneyball”, unos de los momentos culmen de la cinta es cuando en el gimnasio, Brad Pitt junto a su asistente Jonah Hill, van explicando uno a uno a los jugadores “si haces esto, pierdes porcentaje. Sin embargo, tal porcentaje es de más éxito si frecuentas más esto”. Viajemos ahora de Oakland a San Sebastián. Todos los jugadores tienen unas virtudes más marcadas que otras. Pues se procura que las repitan una y otra vez para que su porcentaje de eficiencia suba…hasta la victoria. Y ¡ojo, hablamos de uno de los equipos con menos capacidades físicas de la Liga Endesa! Que no es que estemos ante auténticos atletas en su mayoría. Recapitulemos:

-          Dani Pérez, tras su experiencia la pasada temporada en Oviedo, no solamente ha crecido y madurado como jugador, sino que tiene una excelsa visión del juego en transiciones rápidas. Es un Iván Corrales 20 años después sin su explosividad (¿ven? Lo que hablamos del físico. Doble mérito que tienen). Pues se encarga que se corra, obligar a los suyos –incluidos interiores- a que lo hagan y así dar pases que son casi la antesala del lanzamiento a canasta. Su visión de las calles cuando corren, saber dónde están sus compañeros, nos parece simplemente brillante. 

Miquel Salvó, una de las sorpresas (ACB Photo / E. Candel).
Miquel Salvó, una de las sorpresas (ACB Photo / E. Candel).

-          Jordan Swing, otro jugador que no tuvo mucha suerte en su anterior experiencia en Liga Endesa. Y resulta que ahora sí. ¿Por qué? Porque siendo un gran tirador, se encargan que tenga óptimas situaciones de lanzamiento y además, si es un jugador que entra muy bien por la izquierda, le procuran espacios para que lo haga, habitualmente cuando la defensa rival no esté formada del todo, básicamente en transiciones rápidas. Y aquí volvemos a Dani Pérez y al tempo rápido de juego nuevamente, como una sinfonía encadenada.

-          Miquel Salvó está sorprendiendo –procedente también de Oviedo- por su facilidad para jugar, su talento en tiros cortos desde poste bajo por pura habilidad –reiteramos por enésima vez: nada de por talento físico- y su peligro exterior. Su tarea la realiza con brillantez cuando tiene espacios. Pues toca creárselos.

-          Y para ello tienen a Daniel Clark. Y Daniel Clark es un tipo alto que sabe tirar y muy bien desde fuera. Abierto tras bloqueo y amenazar con triples. Miquel, ya tienes tus espacios para ejecutar lo que sabes hacer.

-          Y por supuesto, acabamos con Henk Norel. El mejor jugador de la Liga Endesa en estas tres primeras jornadas. Sus estadísticas (21.7 puntos y 12 rebotes) son de un americano en la década de los ochenta, de los que ya no se ven. Está siendo el rey absoluto de su equipo y por extensión, de la competición. Vale que está muy bien físicamente y posee ahora la confianza que dan los galones de un plantel. Sin embargo, también se le está ayudando y mucho. ¿Henk sabe jugar al poste? Pues que juegue al poste. Y desde ahí que anote y que pase. Porque el holandés tiene una virtud que no muchos tienen y más en los tiempos que corren: para él, una situación de uno contra uno en poste bajo, es una situación de ventaja. Y así se aplica. Correcto que las defensas de hoy realizan muchas ayudas y dos contra uno a tipos así para minimizar su trabajo. Norel sabe pasar muy bien el balón, en todo caso. Aun así, vuelve a entrar el trabajo táctico, puesto que incluso los pick&roll que él hace, no son para que culmine entrando a canasta al continuar, sino para que gane una posición en poste bajo a mitad de camino. Situación de uno contra uno con la ya explicada ventaja. Y con eso, se ahorran el sobreesfuerzo que esté corriendo arriba y abajo bloqueando, haciéndole el recorrido más corto. Se para tres metros del aro, gana la posición en el poste y fija a su defensor.

Añadan los dos auténticos atletas de este plantel, Michael Fakuade y Danny Agbelese, que entren en la zona en cortes a canasta a la espera del pase. Cuando se arrancan con su potencia, a pesar de su corta estatura –para ser jugadores bastante interiores-, es difícil detenerles. Ellos dos son la unión de todos en defensa, los que se mueven, ayudan y llegan a todas partes, en otra de las más importantes bases de los guipuzcoanos: la eficiencia protegiendo su canasta. 

Dani Pérez es la viva imagen de los guipuzcoanos (ACB Photo / E. Candel).
Dani Pérez es la viva imagen de los guipuzcoanos (ACB Photo / E. Candel).

Este fin de semana reciben a UCAM Murcia. Ellos, que están de dulce, volverán a aplicar todos sus mandamientos de cómo tratar y querer el baloncesto. Porque les está dando resultado. Y es que, por el momento, Gipuzkoa Basket gana