A LO CAMPEÓN

A LO CAMPEÓN
Valencia Basket parece el equipo más en forma.

Antonio Rodríguez

Valencia Basket ha iniciado la temporada tal y como acabó la anterior. Tras la jornada 1, demostró sobradamente que es el equipo más preparado en la Liga Endesa en su arranque.

Vencieron (80-90) en cancha en el San Pablo sevillano y dieron muestras que todo funciona. Dice su entrenador Txus Vidorreta que todavía les falta algún punto más defensivo, que en esta ocasión pesaron más los ataques. “Han primado más que las defensas. Hemos concedido canastas o hemos hecho faltas que debemos corregir”. Es el entrenador y él lo sabe. Como aficionados, vimos que su ataque sí funcionaba. Y eso en la jornada 1, es un punto muy a favor. Donde todavía vemos en otros lares a muchos dudando del sistema, donde hemos visto a dos jugadores cortando por el mismo sitio al mismo tiempo, la sutileza con la que Valencia Basket ejecutaba su juego, la facilidad de pase y la sencillez –por eso tenían esa facilidad de pase-, es pensar que este equipo está preparado. 

Bojan Dubljevic parece estar muy a tono (ACB Photo / F. Ruso).
Bojan Dubljevic parece estar muy a tono (ACB Photo / F. Ruso).

Están en una versión altísima los Vives, Sastre, Martínez, Thomas o Dubljevic. Certeros y habilidosos como los que devastaron en junio al Real Madrid en la final. Joan Sastre nos deleitó con un puñado de acciones de muchísimo mérito, de jugador que parece decidido a mostrar su categoría para que seamos conscientes del nivel al que está. Dubljevic se hartó a fintar y pivotar a Anosike para anotar y Vives es ese tipo silencioso que nunca falla. Además, cuentan con Sam Van Rossom, recién incorporado nuevamente, que muy fuera de forma aún, es capaz de anotar 4/4 en triples.

Han sabido identificarse con sus nuevas incorporaciones. Aaron Doornekamp sabe en cuándo y desde dónde se puede hacer daño, con triples o desajustando en sus unos contra uno y ahora también incorporan el pase bombeado cercano al aro, porque tienen a Tibor Pleiss como receptor cuando continúa bloqueos. Allá arriba, un par de palmos más que el año pasado, cuando los recibía cualquier otro pívot, Pleiss les ha dado eso: estar un par de palmos más por encima del rival.

Y por último, la gran sensación del base-escolta Erick Green. Sus 27 puntos y 10/13 en tiros de campo (solamente 2 triples intentados) son la explicación de lo que debe ser la inteligencia en la pista. Su tarjeta de presentación era la de un tipo imparable en uno contra uno ¿Y en dos contra dos, qué me dicen? En Endesa Basket Lover nos derretimos por ese tipo de jugador que aprovecha el bloqueo, avanza, estudia dónde tiene al rival, se para a mitad de camino, le fija –casi siempre le inmoviliza a su espalda- hasta condenarle a la indefensión…y acaba con un tiro en suspensión a tres-cuatro metros del aro que entra, porque son mucho más fáciles que los triples. En los tiempos en los que la gran mayoría van hacia el aro como kamikazes cuando no hay triple, esto nos parece música celestial. Como lo hacía Goran Dragic en este pasado Eurobasket. De maestros. 

Erick Green, todo un maestro de este juego (ACB Photo / F. Ruso).
Erick Green, todo un maestro de este juego (ACB Photo / F. Ruso).

Y hoy se presentarán en La Fonteta valenciana. Por primera vez los aficionados taronjas podrán homenajear en la pista a su equipo campeón en competición oficial, en la Liga Endesa, ante Monbus Obradoiro (21:00, en #0). Deleitarse con un Valencia Basket que he comenzado el torneo liguero a lo campeón.