LA TRAVESÍA DE RICKY

LA TRAVESÍA DE RICKY
La travesía de Ricky Rubio.

Antonio Rodríguez

Ricky Rubio llega un verano más a la Selección Española, tras su mejor temporada en la NBA. Seguirá con sus detractores, pero en Endesa Basket Lover nos gusta ver más el vaso medio lleno. Porque cada vez está más lleno

(Foto FEB).
(Foto FEB).

Y es que viene de firmar sus mejores números en la NBA desde su aterrizaje en 2011. Los 11,1 puntos que ha promediado y las 9,1 asistencias le hicieron encontrar solidez y continuidad en quienes no lo veían. Le acusan de su irregular 30,6% en triples. Nosotros giramos la vista a su vertiginoso 89,1% en tiros libres, casi un 9% más en comparación a dos temporadas atrás. Pero ese seguirá siendo el caballo de batalla de Ricky Rubio.

Para Sergio Scariolo, será su valioso base titular. Porque conoce cuál es su rol como base, consciente que tiene a los hermanos Gasol al lado y un puñado de compañeros tiradores que buscarán su pase medido y preciso. Los que él da. Sabrá sopesar en qué se le necesita durante sus minutos en pista y en que tiene dos compañeros más en su misma posición a repartir minutos. A eso, añadan su defensa.

Lo hemos recalcado en varias ocasiones y no nos importa reiterarnos: la pista actual de juego, nos parece pequeña. Y quien mejor sepa jugar con eso en defensa, tendrá claves para muchas victorias. Lo vimos con el Fenerbahçe en la pasada Final Four y lo volveremos a ver, casi convencidos, con nuestra Selección Española en este próximo Eurobasket. A los hermanos Gasol juntos en cancha –receta ya conocida de otras competiciones-, se les puede unir aleros como Juancho Hernangómez o incluso Joan Sastre, conocido por su enorme envergadura y su capacidad para interceptar balones, que forman un trío casi impenetrable para cualquier ataque. Y a estos, los brazos y el instinto de Ricky Rubio. Uno de los mejores defensores en cualquier competición en la que participe, al margen de su presión a toda pista, de robar balones en las manos del rival y los virtuosismos que logra en la marca de uno contra uno. Ya son cuatro argumentos para algo clave de cualquier equipo campeón.

 

(Foto FEB).
(Foto FEB).

Ricky es de ese tipo de mentes privilegiadas, de juego universal, que alimentarán los argumentos de cualquier nueva incorporación al equipo. En este caso, sacará réditos a hombres altos que corren la pista en transiciones como Pierre Oriola o Juancho Hernangómez, para que finalicen contragolpes. Integración a golpe de asistencias.

Y todo ello, en vísperas de su incorporación a los Jazz de Utah, un equipo que privados de su estrella Gordon Hayward, debe sacar el máximo del colectivo y de la aportación en todos sus integrantes. Se nos antoja que Rubio será idóneo para tal aventura. Una afición entendida y fiel en Salt Lake City, le espera. Como en las próximas semanas, la española. Deseosos estamos.