UN PASITO MÁS

UN PASITO MÁS
Fácil triunfo de la Selección ante Venezuela

Antonio Rodríguez

Un nuevo y fácil compromiso ante Venezuela (90-44), acerca un poco más al nivel que la Selección Española se espera.

No era el día para sacar conclusiones. Pero sí día que sirve. Para mostrar que disputar un encuentro internacional, en este caso ante un Madrid Arena abarrotado de gente, es un festín para celebrar. Para olvidar el nubarrón y pesar de la lesión de Sergio Llull, para seguir jugando y dictaminando que nuestro fuerte son los hombres interiores (si Antonio Díaz Miguel levantase la cabeza) y para seguir probando nuevas posibilidades tácticas, conscientes ya de la baja del base madridista. 

(Foto FEB)
(Foto FEB)

Independiente del rival que sea -Venezuela en este caso-, los hombres de Sergio Scariolo siguieron fieles al guion que tocaba a cada momento. Porque tras el asombro que causaron los belgas y su circulación de balón –que sin quitarles mérito, con un poco más de motivación defensiva, se hubiese diezmado-, tenemos claro que a nuestros hombres altos, nadie llegará a su altura. Serán superiores al resto. Quizás muy superiores. Dos “centers” natos como Marc Gasol y Willy Hernangómez, con los avatares y experiencia que da la NBA, parecen inexpugnables. Damos la vuelta a la tortilla respecto a hace dos años, porque podemos decir “ahora añádanles Pau Gasol”. Pau podrá respirar mucho más y jugar diferente a lo visto en la cita germano/francesa de 2015, que con él nos jugábamos el pan y la sal a cada posesión. Y el empuje de este Pierre Oriola que no desfallece, que se divierte y que engancha, colabora y puede revolucionar partidos que se nos atraganten.

Estamos todavía a vueltas con el tiro exterior. Debe ser la puntilla para decidir. El 11/24 (45.8%) visto en el Madrid Arena ayer fue el mejor porcentaje visto hasta este momento. El 3/3 de Juancho Hernangómez nos emociona (bueno, realmente de él, nos emociona todo) y tanto Juan Carlos Navarro como Alex Abrines estuvieran acertados, nos da para pensar que en el tiro de tres también se esté a la altura del notable. Que el 28.2% de los dos envites previos (11/39), causaron muchas dudas y eso hay que paliarlo. Que seguimos creyendo que buenos tiradores tenemos. En muchos formatos. 

(Foto FEB)
(Foto FEB)

Porque Marc Gasol se siente muy cómodo desde los 6.75 y porque ¡oh, sorpresa!, ante la baja de Llull, Sergio Scariolo finalizó el encuentro con dos bases en pista, jugando con la posición inicial de Sergio Llull como escolta y situando al “Chacho” en él. Y es que la mano de Sergio Rodríguez en momentos determinados, es tan valiosa como la del más depurado tirador. Porque él lo es. Ésta fue la “patita” que asomó por debajo de la puerta el seleccionador y que nos gustó.

Y las jornadas siguen su curso y los días que tachamos en el calendario para el inicio de este Eurobasket, también. Y nuestro Equipo Nacional sigue tomando forma, con todo el optimismo, recuperando al menos con Venezuela, los tanteos abultados de los días de mayor gloria. Sin novedad en el frente. En el frente de los triunfadores, claro.