“EN LAS VEGAS” Capítulo 7

“EN LAS VEGAS” Capítulo 7
¡Gracias, Lonzo Ball!

Antonio Rodríguez

¡Gracias, Lonzo Ball!

Que una vez terminada la Liga de Verano de Las Vegas, me entero que otorgan a Lonzo Ball el MVP de la competición, mientras yo ya estaba entre aeropuertos de regreso a casa, me supone cierta satisfacción. Y no quiero dejar pasar la oportunidad para confesarme tras haberle visto –y disfrutado- estos días.

(Agencia EFE).
(Agencia EFE).

-         GRACIAS, LONZO BALL, porque si tú eras la máxima expectación a ver mientras hacía el viaje a Las Vegas y has conseguido que recorrer más de 9.000 kilómetros, hayan valido la pena.

-         GRACIAS, LONZO BALL, porque me has hecho sentir un privilegiado desde las primeras filas de gradas, viendo tus carreras y tus evoluciones, no pudiendo dejar de pensar la pasta que costará verte en directo desde estas filas de asientos de cualquier pabellón, a partir de Noviembre. 

-         GRACIAS, LONZO BALL, será la frase más repetida de Warren Legarie, director de Las Vegas Summer League, porque tu aureola ha hecho que vea lo impensable en una liga de verano: “sold out” en las taquillas de un recinto con capacidad para más de 17.000 espectadores. Y ya sabes que aquí luego a la gente le da por comer que es un gusto (y los beneficios siguen aumentando).

-         GRACIAS, LONZO BALL, porque te has coronado MVP desde tu mentalidad de jugador de pasar el balón lo antes posible, de cruzar el campo lo antes posible, de hacer partícipe a todos lo antes posible, enriqueciendo a los que te acompañaban, por encima de estadísticas personales (algo de lo que está muy necesitada la NBA, créeme).

-         GRACIAS, LONZO BALL, por el ritmo frenético en los que convertías los partidos. Todos, absolutamente todos en los que participabas, llegaba a ser una locura de ritmo, de transiciones, de anotaciones altas…porque tú concibes así el baloncesto. Luego dicen que no defiendes. Hombre, es verdad que eres perro en eso. Pero ¿tú has visto cómo está la NBA estos días? Tranquilo, que seguro que no desentonas.

-         GRACIAS, LONZO BALL, porque con este ritmo que impones, contagiabas al rival, que se ponía a tu altura. Y de ver por primera vez en directo a un tipo como Isaiah Whitehead, que en los partidos anteriores “ni fú ni fá”, cuando se enfrentó a ti, el tío empezó a correr, a hacer correr a los suyos (a Hollis-Jefferson, LeVert, a Dinwiddie, jugadores de la primera plantilla)…aquello fue una maravilla de espectáculo. Para que luego digan oportunistas que las Ligas de verano, que pachangas, que no sé qué…¿qué sabrán?

-         GRACIAS, LONZO BALL, porque aunque tienes un padre insufrible, insoportable, chulo como él solo, supongo que algo te habrá enseñado de baloncesto, como entrenador que es, para que tú ahora lo concibas así. Porque es fantástico concebirlo así.

-         Y para acabar, GRACIAS, LONZO BALL, porque hasta mi chaqueta lo agradeció. Por primera vez en mi vida, gracias al gentío que has acarreado para verte, no he sentido frío dentro de este recinto, que con el aire acondicionado que ponen aquí, en circunstancias normales, no hay quien pare. Ya lo ves, hasta eso lograste.