SOÑADOR CALVIN ROBERTS

SOÑADOR CALVIN ROBERTS
Calvin Roberts, un abuelo de 61 años, quiere probar en la NBA

Antonio Rodríguez

En una de las decisiones más insólitas, el ex Liga Endesa Calvin Roberts, con 61 años de edad, envió solicitudes a equipos NBA para que le dejaran participar en la próxima Liga de verano de Las Vegas. Su sueño es poder jugar a su edad, en la NBA. ¡Vivan los soñadores!

Calvin Roberts, en la actualidad, junto a su esposa Noemi (ABC News)
Calvin Roberts, en la actualidad, junto a su esposa Noemi (ABC News)

Se hicieron eco varias televisiones en Estados Unidos, donde apenas le conocen. Calvin Roberts, fornido pívot de 2.02 de estatura, tras residir en Las Vegas desde su retirada, cursó una petición formal a ocho equipos de la NBA, para que le dejaran probar en su Liga de verano con el sueño y propósito de poder jugar en la gran liga. Al día de hoy no tenemos notificación que haya sido aceptado, pero aquí quedó la noticia que pasó como algo anecdótico.

Robin Roberts, la reportera que en tantas ocasiones hemos visto presentando los especiales “NBA Vintage”, le entrevistó en el show “Good morning, America” de la cadena ABC. Calvin Roberts confesaba que fue elegido por San Antonio Spurs en el draft en su momento y que su gran sueño sería jugar con ellos. Tantos años hace de aquel draft, que cuando Robin Roberts le preguntó en qué año, entre los nervios de la entrevista en directo y el tiempo transcurrido, no acertó a decir exactamente el año. “Hace mucho tiempo de aquello” acabó espetando. Exactamente, fue 4ª ronda (número 83) en el draft de 1980. Nunca jugó para ellos ni para ningún otro equipo NBA y tuvo que hacer “las américas” por Europa. Y sí, casualmente, cayó por España. 

La fuerza de Calvin Roberts (ACB Photo/ Miguel Ángel Forniés).
La fuerza de Calvin Roberts (ACB Photo/ Miguel Ángel Forniés).

Los veteranos aficionados al baloncesto de este país, pegamos un respingo cuando nos dimos cuenta que esta curiosa noticia, estaba siendo protagonizada por un ex Liga Endesa, uno de aquellos jugadores que sin haber permanecido muchos años en la liga, por su trabajo y honestidad (y estadísticas), sí recordamos. Exactamente estuvo una temporada casi completa en el Leche Río Breogán (en la 88/89) y comenzó la 89/90 en el Gran Canaria como temporero, sustituyendo a Tom Scheffler en el inicio de la campaña, mientras éste se recuperaba de su lesión.

Calvin Roberts era, ante todo, un pívot físico y reboteador. Su tremenda potencia física, como podéis apreciar en las fotografías, a pesar de su estatura (apenas superaba los dos metros), le hacía ser respetado en las zonas. Ataviado de rodilleras, coderas y dos notorias muñequeras, llegando ya veterano a nuestra competición, fue capaz de ser el máximo reboteador de la Liga Endesa, con 12.2 capturas a lo largo de 33 partidos, hasta que la directiva lucense decidió suplirlo por Steve Wright. 

Un enforcer en la zona (ACB PHoto / Miguel Ángel Forniés).
Un enforcer en la zona (ACB PHoto / Miguel Ángel Forniés).

Recuerden: temporada 88/89, la misma en la que Drazen Petrovic aterrizó por nuestras pistas. Fíjense si ha llovido. Tanto ha llovido que en el periplo universitario de Calvin Roberts, en la universidad de California State Fullerton, llegó a enfrentarse a la Michigan State de Magic Johnson. “Lo hice. Y le taponé un tiro. Puedo decir que le taponé un tiro” afirmaba en una entrevista al New York Post recientemente. “Recuerdo que había gran expectación de jugar contra él, porque se hablaba mucho previamente de sus cualidades. Creo que fue el mejor momento de mi carrera”. 

Enorme potencia bajo los aros (Tomás Cifuentes).
Enorme potencia bajo los aros (Tomás Cifuentes).

Lo que sí podemos ver en la actualidad, es que Calvin Roberts ha seguido siendo un enamorado de las pesas y de mantenerse en forma, aval que ya dejó en su estancia en nuestro país. Y con 61 años, su estampa física sigue impresionando. En los shows televisivos en los que ha ido apareciendo, hace muestra de su lanzamiento en suspensión, arma que utilizaba en nuestra Liga Endesa -incluso triples, algo inusual en los pívots de la época- al no ser precisamente un virtuoso jugador de poste bajo, más bregador y exitoso por su corpulencia y rechaces ofensivos para anotar, que por su talento (aunque promedió unos nada desdeñables 21.3 puntos por choque).   

Pues aquí le tienen. Uno de los forjadores de nuestra Liga Endesa, que con 61 años, se ha hecho eco a lo largo y ancho de su país, reivindicando los deseos de los soñadores. ¡Vivan los soñadores!

A pesar de sus dos metros, intimidando a Ray Smith (ACB Photo / Mariano Pozo).
A pesar de sus dos metros, intimidando a Ray Smith (ACB Photo / Mariano Pozo).