DÍA “D”

DÍA “D”
Valencia Basket a un paso del título

Antonio Rodríguez

En un día histórico para Valencia Basket, donde hasta su entrenador confiesa que no ganar la liga sería una enorme decepción, Real Madrid deberá defender su título de liga esta tarde en La Fonteta y llevar la serie a Madrid, delante de una ciudad volcada con su equipo

(Foto Miguel Ángel Polo).
(Foto Miguel Ángel Polo).

No es que vivan o mueran del triple como reza el tópico. Valencia Basket hiló en el segundo cuarto del último partido, el tercero de la serie,  tres triples consecutivos que les permitió igualar un marcador claramente favorable al Real Madrid hasta ese momento. Si llevaban los taronjas un 1/8 en los primeros 15 minutos de choque desde la línea de 6.75, no es que dependan de su acierto. Eso parece hasta secundario. Lo dijimos en el anterior artículo: Valencia Basket es una plantilla convencida que va a ganar este título de liga. No es que lo crean, sino ese paso más hasta llegar al convencimiento. Lógico es pensar que si no meten, no ganan. Pero también tiene su lógica y visto lo visto, que con su mentalización, es probable que el momento en que “meten”, se dará más temprano que tarde.

Por eso, a partir de ese momento, desde que empataron a 30 el marcador, desde que alguien más acompañó a las magistrales clases de poste bajo de Bojan Dubljevic superando con todo el arte y tronío que ofrece el baloncesto a su par, Gustavo Ayón, cuando San Emeterio empezó a rugir (¡qué final la suya! 15 puntos en esta ocasión en 29 minutos de juego), cuando les secundó Will Thomas y Rafa Martínez, con Pierre Oriola quitándose la frustración desde el banquillo por las tres faltas personales, pues volvió este río de tonalidades naranjas (fusión de un equipo y una afición) a fluir por su cauce. Y ya consiguieron irse al descanso por delante (36-35). 

(ACB Photo)
(ACB Photo)

A partir de ahí, la exhibición, la finura en los detalles y hacer explosionar a su rival cuyas piernas parecen flaquear hasta el 81-64 final. A las canastas de Luke Sikma, mirando incluso al banquillo con cara de sorpresa por la que acababa de meter, los dos triples de Romain Sato en los 10 minutos finales, quitándose de encima ese pesar que tenía este Playoff con él (llevaba 2/12 en tiros de campo hasta ese momento) y sobre todo, los otros dos triples que pusieron el cerrojazo al encuentro, de Guillem Vives, ¡iniciando el último cuarto!, el Real Madrid no tuvo frescura ni mental ni en las piernas. Buscaban ideas que no funcionaban. Tiros de Gustavo Ayón con porcentajes más que aceptables en tiros que repetía como en los 9 meses previos, pero ahora no acertaba. Jaycee Carroll tenía manos a su alrededor que le obligaron a su desacierto (1/8 en tiros de campo), con Anthony Randolph perdido, con 8 puntos acumulados en los tres partidos de la final y Sergio Llull intentándolo con triples que esta vez y de manera increíble, no daban con el blanco (0/4).

La preocupación reina en el Real Madrid y es lógico. Las declaraciones de Felipe Reyes tras el encuentro de no entender por qué no tuvieron continuidad a un notable -al fin- inicio de partido, de no encontrar soluciones, suponemos que llevaron al día de ayer al momento de la calma y el análisis. “No sé cómo vamos a superar esto, pero lo tenemos que hacer. Somos el Real Madrid”. 

(ACB Photo)
(ACB Photo)

En Valencia todo el mundo se está haciendo eco de la fecha que supone hoy, de este “día D”. En las farmacias te preguntan de qué equipo eres, se interesan y hasta opinan de lo que puede pasar hoy. Los recepcionistas de los hoteles reciben a clientes en torno al mundo de la Liga Endesa con una sonrisa delatora de “sí, estáis en Valencia a mediados de Junio”. Y eso significa mucho para ellos. Y pretenden que signifique más. Quedan pocas horas para saber si eso es cierto o la serie se desplazará a Madrid para disputarse un quinto. Hoy es día clave. Hoy es de los días de girar la cabeza hacia el mundo del baloncesto. Porque va a valer la pena. 

(ACB Photo)
(ACB Photo)