LA GRAN FINAL

LA GRAN FINAL
Previa final de la Liga Endesa: Real Madrid-Valencia Basket

Antonio Rodríguez

Previa y algunas de las claves que podremos ver en la final entre Real Madrid y Valencia Basket que da hoy su pistoletazo.

Pues hoy, a partir de las 20:30 horas, se dará el pistoletazo de salida a la gran final de la Liga Endesa. Los dos mejores equipos en el Playoff, Real Madrid y Valencia Basket, se verán las caras en el Wizink Center. 

(ACB Photo)
(ACB Photo)

Ambos cuadros con las fuerzas justas e intentando sacar las pocas reservas que les quedan, tirarán a buen seguro más de deseo que otra cosa, para decantar esta gran final. No por ello dejará de ser excitante, porque precisamente tras rozar los 80 partidos esta campaña, el talento individual es el que florecerá por unos y por otros en los momentos cruciales. Y el que desnivelará la final.

En Endesa Basket Lover nos hemos aventurado a sacar cuatro claves de lo que puede ser el devenir de esta serie. Aquí las tenéis:

Romain Sato: Promediaba 16 minutos durante la liga regular. En estas semifinales, tras el primer encuentro en el que jugó 13:06, estudiando Pedro Martínez las necesidades del equipo, llegó a la conclusión que a quien necesitaba, era a él. Y desde entonces, lo empezó a utilizar una media de 25 minutos. El apoyo defensivo que ha dado desde la posición de “3” en todos los sentidos, defendiendo “4” en momentos determinados, el jugar de escolta en otros y el daño que ha hecho en ataque con sus triples y su juego al poste, debieran ser igual de importantes para Valencia Basket en esta gran final, donde los físicos contarán tanto (12.3 puntos y 67% en tiros de campo en estos tres encuentros reseñados).

(ACB Photo)
(ACB Photo)

Anthony Randolph: A veces deja indiferente a su afición. Su tibieza en esta recta final de temporada, deja esa frialdad en la parroquia blanca. Sin embargo, sigue siendo un jugador determinante que casi ningún rival en la Liga Endesa puede detener. Su último encuentro ante Unicaja, con 12 puntos y 4 excelsos tapones, volvieron a ponerle en el candelero y volvió a dar muestras de lo importante que puede llegar a ser en esta final, siendo el hombre de su plantel más destacado. Ardua tarea tendrán Sikma, Oriola o Thomas por detenerle, porque por condiciones, es único en nuestra competición.

El ritmo de Llull: No vamos a hablar de Sergio Llull en general, porque por supuesto será determinante en cada una de sus facetas. Aquí queremos redundar más en un aspecto que puede ser fundamental para el devenir de la serie: el ritmo de juego que pueda imprimir en la dirección tanto él como Doncic y Draper.

 Antoine Diot es un base con muchos recursos y una enorme actuación en semifinales. Pedro Martínez lo ha debido mantener en pista una media de 30 minutos debido a la lesión de Sam Van Rossom y sobre todo con la complicación del tobillo de Guillem Vives (siendo un baluarte ofensivo en los suyos, con 12 puntos de promedio). Como todos, estará con las fuerzas justas, pero él más por tales exigencias en las últimas fechas. El castigo al que le puede someter el Real Madrid con un fuerte ritmo, le hará pasar factura, porque es probable que no pueda aguantarlo. Y claro, con los bases más rápidos y dinámicos de la Liga Endesa, sufrirá. 

(ACB Photo)
(ACB Photo)

Oriola/Thomas y su manicomio: Tras ver cómo Pierre Oriola y Will Thomas han jugado frente a Baskonia, volviendo locos a los pívots rivales de forma sorprendente, con su movilidad, su tiro exterior y su rapidez, no nos extrañaría nada que también fuesen un quebradero de cabeza para Pablo Laso. Uno continúa bloqueos como pocos, el otro es capaz de jugar al poste. Uno parece por arte de magia en el rebote ofensivo cuando nadie lo espera, el otro es capaz de tirar triples con la efectividad que hemos visto recientemente. Son una versión “Zipi y Zape” muy particular que descoloca tácticamente a los rivales. Ofrecerán espectáculo y diversión y veremos cuán claves pueden ser en esta final.