LLULL-XILIADOS

LLULL-XILIADOS
Sergio Llull volvió a hacer ganar al Real Madrid de forma épica

Antonio Rodríguez

Volviendo a ser determinante y anotando 8 puntos en un solo minuto para iniciar el último cuarto, Sergio Llull volvió a dar los empujones necesarios para que el Real Madrid tomase la delantera en el Playoff semifinal ante Unicaja

En pocas ocasiones tenemos la oportunidad de ver una actuación tan destacada de un jugador durante un partido. Pero un mismo jugador teniendo actuaciones así, de manera tan continuada, entra dentro de un mundo no-terrenal. Unicaja volvía a meter miedo en el cuerpo al Real Madrid en su recinto, el Wizink Center. El empate a 54 a falta de 9 minutos para la conclusión final, hacía renacer el murmullo entre las gradas del recinto blanco. Y ahí, en ese preciso instante, donde realmente cuenta, Sergio Llull anotó 8 puntos consecutivos en poco más de un minuto, sin respuesta malagueña (10 seguidos, los 10 primeros de su equipo en este período) y alejar todos los fantasmas con el 62-54. El choque ya estaba encarrilado.

Sergio Llull, rey de esa serie semifinal (ACB Photo / V. Carretero).
Sergio Llull, rey de esa serie semifinal (ACB Photo / V. Carretero).

Los cuatro equipos que resisten en competición en la Liga Endesa, están ya con la reserva. Muy cansados de toda una temporada y las dolencias se notan.  Rudy Fernández luce una rodillera donde a veces se echa mano. Cualquier acción forzada de Anthony Randolph provoca sus quejas nuevamente de su parte intercostal, donde recibió el golpe en la Final Four de Estambul y que sigue siendo un quebradero de cabeza. Alen Omic tiene una rodilla hecha fosfatina, donde dos rodilleras blancas cubren las cintas elásticas que intentan sujetar unas articulaciones doloridas que no le dejan, ni de lejos, tener la actividad habitual que suele tener en pista. Pero es lo que hay. Por eso, en las semifinales de la Liga Endesa hay mucho de precisión, de táctica…y sobre todo de héroes.

Jamar Smith comenzó marcando una tendencia para Unicaja muy positiva. Es jugador endiabladamente rápido en el uno contra uno, capaz de desestabilizar cualquier sistema defensivo y de ello es consciente. Nikola Loncar comentó durante la retransmisión televisiva que quizás ni le sea necesario usar un bloqueo, porque por sí solo, desajusta. Sus dos asistencias a Alen Omic o su triple posterior, le hacían mandar en el partido. El problema para los suyos es que no tuvo continuación en la segunda mitad. Pero el Real Madrid está en sobre aviso con este jugador.

Por otra parte, nos gustaría destacar la aportación de Gustavo Ayón. Sí, parece una eliminatoria con los caprichos de jugadores de perímetro para decantarla. Es donde tienen sus principales poderes. Sin embargo, Ayón supo brillar (13 puntos con 6/8 en tiros de campo) en situaciones de poste bajo, donde se encuentra menos cómodo, mandando en uno contra uno sobre el adversario. Su inspiración fue un acomodo para todos los demás. Fue el máximo responsable que el Real Madrid llegara a tener un parcial de 30-9 en la primera mitad, que dominaran la zona, que Randolph o Nocioni pudieran secundar tal dominio en la pintura. 

Gustavo Ayón fue determinante bajo los aros (ACB Photo / V. Carretero).
Gustavo Ayón fue determinante bajo los aros (ACB Photo / V. Carretero).

forma de rivalizar en el juego interior de Unicaja fue -y será en el devenir de la serie- en su máximo exponente, Dejan Musli. El juego ordenado malagueño, incluso saliendo de presiones a toda pista, la culminó el pívot serbio recibiendo tras ganar la posición. Es el único jugador entre los andaluces capaz de hacer eso. Y créanme que vale oro, que multiplique su valor según el número de ocasiones en que lo repita.

Andrés Nocioni. Je, je. Nueve puntos en el segundo cuarto llevaron su sello, que encontró la inspiración…o si no, la busca. Con su lucha y su esfuerzo, espera a que llegue su musa. Y llegó incluso delante de Christian Eyenga, que ha elevado mucho el poderío físico de Unicaja, quien obligó al argentino a sus máximos esfuerzos físicos (los que suele dar a cada partido, vaya. Nada nuevo bajo el sol ahí).

18 puntos de Nemanja Nedovic, que no fueron suficientes (ACB Photo / V. Carretero).
18 puntos de Nemanja Nedovic, que no fueron suficientes (ACB Photo / V. Carretero).

Nemanja Nedovic volvió a cumplir ofensivamente (18 puntos) pero con discretos porcentajes (4/10 en tiros de campo). Si el duelo estelar era el que mantendrá con Llull, deberá asumir que su buen número de puntos logrados sean en los momentos cruciales como hizo su rival. Es otro jugador que logró muchos réditos en su uno contra uno, jugó y defendió con tensión e intensidad. Pero no fue héroe, no fue Llull.

Sergio Llull en los últimos minutos, provocó una falta en entrada a canasta y quedó tendido en el parquet, durante unos segundos, agotado. El esfuerzo que está realizando el menorquín por llevar a los suyos al éxito final, ya lo dijimos al principio del artículo, tiene tienes de no-terrenal. El Playoff escribe sus letras de oro a golpe de héroes. Y en eso, Llull sigue auxiliando al Real Madrid para lograrlo. Llull-xiliando las más veces.