PREVIA PLAYOFF (II)

PREVIA PLAYOFF (II)
Cuartos de final Liga Endesa: Unicaja-Iberostar Tenerife

Antonio Rodríguez

Unicaja e Iberostar Tenerife, los dos campeones europeos, pujarán por un puesto en semifinales en una eliminatoria trepidante

Ellos ya tienen título y premio. Campeón de la Eurocup uno, campeón de la Champions League el otro. Ahora es cuestión de coronar de la mejor forma posible esta temporada. Hagan lo que hagan, ya es un éxito, aunque es cierto que los malagueños, por historia, buscarán llegar a la siguiente ronda de donde se vieron apeados la pasada campaña. 

(ACB Photo / Mariano Pozo).
(ACB Photo / Mariano Pozo).

RESULTADOS EN LIGA REGULAR: 

J.05: Iberostar Tenerife 72-73 Unicaja

J.31: Unicaja 88-67 Iberostar Tenerife

Estamos ante una de las eliminatorias más divertidas. Por el juego desplegado por ambos equipos, por la importancia que ha preponderado en sus líneas exteriores, la velocidad y el riesgo que ofrecen, va a ser una eliminatoria impredecible y, si no se es fan de ninguno de los dos equipos, para disfrutar. La inspiración de jugadores como Nedovic, Fogg o Jamar Smith se topará con -quizás- la mejor circulación de balón de nuestra Liga Endesa y las rachas de éxtasis de Doornekamp. Pasemos a analizar. 

UNICAJA

1.- Estrellas. Cuando brillen, muy probablemente darán la victoria a su equipo, porque tienen más calibre que las del rival. Automáticamente viene a la cabeza Nemanja Nedovic. El base serbio anota 10.6 puntos cuando pierden y 16.2 cuando ganan. Esa es la diferencia: sentirse cómodo y marcar el sendero de victoria a su equipo o no. La inspiración de Jamar Smith y Kyle Fogg será también fundamental para sumar puntos, ante una defensa terriblemente aguerrida, la mejor de toda la Liga Endesa (71.2 puntos encajados).

(ACB Photo / Mariano Pozo)
(ACB Photo / Mariano Pozo)

2.- Dejan Musli. A lo largo de la lesión del pívot serbio, Alen Omic fue el recambio y sustituto, realizando una buena aportación (ganaron la final de Eurocup con él). Sin embargo, la reincorporación y suma de Musli (lleva jugando desde la jornada 27), vuelve a dar la solvencia ofensiva interior tan importante en el cuadro de Joan Plaza. 11 puntos y 63% en tiros de campo, son terriblemente valiosos.

3.- La lucha por sumar posesiones, por capturar rebotes, se tornará decisiva entre equipos que optimizan tanto su ratio ofensivo. Por ello, un elemento que se nos antoja fundamental, será la eficiencia de Carlos Suárez. Reboteador consumado, sin excesivo protagonismo ofensivo, su rapidez y polivalencia a la hora de defender jugadores tan “puñeteros” como los falsos interiores de los que dispone Vidorreta, pero que ganan tantos partidos, deberá ser un empujón decisivo para sus colores.

IBEROSTAR TENERIFE

1.- Para empezar, sus “puñeteros falsos interiores”. Abromaitis, Hanley e incluso Fran Vázquez. Esos jugadores que como parpadees mientras les defiendes, pueden estar ya a tres metros de ti y lanzando una suspensión. ¿Cómo es posible? Tiran desde fuera como los ángeles y además -cosa importante- saben de las artes de jugar por la línea de fondo. Suárez y Brooks deberán tener una concentración máxima. Pueden volver loco a cualquiera.

2.- Defensa. Que su defensa siga siendo la mejor de la competición y que a la hora de la verdad, la vuelvan a mostrar. En una Liga cuyo promedio anotador es de 80 puntos por equipo (80.04 más exactamente), ellos han logrado que sus rivales bajaran de 60 puntos en 4 ocasiones y hasta 6 veces de los 70 puntos. Es tal la automatización, las ayudas en las esquinas y líneas de banda, la vigilancia en el pick&roll central, que con tal trabajo su mérito es más que merecido. Será clave. Añadan la protección de la zona. Ayudas sobre Omic y Musli, más grandes y corpulentos que cualquier rival. Echarán mano en minutos importantes, de Niang. Seguro.

(ACB Photo / A. Pérez).
(ACB Photo / A. Pérez).

3.- El triple. Numerosos artículos hemos escrito del movimiento de balón chicharrero. Desde punto y hora que rompen por el centro y doblan el balón a la esquina, bastante tiene el rival con llegar ahí, como para que den otro pase más. “Miren, déjenlo. Ahí ya no podemos”. Y este ha sido el cuento para su efectividad y sus buenos porcentajes de tiro. Y deberán mantenerlo. ¿Alguien por encima de todos? Aaron Dornekamp. Su excelsa temporada ha tenido momentos de éxtasis, que nos sumía al aficionado en ese mismo limbo. Pero mala cosa sería si estuviese solo en tal faceta. Davin White, un tipo que sabe crearse esos tiros, deberá brillar también en tal arte. La clarividente lectura de Rodrigo San Miguel para propiciar ese arranque del motor que acaba con tales triples, vital.