50º ANIVERSARIO DE LA ABA

50º ANIVERSARIO DE LA ABA
Nos dirigimos de cara a este 2017 al aniversario de algo que fue grande

Antonio Rodríguez

Nos dirigimos de cara a este 2017 al aniversario de algo que fue grande

En el All Star NBA de 1977, cinco jugadores en pista instantes antes del salto inicial, se miraron de manera cómplice, con regocijo: David Thompson, Bobby Jones, Dan Issel, Julius Erving y George McGinnis pensaron que “esto ya me suena”. La mitad de los jugadores de ambos quintetos de aquella liga loca llamada ABA (American Basketball Asociation) que acababa de desaparecer, estaban en pista. Ellos eran la respuesta a que persistía, pervivía en el recuerdo y eran tangible como los mates de Julius Erving. George Gervin, Rick Barry, Billy Knight y Maurice Lucas, tenían el mismo hormigueo desde los banquillos. Algo se tenía que haber hecho bien.vvvvvv

Un jovencísimo George Gervin junto a George McGinnis, luchan por el rebote.
Un jovencísimo George Gervin junto a George McGinnis, luchan por el rebote.

Estamos entrando tímidamente en los habitáculos de este 2017. Y ya les avisamos: nos esperan montones de homenajes a la mítica ABA, la liga paralela a la NBA que subsistió entre 1967 y 1976, en el 50º aniversario de su nacimiento. Hablar aquí de sus aventuras, nos daría para un libro. Un libro que ya está escrito, por cierto: “Loose balls” es una de las publicaciones referente al mundo del deporte más divertidas que jamás se haya podido escribir. Leer sus páginas es entrar en un mundo, aquel de la ABA durante su existencia, que atrapa por completo, hasta llegar a ensalzar aquella competición y equipararla a la categoría de la leyenda que llegó a ser. Sin estar traducida al castellano, es altamente recomendable.

Sí, el gran público conoce del balón tricolor, de la línea de tres puntos y del primer concurso de mates oficial. Todo eso trajo la ABA sí, producto de una mentalidad abierta en querer instaurarse ante su rival, que así les trataron desde el primer momento, la NBA. Pero aquí daremos unas pinceladas tan sólo del legado que dejó, mucho más importante en nuestras vidas -baloncestistas- de lo que pensamos:

- El balón tricolor fue su distintivo más preciado. De hecho, su primer comisionado, el mítico pívot de los Minneapolis Lakers, George Mikan, amenazó con abandonar el cargo (y los propietarios no podían permitírselo, pues era la imagen visible y conocida de la competición) si no se continuaba con la idea de jugar con ese balón. Como en ocasiones era difícil conseguirlo, sobre todo en los primeros partidos, se llegaron a pintar balones de color naranja, con el desastre que eso suponía, manos tiznadas y balones que se resbalaban a causa de tal mano de pintura. El caso es que, si se hubiese podido patentar ese balón, la ABA nunca hubiese desaparecido, ya que era el preferido por los niños de muchas generaciones. Sin embargo, en la casa de patentes les denegaron tal petición, porque el balón de baloncesto ya estaba registrado. No se podían patentar colores.

- ¿Sabías que las estadísticas actuales proceden de la ABA? Efectivamente, las estadísticas tal y como las conocemos hoy, fueron en esta competición cuando se asentaron. Los tapones, los robos de balón y las pérdidas y por supuesto, los porcentajes de triples, que no existían en la NBA (por eso nunca podremos saber los tapones que logró Wilt Chamberlain), se contabilizaban en esta liga, complementando a los puntos y los rebotes de la época.  

- Para reclutar jugadores en una competición nueva, anónima, sin ningún calado inicial, se recurrió a una especie de “Operación Triunfo”. Llamadas a jugadores que no habían tenido hueco en la NBA, que jugaban en Europa (como era el caso del mítico Doug Moe), que siendo reconocidos jugadores universitarios, tenían otros empleos o buscavidas de playground, tuvieron su oportunidad aquí. Por eso aparecieron tipos verdaderamente pintorescos en la competición. Entre ellos, uno de los mejores jugadores del país, Connie Hawkins, multado por escándalos a la hora de ser reclutado en el baloncesto universitario, inició su camino legendario aquí.

- Algunos de los mejores comentaristas televisivos de la NBA en los 80 y los 90, tuvieron sus primeras prácticas en la ABA, donde la figura del narrador radiofónico, “play-by-play” que llaman allí, tuvo un especial calado, siendo posteriormente en la NBA los sustitutos en popularidad de los míticos Chick Hearn o Johnny Most.

- El tiro de tres puntos. Otra de sus joyas. Piensen que tras la desaparición de esta liga, en la NBA estuvieron 3 años sin ella hasta que decidieron instaurarla. ¿Se imaginan eso hoy día? Pues así se sentían los grandes tiradores de la ABA que posteriormente aterrizaron en la NBA. Un retroceso absoluto. Como cercenar una parte de nuestro deporte.

- La idea procedía de su uso en unas ligas menores en Estados Unidos. Algunos jugadores ya lo habían visto y los rectores pensaron que sería una idea excelente. Fue un verdadero caramelo para muchos componentes de las plantillas iniciales. Les encantaba eso de tirar desde tan lejos. Algunos, ni miraban la línea. Allá donde se plantaban, tiraban, incluso si las distancias eran más de 9 metros.

- Fueron tan visionarios que, para otorgar seriedad a la competición, hicieron ofertas irrechazables en la NBA… ¡a los árbitros! Los primeros partidos de la ABA, penosamente arbitrados, dieron paso a un toque serio y profesional con los mejores -sí, los mejores- árbitros de la NBA, descontentos con el trato que se les dispensaba allí. Más salario y mejores condiciones fue el gancho. En una de sus primeras actuaciones en la ABA, uno de estos árbitros, escandalizado por haber expulsado dos jugadores y señalado 7 técnicas, fue recibido al final del choque por el propietario del equipo del pabellón. Le dio la mano felicitándole, confesándole que era el primer partido que había visto arbitrado con rigor en la ABA. Tal era la jungla.

- Por supuesto que no se iban a mantener con buscavidas y sí necesitaban estrellas. La manera de reclutar los mejores jugadores universitarios, muy parecida a las de hoy día (se saltaban a la torera los años de permanencia de los chavales en college, algo terriblemente rígido en la NBA de los 60’s y 70’s), ofreciéndoles mucho más dinero de lo que podían cobrar en la NBA…sin poder pagarlo, era épica. Eso sí, prometían -y así cumplieron- pagar hasta el último centavo de contratos que en ocasiones triplicaban las cantidades ofrecidas en NBA. ¿La manera? Consúltenlo en “Loose balls”. Y volvemos a remitirles al primer párrafo. Nueve de los 24 seleccionados para el All Star, 5 de los 10 titulares justo después de la desaparición, procedían de la ABA.

- La imagen de la cheerleader que tenemos hoy día, de la exhibición y el espectáculo que ofrecen, obviando cualquier tipo de puritanismo en las vestimentas, fue una idea perfilada también en la ABA. Famosas fueron las de Miami Floridians, que ataviadas con botas y bikinis, ejecutaban sus números artísticos para llamar a la concurrencia.

Todos los equipos participantes de la ABA  a lo largo de sus 10 temporadas.
Todos los equipos participantes de la ABA a lo largo de sus 10 temporadas.

La liga murió porque nunca consiguieron un gran contrato de televisión. Ahí, las malas artes de la NBA, con amenazas a las grandes corporaciones televisivas, fueron un martillo demasiado potente para esta alegre y entusiasta ABA. Sus estrellas se implicaron hasta el final, sacrificando esfuerzos y sueldos con tal de mantenerla viva. Hasta ahí llegaron los Erving, McGinnis, Gervin, Gilmore, Moses Malone y compañía. Pero no tuvieron nada que hacer y en 1976, echaron el cerrojazo, con la única herencia de la llegada a la NBA de cuatro de sus franquicias: Denver Nuggets, San Antonio Spurs, Indiana Pacers y New Jersey Nets. Les despojaron de sus estrellas, siendo repartidas por los equipos NBA. Por ello, cuando en 1999, uno de estos equipos, los Spurs, lograron el título de la NBA, era como una justicia poética que ensalzó la voz de aquella magnífica chaladura que, ya les adelantamos, será inundada a reconocimientos en los próximos meses, la mítica y maravillosa ABA.

P.D.: Si quieren rascar un poco más sobre esta competición, les recomendamos se sumerjan en la multitud de links que la página www.remembertheaba.com donde podrán disfrutar de sus equipos, escudos, uniformes, estrellas y enormes historias que pasaron por allí.