“JACKS-ON FIRE”

“JACKS-ON FIRE”
En su último tramo de liga, Edwin Jackson muestra etiqueta de estrella

Antonio Rodríguez

En su último tramo de liga, Edwin Jackson muestra etiqueta de estrella

Es icono de la liga en la actualidad. Quizás necesitaba un equipo no-tan-ambicioso. Quizás el rol en F.C. Barcelona primero y Unicaja después, no se adaptaba a las necesidades de pretender ser dominante. El caso es que Edwin Jackson en Movistar Estudiantes, mejor dicho, el actual Edwin Jackson en el actual Movistar Estudiantes, versión 2017, es el pan y la sal de una plantilla como él pretendía. 

(ACB Photo / Eduardo Candel).
(ACB Photo / Eduardo Candel).

Su casi rugido felino tras la finalización del encuentro ante RetaBet Bilbao Basket muestra en el escolta francés un alarido que justifica el triunfo llevado a su manera. La finalidad era el éxito siguiendo los renglones de su biblia. 27 puntos asombran, sí. Pero 8/10 en tiros de campo, es de locos. Y de auténtica paranoia -para el rival, claro está-, si además fuerza 11 tiros libres, anotando 10.

 Desde que empezó este 2017, 22.3 puntos de promedio, y lo más importante: 57.1% en tiros de campo, 52.6% en triples. Cuatro encuentros saldados con dos importantes victorias en casa ante Tecnyconta Zaragoza (94-78) y los mencionados bilbaínos (87-83), que aúpan a una zona más tranquila a los estudiantiles. Porque en el fondo, es de lo que se trata, ganar.

 Hablaremos más adelante sobre la figura de Jackson en profundidad. De momento, aquí le dejamos sus números, dibujados en este mate, en este gesto que acompaña el artículo, como uno de los reclamos más vistosos de esta Liga Endesa. En su zurrón quedan seis partidos por encima de 24 puntos en cada uno de ellos, algo que hacía más de una década no se veía. La liberación y la libertad en alguien que Salva Maldonado automáticamente supo cual era su modus operandi. Al felino hay que dejarle libre en la selva. Y en ella, tras lo visto en el Palacio de Deportes madrileño, se desenvuelve como un auténtico rey. Disfruten de la imagen y disfruten del jugador, porque en las gradas colegiales vuelve a vibrar con el escudo reencarnado en una estrella.