“ILUSOS” POR LA COPA

“ILUSOS” POR LA COPA
En Andorra sueñan con el pasaporte para la Copa del Rey, 22 años después

Antonio Rodríguez

En Andorra sueñan con el pasaporte para la Copa del Rey, 22 años después

“Cuando llegué aquí, algunos ilusos creían que podíamos llegar a la ACB”. Joan Peñarroya se expresaba durante la celebración del ascenso a la Liga Endesa en los primeros días de abril de 2014 con tal efusividad, ensalzando a los crédulos de su equipo. El camino LEB, con más guijarros de los esperados en sus últimos años, había dado un escepticismo entre el aficionado medio, que tuvo que sacudir su entrenador. En su tercera temporada de este nuevo periplo en la máxima categoría del baloncesto español, MoraBanc Andorra, sumando capítulos de esta nueva entrega, está en puertas de lograr para los suyos la clasificación para la Copa del Rey. Nuevamente alegrando la existencia de los “ilusos” que creían en ellos. Como hace 22 años.

Andrew Albicy, el clutch-player de Andorra (ACB Photo / V. Carretero).
Andrew Albicy, el clutch-player de Andorra (ACB Photo / V. Carretero).

Seguir creciendo temporada tras temporada es una filosofía que está muy bien sobre el papel, pero hay que tomar riesgos en ocasiones para lograrlo. Y la gerencia andorrana tuvo que apostar por un nuevo núcleo, dando de baja a figuras importantes si se pretendía dar el siguiente paso. A los Shermadini, Schreiner y Navarro, llegaba un bloque de jugadores de diferente perfil a los que hubo que decir adiós: Luka Bogdanovic, Vojdan Stojanovski, Betinho Gomes, Shawn Jones, Stephen Holt, Daniel Clark… En total, se iban el 75.8% de los puntos del equipo y el 65.1% de los rebotes de la plantilla. Piensen si hay riesgo.

En su lugar, un base -posición que fue un verdadero dolor de cabeza la pasada campaña- de contrastada categoría internacional como Andrew Albicy. Más capacidad atlética en los aleros, aunque sean jóvenes e inexperimentados, en las figuras de David Walker y Thanasis Antetokunmpo, recuperando para la Liga Endesa a David Jelinek, para no perder el talento que atesoraban Bogdanovic y Stojanovski. Y finalmente, la verdadera apuesta -aunque menos de cara a la galería, pero la más importante-, sumar el poderío bajo tableros que ayude a Shermadini. Tipos polivalentes, móviles y contundentes, que garanticen rebotes, daños en la zona y lanzamiento exterior: Nacho Martín, Oliver Stevic y Beka Burjanadze. Sobre todo con una característica en común: que tengan hambre. El paso adelante para que los “ilusos” sigan soñando en altas metas.

Capacidad atlética en sus aleros, como Antetokunmpo (ACB Photo / V. Carretero).
Capacidad atlética en sus aleros, como Antetokunmpo (ACB Photo / V. Carretero).

Rompieron la imbatibilidad de Retabet Bilbao en la quinta jornada, ahondaron en la crisis del F.C. Barcelona, vencieron a Unicaja recientemente…el paso adelante pasaba por ser inexpugnables en su pista. No se engañen. En la carretera que conduce a Andorra La Bella no existe ninguna kriptonita, ni sus calles rodeadas de montañas provocan flojera. El sello que deja su pabellón deportivo es identificativo en toda la competición: son los únicos junto al Real Madrid que siguen imbatidos en casa en esta temporada. Invictos. Algo tendrá el agua cuando lo bendicen.

Ese factor ha sido determinante como para ser el club con más posibilidades de hacerse con la octava plaza que los bilbaínos y los béticos. Los tricolores juegan con mucha intensidad en su recinto, poco a poco van conjuntando y afianzando las piezas y tienen en Joan Peñarroya, su entrenador, esa voz de la conciencia que advierte en tiempo muerto en un momento dado, que las miradas que ve son más de un equipo perdedor que un equipo que va perdiendo. Obliga a sacar la raza que él mostraba como jugador. Se enfada con Jelinek y sus despistes defensivos, aunque el alero checo esté en racha anotadora. No acepta despistes o relajaciones que puedan ser evitables. Exige que en mala selección de tiro, busquen previamente en el poste, donde seguramente estará Shermadini intentando ganar la posición. La competitividad en su máximo exponente. El pasado fin de semana, pudimos ver un claro ejercicio de su estado actual: caer derrotados (96-92) en la prórroga al actual campeón, al líder Real Madrid, forzando un 0-5 para seguir soñando en el tiempo extra, con hombres que saben decidir -el extraordinario triple de Andrew Albicy- y asumir que Giorgi Shermadini es una de las estrellas de la Liga Endesa. Ante los pívots rivales de los blancos, ser determinante, lograr 21 puntos y capturar 15 rebotes, es de alguien con rango de estrella en Liga Endesa. Una determinación en la que se ve más guarnecido con su nueva compañía. La que en números globales, hace que MoraBanc Andorra anote 3.3 puntos más que la temporada pasada, que capturen 1.7 rebotes más por choque, equiparando los porcentajes de tiros de campo (47% en el actual ejercicio, por 47.7% en el pasado 15/16). 

Pero sin perder el talento, reforzándose con David Jelinek (ACB Photo / V. Carretero).
Pero sin perder el talento, reforzándose con David Jelinek (ACB Photo / V. Carretero).

Todos expectantes ante la llegada del Real Betis Energía Plus a su recinto este próximo fin de semana, como finalización de la primera vuelta liguera. Si ganan, estarán clasificados para la Copa del Rey. Y sus nombres formarán parte de la historia del club tricolor, junto a los José Luis Llorente, Toñín Llorente, Quique Villalobos, Conner Henry, Eric Anderson, Francisco Javier Zapata y Ricky Brown, que tras 22 años, se han quedado un poco añejos.