REAL BETIS DE MODA

REAL BETIS DE MODA
Por las calles de Sevilla, lucen los balones de baloncesto. El Betis, gana.

Antonio Rodríguez

Por las calles de Sevilla, lucen los balones de baloncesto. El Betis, gana.

Una alegría bética más que justificada (ACB Photo / A. Arrizabalaga).
Una alegría bética más que justificada (ACB Photo / A. Arrizabalaga).

Fue el momento más duro de toda la temporada. Zan Tabak de pie en la banda siguiendo el juego, intentaba hacer un ejercicio de concentración sin mirar el marcador, que reflejaba una treintena de puntos de desventaja. En Sevilla, en el municipal San Pablo nada menos. Por no perder la mirada al infinito ni mostrar derrota en su rito, se dio media vuelta y se sentó en el banquillo. La derrota sufrida ante Baskonia (60-94), dejaba en un pozo sombrío a los verdiblancos, sobre todo mental. “Desde el primer minuto sentimos impotencia, que llega después a frustración y después a perder la concentración y dejar de creer en nosotros mismos” confesaba el entrenador en rueda de prensa. Sin Kenny Chery aún lesionado, en la tercera jornada consecutiva tras la marcha de Luka Zoric, la esperanza de un nuevo refuerzo interior era lo único a lo que agarrarse. Porque la clasificación era esta: 

Compartiendo número de victorias (3) con el penúltimo clasificado, sumaba ya 4 derrotas consecutivas. Los números estadísticos del equipo eran un cruel juez que le mantenían en las mazmorras ligueras:

- Eran el peor ataque de la Liga Endesa (72.3 puntos).

- Eran la tercera peor defensa de la Liga Endesa (encajaban 84.1 puntos). Si la media suponía encajar casi 11 puntos más de los anotados, mal apaño.

- Eran el equipo que menos asistencias repartía (10.8).

- El peor equipo en porcentaje de tiros de 2 puntos (48.3%)

- Su porcentaje de triples no era malo (bastante mejor que el actual), con un 38%. Sin embargo, eran quienes menos triples lanzaban -con diferencia- de toda la competición. Plasmado en números, Real Betis promediaba 15.8 por encuentro. El segundo equipo con menos, Morabanc Andorra, con 20.7 intentos.

La parcela en tiros libres, tampoco era muy alentadora. El club sevillano intentaba 17.7 por encuentro. Solamente Iberostar Tenerife, ICL Manresa Retabet Bilbao y UCAM Murcia intentaban menos tiros libres que ellos. 

Rasib Mahalbasic, notable adquisición (ACB Photo / F. Ruso).
Rasib Mahalbasic, notable adquisición (ACB Photo / F. Ruso).

De una visita a Badalona, a iniciar el cambio

Las malas dinámicas en los resultados pueden tener muchos factores. Realmente, en pocas ocasiones hay milagros que cambien tales dinámicas. Los fichajes ayudan, pero si a la explosión inicial de ilusión que generan no les secunda una base, se convertirán como tantas y tantas veces en un efecto “champagne”. Real Betis Energía Plus tenía una base, pero demasiado tierna. Las adquisiciones veraniegas habían sido numerosas. Y eso incluso con el buen trabajo, se necesita de tiempo, que hagan ‘click’ en un momento determinado, para que todo funcione…y se ganen partidos. “Las palabras que digo a mis jugadores, son siempre las mismas: pase lo que pase, para bien o para mal, hay que ser equipo”.

Este Real Betis Energía Plus dirigido por Zan Tabak, había tenido fogonazos de buen baloncesto. Muy buen baloncesto por momentos. La lesión de Nikola Radicevic les dejaba sin la dirección “oficial” del equipo. Kenny Chery es muy buen anotador, pero no dirigía las piezas como el serbio. Con la baja -otra lesión importante- de este pequeño estadounidense, más la de Luka Zoric por decisión personal, gran parte del trabajo se perdía por el camino. La exigencia de la Liga Endesa no permite concesiones de tal calibre. Y llegó el viaje a Badalona en la jornada 12.

El club se hace con los servicios del esloveno de pasaporte austriaco Rasid Mahalbasic, profesional y honesto en el trabajo bajo tableros allá por donde ha pasado. Los equipos dirigidos por Zan Tabak tienen la oportunidad de hacerse con los servicios de jugadores que inicialmente no entran dentro de su ‘ruta de mercado’, teóricamente por encima de sus posibilidades. Sucedió con el fichaje de Marko Popovic por Fuenlabrada y de Luka Zoric en Sevilla. Se fraguaron gracias a que Tabak estaba en tales plazas. ¿Es Mahalbasic el mismo caso? No lo sabemos, pero un jugador notable de perfil equipo ULEB, recaló en el Real Betis. 

La victoria ante el Real Madrid fue importantísima (ACB Photo / F. Ruso).
La victoria ante el Real Madrid fue importantísima (ACB Photo / F. Ruso).

La semana mejoraba con la recuperación física de Chery, como para poder ser utilizado nuevamente ante la “Penya”. Y se ganó en Badalona (88-94), rompiendo así la racha de 4 derrotas consecutivas, que es lo más difícil de resquebrajar durante estas dinámicas en la mente de los jugadores: verse capaces de ganar nuevamente. Un día después a su 27º cumpleaños, Trent Lockett (adoren a este jugador. Se lo gana día a día) se convierte en el mejor de la jornada, con 27 salvadores puntos, 7 rebotes, más su sello particular de intensidad: 6 faltas recibidas y 4 balones recuperados.

 Rasib Mahalbasic aparece en la Liga Endesa como un tipo tosco, menos grácil que su antecesor Zoric, pero mucho más contundente bajo tableros. Conoce el oficio y tiene ese talento “zoransaviciano” de jugar por la línea de fondo como pocos. Ya se sabe: a falta de capacidad atlética, tablas y saber jugar. La muestra en Badalona es que siendo los verdiblancos el equipo menos reboteador de la liga, superan a los badaloneses por 12 rechaces. Son bastantes cosas las que van cambiando ya. Observen este cuadro de a quienes se equiparaban en porcentajes de tiro hasta la jornada 11: 

Pues observen las mejoras desde que vencieron en Badalona hasta la actualidad, 5 jornadas con 4 victorias incluidas. 

Vale que su porcentaje de triples ha descendido del 38% al 30.6%. Pero lanzan 6 más en la actualidad. Sin embargo, su promedio reboteador desde la llegada de Mahalbasic ha sido tan espectacular (6 más nada menos), que obliga a pensar que, si los números de las 5 últimas jornadas fuesen el promedio total de la liga, los béticos serían los 3º máximos reboteadores ligueros, por debajo del Real Madrid y Baskonia. ¡Eran los últimos!

Las Navidades son entrañables

Tres mil fueron los espectadores que decepcionados, partieron a casa tras la dolorosa derrota ante Baskonia. Recuperar aficionados en una plaza como Sevilla no es fácil. En mitad de la ilusión que producen las vacaciones navideñas, la visita del Real Madrid suponía un día glorioso para la nueva andadura del club. 7112 afortunados se congregaron en las gradas, dando la sensación en el municipal San Pablo que el recinto estaba abarrotado. Y la de que todos apoyaban, que si perdían ante el líder -cosa lógica-, nunca sería derrumbándose, porque tenían un respaldo de fecha grande. Fue el día de la salida fulgurante de Trent Lockett, del segundo cuarto magnífico de Mahalbasic, de sentenciar en los momentos importantes de Radicevic, y sobre todo de defender, de creer que podían ganar al tan laureado rival. Y lo lograron. 86-85 marcaba un electrónico para la historia. “Tener el pabellón lleno es una enorme diferencia” confesaba Tabak. Sobre todo su “este equipo tiene carácter” tras ser capaz de levantar rentas adversas del rival. Y con la misma inercia, tres días después ganaron en Bilbao (82-85), dominando el rebote con un +10, confirmando el cambio drástico en esta faceta. 

Un jugador que está de dulce: Vojdan Stojanovski (ACB Photo / F. Ruso).
Un jugador que está de dulce: Vojdan Stojanovski (ACB Photo / F. Ruso).

El aficionado tiene un nuevo ídolo. La capacidad de lucha de Rasid Mahalbasic conectó automáticamente con la afición. Ya nadie se acuerda del talento de Zoric. No sólo hace ganar respeto en la zona (incluido frente a pívots del Real Madrid o Unicaja), sino que se impone. Comparando a ambos, los números cantan: 

Sin embargo y como dijimos en la introducción, los fichajes no son ningún remedio sino hay una base detrás. Y el plantel, con los ajustes de quienes van demandando protagonismo, se encuentra cómodo en la pista, con la gran dirección de un virtuoso como Nikola Radicevic y la capacidad de creación de canastas -no solamente anotarlas, sino “inventárselas” y ejecutarlas- de sus aleros. Bostjan Nachbar ofrece más liderazgo aunque menos números y peores porcentajes, esperando reeditar los del principio. Tampoco le preocupa. Kenny Chery debe volver a coger el feeling del inicio de la temporada. Ello ha provocado que tipos como Trent Lockett y sobre todo, Vojdan Stojanovski, una de las estrellas de la Liga Endesa en la actualidad, brillen como pocos.

Vean el cuadro de la progresión de estos 4 jugadores exteriores, comparando sus estadísticas en sus dos periplos, las primeras 11 jornadas por un lado en contraste con las 5 últimas. Cómo los dos primeros han sobresalido en aportación.

Y este es el feliz cuento que viven en la actualidad en Sevilla, remarcado con la meritoria victoria ante Unicaja (76-68), confirmación que todo funciona. Que el deporte y sus resultados son caprichosos, pero con una racha así, fundada en el conocimiento del grupo, en esfuerzo defensivo y una mentalidad de victoria culminada en tumbar a algunos de los grandes, cuesta pensar que sea flor de un día. “Me gusta que mi equipo muestre carácter de guerreros”. El próximo enfrentamiento, en Andorra, ofrece un billete para la Copa del Rey. Aunque con menos posibilidades que sus rivales, es un verdadero piropo decir que el Real Betis Energía Plus cuenta con ellas para estar. Que en la actualidad, todos sus “compañeros de viaje” anteriores, sean vistos por el retrovisor.