¡FELIZ NAVIDAD A TODOS!

¡FELIZ NAVIDAD A TODOS!
El baloncesto español disfrutará las Navidades envuelto en competiciones

Antonio Rodríguez

El baloncesto español disfrutará las Navidades envuelto en competiciones

Ya no son las Navidades placenteras de hace treinta años y cuarenta años, que los tiempos cambian. Aquellos de, a imagen y semejanza del fútbol, descansar (algo asombroso que suceda en los tiempos que corren, por cierto) y organizar eventos como el afamado Torneo de Navidad del Real Madrid, que bien convencido estoy que han debido ser de lejos, los partidos de baloncesto con más audiencia en la historia de nuestro deporte. Hombres remolinados alrededor de la tele, delante de entrantes sobre la mesa pequeña, cervezas y aromas a exquisiteces desde el horno, previo a las cenas de Nochebuena, todo ello envolvía una tradición que conectaba el turrón con el baloncesto. En todas las casas. En todas.

La Liga Endesa vio el momento de añadir jornadas en estas fechas de paz y que los niños disfrutaran de baloncesto en directo. De los habituales y los no tanto, que los de provincias ajenas a un equipito en liza, aprovechábamos para convencer a nuestros mayores y nos llevasen a las tierras de nuestros ídolos ACB. Y en la actualidad, con el nuevo formato de Euroliga, se apuran fechas hasta el punto que, mientras unos regresan con la cabeza gacha desde Belgrado, otros esperan esta noche su enfrentamiento siendo 23, e incluso Baskonia regresará a Vitoria literalmente el día de Nochebuena (a la hora que toque. Pero será el día 24 de Diciembre cuando plantes sus pies en la capital alavesa).

Ya lo ven, como los árboles, las Navidades se decoran. Y que haya competición, atractivo, BALONCESTO por encima de todo. Que la noche navideña siempre ha estado muy unida con nuestro querido deporte, de una manera u otra. Pero siempre de la mano.

Drazen Petrovic en el Torneo de Navidad 1986 (ACB Photo).
Drazen Petrovic en el Torneo de Navidad 1986 (ACB Photo).

Encontrarse al Maccabi Tel Aviv entre los estantes de un afamado centro comercial en la capital de España, la cena que el Real Madrid otorgaba a los jugadores de la extinta Unión Soviética en los salones de un céntrico hotel, que disfrutaban del cordero asado con la algarabía que daban las burbujas del champagne, saborear el Barça-Madrid que se avecinaba durante estos días o intentar mirar con buenos ojos al Drazen Petrovic tan odiado, que en breve formaría parte de la plantilla del Real Madrid.

Poblar con gorros navideños las gradas para disfrutar de aquel espectáculo del All Star, que se ideó inicialmente para las Navidades. Sus concursos de mates, entre estufa y mesa camilla, el niño que saltó Russell o los contragolpes de los desenfadados partidos entre los -¿recuerdan?- Winston frente al Lee All Stars. Empaparse de ese sentido del espectáculo, donde los españolitos nos dejábamos llevar por el espíritu de los estadounidenses, que lo tenían mucho más claro. 

Endesa Basket Lover desea a todos Feliz Navidad (ACB Photo / V. Salgado).
Endesa Basket Lover desea a todos Feliz Navidad (ACB Photo / V. Salgado).

A cenar, a recenar, a brindar y a disfrutar. Que de eso se trata. Que no nos duelan los excesos. Los gastronómicos, claro. Porque los baloncestistas, en Navidades, nunca son excesos. ¡FELIZ NAVIDAD A TODOS!