DESIGNIOS DE DIOT

DESIGNIOS DE DIOT
El francés Antoine Diot, liderando y triunfando al fin a orillas del Turia

Antonio Rodríguez

El francés Antoine Diot, liderando y triunfando al fin a orillas del Turia

Verse rodeado de tipos como Edwin Jackson, Nicolas Batum o Alexis Ajinça no debe ser nada fácil. Pertenecían al reducido grupo de estrellas emergentes en categorías inferiores que reinaban desde adolescentes. Guiarles y llevar la batuta hacia el triunfo, eso solamente está reservado a quien tenga madera de líder. Y Antoine Diot, desde hace muchos años, lo tiene. Quizás porque con esa facultad se nace. Y por ello ganaban. Tal cual. 

(ACB Photo / M.A. Polo)
(ACB Photo / M.A. Polo)

Antoine Diot disfruta de su segunda temporada en Valencia Basket. Y nosotros de su segunda en la Liga Endesa. Porque es lo que toca con un jugador como él. Sentarse en la grada y verle maniobrar. Inicialmente llegó con un “si me piden jugar de base, de escolta o incluso de pívot, lo intentaré hacer lo mejor posible. Creo que puedo hacer un gran trabajo aquí”. Quizás la prolongada lesión de Sam Van Rossom aclaró más su camino para ser el auténtico director y eje del cuadro taronja, mientras la pasada campaña alternaba con la posición de escolta. Algún designio parecía dictarle que su posición, la de base, era la reservada. Más aún, la del auténtico base del equipo. Firmó por dos años y en este segundo ejercicio oferta a Pedro Martínez lo que realmente es. Vean sus estadísticas en la Liga Endesa:

Más minutos, más tiros y más responsabilidad. Lógicamente sus porcentajes bajan. Pero vean que lanza 2 tiros más por encuentro en 3 minutos más de juego y sobre todo un incremento de 1.3 asistencias por envite. 

(ACB Photo / M.A. Polo)
(ACB Photo / M.A. Polo)

Pero no son las estadísticas precisamente lo que queremos resaltar aquí. Si Valencia Basket lleva sin perder en Eurocup desde el 19 de Octubre (4 victorias consecutivas) es porque en tal racha, quien manda es Antoine Diot. En su último éxito en la -quizás- pista más difícil de la competición, el Arena de Hapoel Jerusalen (64-73), el base francés dejó en un segundo plano sus excelentes registros (21 puntos y 4/6 en triples y 6 asistencias) por su verdadera aportación. Fíjense cómo Diot pone el balón en el lugar preciso donde debe ponerse. Cuando había que castigar con tiradores, el balón llegaba a Joan Sastre. Cuando había que hacerlo desde la zona, pues ya vieron la exhibición que dio Viacheslav Kravtsov, feliz por haber logrado conectar con su colega de ‘Las Galias’, que parece tener el motor de arranque para que el enorme pívot ucraniano esté firmando un escandaloso porcentaje en tiros de campo de 16/19 en los últimos tres partidos (dos de Liga Endesa y uno de Eurocup). Ya conocen el truco: ponerle el balón donde él lo necesite. Y ahí entra Diot.

Es la confirmación del líder en el puesto de base, del base que hace girar el tiovivo en perfecta armonía: la de la victoria. Esta es la verdadera dimensión del base que queríamos ver, el que sabíamos que podía ser. Y es en las gradas de La Fonteta quien se rompen las manos a aplaudir su talento. Eso que salimos ganando todos.

(ACB Photo / M.A. Polo)
(ACB Photo / M.A. Polo)