UNA IMAGEN

UNA IMAGEN
El mate de Pierre Oriola reivindica todo su buen hacer en la pista

Antonio Rodríguez

El mate de Pierre Oriola reivindica todo su buen hacer en la pista

Estamos en la época de la imagen, eso es indudable. Y en la imagen en HD, la definición máxima (hasta el próximo formato que toque) para recrear nuestros ojos, para hacerlo lo más real posible. Y en este salto cualitativo, comparable a la invención de los televisores en color como respuesta a las de blanco y negro, ensalzamos en redes sociales con GIF’s y fotos, una imagen y un momento preciso, concreto, exacto. En la búsqueda del highlight, su impacto es inversamente proporcional a su duración. El tapón de Bill Willoughby sobre Abdul Jabbar hoy sería el rey (si no lo conocen, búsquenlo en Google). Y ya ven, un instante sin la mayor repercusión y es lo que se nos viene a la cabeza 35 años después.

Y de mayor enjundia y más cercano a nosotros, el mate de Rudy ante Dwight Howard.

Y el mate de Pau Gasol sobre Kevin Garnett.

(ACB Photo / M.A. Polo).
(ACB Photo / M.A. Polo).

Pues en la Liga Endesa, esta temporada, tenemos el mate de Pierre Oriola ante dos “siete pies”, ante dos tipos de 2.13 de estatura, como Johannes Voightmann e Ilimane Diop. Vean la foto. Ahí es nada.

Pierre Oriola no lo hizo por accidente, sino que por convicción. Porque es un jugador convencido de cada gesto que hace en la pista. Si no, es imposible que viendo a Ilimane presionándole a 7 metros del aro, viese la opción que esa jugada podía acabar así. La acción nos la regaló el vídeo. El flash de una fotografía nos brindó esta instantánea magnífica, sublime. Vean a dos tipos que pueden tocar el cielo con las manos, colgados literalmente del protagonista de este artículo, impotentes ante su grandeza.

Pierre Oriola lleva una trayectoria ascendentemente silenciosa desde categorías inferiores. Internacional junior, recuerdo tener apuntado en mis notas de aquellos torneos “este chico no hace nada mal. Conoce sus limitaciones, pero siempre está concentrado y pendiente de lo que hacen los 9 jugadores restantes. En ataque, para buscar el sitio y recibir pase doblado, para bloquear y buscar línea de pase. En defensa, en todo momento chequeando la ayuda para un compañero, bloqueando el rebote o que su defendido no reciba. No tiene peso suficiente, pero rebotea bien en defensa. Es duro jugando y tiene “touch” para tiros cortos”.

Desde que salió Marc Gasol (nacido en 1985) hasta la llegada de Willy Hernangómez e Ilimane Diop (nacidos en 1994 y 1995 respectivamente), la escasez de pívots nacionales ha sido notoria, hasta el punto que antes de ver a estos últimos, teníamos claro que desde Marc, el mejor era este jugador semi-desconocido, trabajador-a-tiempo-completo nacido en Tárrega, en busca de un hueco en la Liga Endesa. Y lo encontró en Baloncesto Sevilla y su confirmación llegó en forma de fichaje por Valencia Basket. Y nos regala este mate. Esta fotografía como una de las mejores que hayamos podido ver en los últimos años. Una imagen para disfrutarla.