...Y AHORA, ¿QUÉ?

...Y AHORA, ¿QUÉ?
Herbalife Gran Canaria, en el top, inicia su andadura en la Liga Endesa

Antonio Rodríguez

Herbalife Gran Canaria, en el top, inicia su andadura en la Liga Endesa

Estar en la cima, en la cúspide nacional. ¿Por cuánto tiempo? Bueno, esto es deporte y todo conlleva una velocidad de vértigo. Pero hay que estar. Y Herbalife Gran Canaria ha logrado estar en el top: campeones de la Supercopa Endesa.

Eulis Báez, porta el trofeo de la Supercopa en el recibimiento del aeropuerto (Foto CB Gran Canaria).
Eulis Báez, porta el trofeo de la Supercopa en el recibimiento del aeropuerto (Foto CB Gran Canaria).

Precisamente Vitoria, el Fernando Buesa Arena, ciudad y recinto que han supuesto el marco para romper puertas en la historia del club claretiano. Alcanzar las semifinales de Copa del Rey en 2013 al octavo intento (con aquella enorme actuación de Xavi Rey, 22 puntos y 8 rebotes, que le valió en gran medida el pasaje para ser seleccionado aquel verano), conseguir meses después las semifinales ligueras por primera vez en su historia, al enmudecer el señorial recinto vitoriano en el tercer partido del playoff de cuartos (esta vez con Ryan Toolson como héroe, con 27 puntos) y ahora, su primer título oficial a nivel nacional. El recibimiento que han disfrutado en la isla no podrá olvidarse. No deberá olvidarse. Aunque esto sea deporte y su velocidad de vértigo. Como bien dice su nuevo entrenador, Luis Casimiro, “conforme pasa el tiempo y tienes más perspectiva, todo sabe mucho mejor”. Albert Oliver, su veterano capitán, estaba convencido que tras una buena pretemporada, se había llegado en muy buenas condiciones. Aunque claro, no son Madrid ni Barça y las quinielas, decían otra cosa: “Nadie esperaba que ganásemos la Supercopa y eso hace que sepa mucho mejor. El equipo ha disfrutado muchísimo desde lo vivido en Vitoria hasta la llegada al aeropuerto, con tanta gente”. El curioso y oportuno “¿dónde están las camisetas de campeones?” que reclamaba Xavi Rabaseda a la entrada al vestuario, ha sido devuelto con creces en forma de cariño de su afición. 

Albert Oliver, fundamental eje de los grancanarios (ACB Photo).
Albert Oliver, fundamental eje de los grancanarios (ACB Photo).

Campeones de Supercopa. Y a partir de ahora, ¿qué?

“No creo que a partir de ahora el Herbalife Gran Canaria tenga más presión. Seguiremos igual. No somos el F.C. Barcelona o el Real Madrid”, confiesa Albert Oliver, que las ha visto de todos los colores a lo largo de su extensa carrera. Se inicia la primera jornada de Liga Endesa, arropados por su público, que festejarán el trofeo logrado en el derby canario ante Iberostar Tenerife. Principio de una temporada. ¿Qué se puede esperar de este equipo que ahora mismo mira al resto desde un atril de campeón? Pues juzgando lo visto en pretemporada, un candidato a jugar bien, a competir frente a todos por todo, a encarar éxitos, aunque otra cosa es que se logren finalmente.

Herbalife Gran Canaria cuenta con la mejor pareja de bases de su historia. Albert Oliver no muestra en absoluto síntoma de bajón físico con sus 38 años. Y el año pasado, siendo el único director puro de la plantilla, lo bordó. Si en esta Supercopa Endesa, se queda a un solo rechace del máximo reboteador ofensivo (que fue Tomic, con 7) siendo base, se pueden hacer una idea del oportunismo, experiencia y polivalencia que puede ofrecer el de Terrassa. Y junto a él, Bo McCalebb, quizás el mejor director de juego en la trayectoria del club. Ya vieron de lo que es capaz de hacer en Vitoria. McCalebb volvió loca a la aún tierna defensa azulgrana, porque es un jugador capaz de amenazar constantemente con penetrar, con levantarse y tirar, con anotar en definitiva, en el juego de dos contra dos. El pick&roll, sello de dominio en los equipos de la trayectoria de Luis Casimiro. Con McCalebb se puede fantasear en ejecutarse como se quiera, porque es capaz de hacerlo. Y eso brilla más que los uniformes del equipo.

Los dos aleros altos: Royce O’Neale y Xavi Rabaseda. El estadounidense se ha presentado en sociedad, haciendo lo que sabe hacer: todo. Este mini Antoine-Walker-type, de aspecto “culón” y no excesivamente explosivo, ha sabido decidir en uno contra uno entrando a canasta, lanzando triples, esforzándose en defensa y ayudando en el rebote, sobre todo defensivo, aspecto este último en el que será vital, capital, la aportación de los dos aleros altos, por lo que expondremos en el capítulo de los pívots. 

Sasu Sallin se salió en los triples. 6/9 en el torneo (ACB Photo).
Sasu Sallin se salió en los triples. 6/9 en el torneo (ACB Photo).

Kyle Kuric ha vuelto. Al margen del ejemplo de superación, reflejo de admiración de todos los aficionados al deporte, es el escolta de garantía absoluta. MVP de la Supercopa por ser decisivo en los momentos en que había que serlo, por robar ese balón tras enorme esfuerzo defensivo, por tener la rapidez de siempre en aprovechar los bloqueos y ejecutar la suspensión. Y Sasu Salin… ¿saben cuántos triples ha anotado Sasu Salin en esta Supercopa? Seis nada menos. Y lo mejor: de nueve intentos. Su tiro exterior calibrará las aspiraciones grancanarias esta temporada.

Los pívots. Vivir con Walter Tavares y Alen Omic en las dos últimas temporadas y ver que ahora los titulares, pasan raspado los dos metros tras el fichaje de Richard Hendrix, suena a riesgo. No lo es. Si Hendrix fue fichado, es porque puede cumplir con la tarea del center puro. Lo único, es que hay que aprovechar sus virtudes. Y con su fuerza, una vez que se ha ‘arrancado’, puede hacer mucho bien en el ataque canario. Y para ‘arrancarse’ y culminar, debe recibir en carrera en cortes a canasta, en continuaciones al bloqueo o tener más espacio para decidir en uno contra uno. Por eso, nos remitimos nuevamente a la importancia de Salin y Kuric: porque necesitarán de sus triples para que Hendrix o Báez, otro grande del uno contra uno abierto, tenga espacios para maniobrar.

Luis Casimiro nos sorprendió utilizando desde el banquillo a la pareja de torres Pasecnicks y Planinic al mismo tiempo. Por falta de experiencia el primero y de movilidad el segundo, a su labor de intimidar bajo canasta y ser efectivos en zonas cercanas al aro, había que ayudarles en sus carencias. Y nuevamente vemos que el “tetris” encaja: un par de aleros altos y fuertes como O’Neale o Rabaseda, son el complemento ideal para ayudar en el rebote defensivo cuando los rechaces defensivos sean más largos o fuera de posiciones habituales, para en definitiva, contar con buenos tríos interiores. Ya sea por la comentada falta de estatura de Hendrix-Báez o de movilidad de Pasecnicks-Planinic, su ayuda complementaria será vital. Al margen que, cada vez que atrapaban un balón de McCalebb producto de un bloqueo y continuación y sacaban algo positivo, Luis Casimiro no podía disimular una sonrisa. Ambos mostraron notables capacidades en el pase, en el que los escoltas tiradores o los otros pívots, saldrán muy beneficiados.

La celebración en el vestuario (ACB Photo).
La celebración en el vestuario (ACB Photo).

Este es el catálogo del Herbalife Gran Canaria. Con estas armas quedaron campeones de la Supercopa Endesa. Y ahora, ¿qué? Pues que jueguen, que hagan disfrutar a la afición, al seguidor al baloncesto en general. Y a partir de ahí, veremos. ¿Se les puede obligar a exigir…qué? Que sigan luciendo como sus uniformes. Que todo llegará.