WILLY HERNANGÓMEZ, ENTRE SACRIFICIOS Y CONVENIENCIAS

WILLY HERNANGÓMEZ, ENTRE SACRIFICIOS Y CONVENIENCIAS

Antonio Rodríguez

Si tuviese que decir que mucho se está hablando de los pívots del Real Madrid esta temporada, sería cierto. Pero si dijésemos que más que otros años, no lo sería. Para lo bueno y para lo malo, para convencer o zanjar o polemizar, sean los pívots o los bases o el entrenador o la profundidad de banquillo o la grada o…siempre será el Real Madrid. Si este año es una cosa, porque el pasado fue otra y el anterior otra diferente. Repasen las páginas y lo que se ha hablado de pívots de la talla de Mirotic, de Slaughter, de Bourousis…de Wayne Robinson, de Fernando Martín, de Sabonis, de Tarlac…de Hightower y de Aiken. Inacabable.

Augusto Lima llega al Real Madrid y muchos esperan de él, como bálsamo de males, que solucione los problemas defensivos del equipo, al menos interiores, y que esto redunde en los problemas exteriores. No han sido pocos los que han etiquetado a este Real Madrid 15/16 como plantel carente del hambre que mostraron la pasada campaña, en la que ganaron todo. Claro que lo dicen con la boca chica, porque desde que se dio el pistoletazo de salida a la primera jornada de la Liga Endesa, aún no se ha decidido título alguno. Y la proyección a seguir ganando, ahí está.

Willy Hernangómez, su presencia se hace notar (ACB Photo /V. Carretero).
Willy Hernangómez, su presencia se hace notar (ACB Photo /V. Carretero).

La ‘eterna sonrisa’ que mostraba el brasileño en Murcia (un tipo feliz de la vida, de lo que hace, de lo que le pasa), quiere trasladarla al Real Madrid y a sus aficionados. Un espécimen como él, con su excelencia física y su instinto para taponar, rebotear y atrapar balones interiores desde tan arriba, le viene bien a su actual club y a cualquier otro. Sí, puede ser el ‘clic’ de Pablo Laso para dar ese paso más. Y es que este jugador es del gusto y cuerda de su nuevo coach. Por su movilidad y actividad, por su capacidad atlética y sus recursos, los que tenían morriña de Slaughter, quizás puedan encontrar en él un paso más en muchas facetas del juego.

En Espacio Liga Endesa nos hace que no nos aventuremos con el rendimiento futuro del brasileño y sí ver en perspectiva, lo que hay ahora. Y uno de los temas estrella en estos días es la pregunta del “qué pasará con Willy Hernangómez”. El internacional absoluto Willy Hernangómez. Hasta seis hombres interiores con la llegada de Lima acumulará Pablo Laso. Y dentro de los no habituales en el quinteto titular, Willy es quien juega menos minutos de los cuatro –solamente supera a Maurice Ndour- que iniciaron la temporada, habiendo formado parte de dos titularidades en Liga Endesa. En Euroliga, en este Top-16, de los cuatro encuentros sucedidos hasta este momento, solamente disfrutó de 12:07 minutos en el último, ante el F.C. Barcelona Lassa.

Aportación en partidos importantes, como el de Fenerbahçe (Euroleague / Getty images).
Aportación en partidos importantes, como el de Fenerbahçe (Euroleague / Getty images).

La rumorología le ha puesto en cartera de cedidos, postura nunca oficial por parte del club. Me dicen que el jugador quiere quedarse en el Real Madrid y si por él fuese, se niega a dejarlo, porque es su sueño y porque es fiel creyente que el trabajo duro, finalmente da resultados y los deseos de tener un hueco importante en la plantilla de su club. Lo que sí tenemos seguridad es lo que vemos cuando salta a cancha. Willy Hernangómez es un tipo grande, que en ataque se hace muy grande. Por su corpachón y cómo se mueve en la zona. Tras unas fechas navideñas con escasa aportación de minutos (3 minutos ante el F.C. Barcelona, inédito en Vitoria ante Laboral Kutxa), en los tres encuentros siguientes, ha disfrutado de 18 minutos de promedio (9.6 puntos), donde ha remarcado un escalofriante 13/15 en tiros de campo (86.7%). Y no es casualidad. En el difícil encuentro ante Unicaja de este pasado fin de semana, Hernangómez mostró el repertorio de un tipo difícil de detener, incluso en pívots de Euroliga, como los malagueños. A su evolución desde su etapa junior de ser un jugador letal en poste bajo en uno contra uno, poco a poco va dominando facetas para ampliar su fondo de armario. Facetas que fueron germinando en Sevilla.

Sus dos años a orillas del Guadalquivir, tanto en las buenas como en las malas etapas (fue testigo de dos temporadas con muy diferentes resultados deportivos), fueron un aprendizaje y lecciones de estilos y presión cambiantes. Del predominante juego de uno contra uno a campo abierto de Aíto García Reneses, Willy sacó la colocación exacta para recibir balones doblados de un ‘slicer’ como pocos: Tomas Satoransky se arrancaba hacia canasta como ningún base lo hacía en la Liga Endesa, fusionando su altura y su potencia. Nuestro protagonista siempre buscó una buena línea de pase para que el checo tuviese oportunidad de tal recurso.  De Audie Norris, dominar y afilar el dominio y lectura del juego, ese instinto de dónde colocarse, de “hacerse ver” cuando toca y a dónde debe ir el balón cuando está en sus manos. Y con Luis Casimiro, las diferentes variantes de continuación del bloqueo, arma ésta que quizás sea su más utilizada en el Real Madrid y que la presión por ganar partidos y tiempos convulsos en la segunda de mitad de competición en Sevilla en la 14/15, azuzaron para hacerlo cada vez mejor.

Un gran porcentaje de 13/15 en tiros de campo en las últimas 3 jornadas (ACB Photo / V. Carretero).
Un gran porcentaje de 13/15 en tiros de campo en las últimas 3 jornadas (ACB Photo / V. Carretero).

Por eso, tanto en la Selección Española el pasado verano (su claridad en el choque ante Italia de cómo se debía atacar su defensa), como sus tres últimas jornadas de Liga Endesa, muestran que ofensivamente, está a dos escalones de llegar a ser un pívot dominante, porque sus actuaciones en pista, son convincentes. Si buscamos en su defensa, vale que siendo cumplidor, no es el “5” dominante defensivo, pero que está rodeado de compañeros que “muerden” bajo los aros, con lo cual se puede evaluar como una exigencia colectiva, que no necesariamente individual a Willy.

En breve se irán desvelando estas respuestas de sus minutos y su futuro más próximo. El convencimiento de su aportación cuando salta a cancha, desde aquí, lo tenemos claro. Willy es de los tipos de nuestro baloncesto patrio con mayor proyección. Y lo demuestra.