FIN DE AÑO PARA F.C. BARCELONA LASSA

FIN DE AÑO PARA F.C. BARCELONA LASSA

Antonio Rodríguez

Volverán cabizbajos del Piero, tratándose las heridas de la derrota ante el Olympiacos anoche (74-62)  y de dos durísimas batallas en tres días. Del naufragio ofensivo de los 62 puntos a los helenos, asimilando que fue una mala jornada. Pero el fin de año para los barcelonistas es esperanzador.

Esperanzador porque se encuentran con una sola derrota en la Liga Endesa cosechada en Vitoria, justo en el cogote de los todopoderosos valencianos. Están en el top-16 de Euroliga, con una derrota en una pista en la que está por ver que alguien consiga sacar partido de ella. Estado de salud, favorable. Y además, tienen la estampa altiva de haber logrado una victoria infinitamente más importante en el psiqué que en la clasificación, ante el Real Madrid. Una victoria contundente, sin reproches.

La defensa azulgrana supo frenar a Gustavo Ayón (ACB Photo / A. Villalba).
La defensa azulgrana supo frenar a Gustavo Ayón (ACB Photo / A. Villalba).

Era el primer capítulo Real Madrid-Barcelona de esta temporada. Y encarando a unos campeones que ya habían cogido la velocidad de crucero, amainando el temporal de principio de campaña, los jugadores entrenados por Xavi Pascual salieron más que airosos y sobre todo respondieron/se respondieron a las dudas creadas por un nuevo proyecto, una nueva estructura con la renovación de siete jugadores en su plantel. Más motivo aún para salir triunfantes.

Si nos ceñimos al encuentro del pasado domingo, cogieron el guion que marcaba un ritmo que ellos pretendían (sí, sí. Superando los 90 puntos, que también saben dominar así). Jugaron con las armas en las que ellos destacan y la sensación que los blancos fueron persiguiendo las hojas de tal guion que los barcelonistas iban dejando por el suelo. Pero eso fue la historia de un partido. Y todo esto se olvidará en breve, entre otras razones, porque se enfrentarán en breve en el Top-16 de la Euroliga y estas sensaciones se olvidarán en ambos. Pero sí que en la pista se dibujaron unos trazos que sí pueden permanecer en el devenir del calendario competitivo:

Justin Doellman tuvo una tarea personal muy fructífera frente a Felipe Reyes (ACB Photo / A. Villalba).
Justin Doellman tuvo una tarea personal muy fructífera frente a Felipe Reyes (ACB Photo / A. Villalba).

- Ante la falta de Marcelinho (y con la baja de Carlos Arroyo), Tomas Satoransky supo utilizar sus habilidades para superar a los bases madridistas. Fue el primero que dio en el partido, jugando en poste bajo para superar a Sergio Rodríguez, su primer defensor. Le llevó al poste y fue resolutivo (dos canastas y una asistencia para la canasta de Tomic). Creo cierta psicosis inicial que facilitó la tarea inmediata a sus compañeros. Como timonel inicial, ha progresado.

- Ante Tomic sigue siendo decisivo. Por lo grande que es y por lo que sigue generando bajo canasta, sin ser el martilleante del dos contra dos que jugaba junto a Marcelinho y sí en poste y buscando pases, resultó decisivo nuevamente (11 puntos y 5 rebotes en 22 minutos en pista). Además, supo cumplir y entorpecer con las ayudas que recibió de sus compañeros, la tarea de Gustavo Ayón, el mejor puntal de los hombres dirigidos por Laso en este mes de diciembre, que se quedó en poco eficiente y contundente en las continuaciones de los bloqueos y pocos tiros (3/8 en tiros de campo y sólo dos tiros libres lanzados). Y repetimos que entró la virtud que Tomic es muy grande.

Pau Ribas es una de las claves en el organigrama blaugrana este año (ACB Photo / A. Villalba).
Pau Ribas es una de las claves en el organigrama blaugrana este año (ACB Photo / A. Villalba).

- Justin Doellman fue quien continuó las primeras ventajas de Satoransky en ataque. Con tiros exteriores y espacios para su maniobrabilidad en ataque (17 puntos, 6/7 en tiros de campo), tuvo la difícil y concreta tarea de contener a Felipe Reyes. Y para un hombre tachado de ciertas blanduras en la pasada final liguera entre ambos contendientes, encargarse personalmente del vigente MVP de la Liga Endesa, tuvo que ser una cuestión de “o él o yo”. Y realizó un trabajo extraordinario bloqueando el rebote, no dejando maniobrar con comodidad al pívot cordobés y ganándose todo el crédito defensivo. Y eso sí que queda para futuras confrontaciones.
- Samardo Samuels sí que puso una ‘pica en Flandes’. Fue superior a sus rivales en uno contra uno, porque la disposición defensiva blanca era así. Samuels inicialmente no necesitaría de ayudas en jugadas de poste bajo. Y primero fue Willy Hernangómez y con posterioridad cualquier otro pívot. Les superó (6 de 6 en tiros de campo para 13 puntos) y creó un problema a Pablo Laso. Un “5” nato con muy poca estatura, pero sí mucha anchura e inteligencia. Al final forzó ayudas (¿recuerdan el robo de Maciulis?), pero creó un problema más en los choques venideros. Su pase y el ganar la posición antes de recibir (su mejor argumento) los dejó para otro día.

Juan Carlos Navarro siempre seguirá siendo Navarro (ACB Photo / A. Villalba).
Juan Carlos Navarro siempre seguirá siendo Navarro (ACB Photo / A. Villalba).

- De Pau Ribas dicen que es el mejor fichaje de esta temporada en la Liga Endesa. Y puede que se confirme. Con la tarea de oficiar también como base ante la falta de Carlos Arroyo y Abrines, fue perfecto en suspensiones, en ser el anotador cada vez que se invertía el balón. En ser, en definitiva, el finalizador (15 puntos en 22 minutos, 6/11 en tiros de campo). Y eso son muchos euros de cotización.
- ¡Ah! Y Juan Carlos Navarro. Como mostró Piti Hurtado en un vídeo, usó su inteligencia y sus tablas para anotar 12 puntos y destacar. Y como bien decía el actual comentarista de Movistar+, para su estado de salud, se le ha hecho muy cuesta arriba dos partidos tan exigentes en tres días, como Real Madrid y Olympiacos. Pero estuvo a la altura en el Barclaycard Center.

De los tres enfrentamientos futuros que seguro que se darán entre estos dos rivales (el que resta de Liga Endesa más los dos de Euroliga), veremos multitud de situaciones que podamos destacar. Pero estoy convencido que estos puntos dejarán poso futuro. Por lo que, aunque regresen con cara de circunstancias en el vuelo desde Atenas, el F.C. Barcelona Lassa puede mirar el año que se avecina con todo el optimismo.