EL ARTE DEL BALONCESTO

EL ARTE DEL BALONCESTO

Antonio Rodríguez

Bote correcto, cambios de dirección perfectos, sea entre las piernas o protegiendo siempre el bote de un posible zarpazo. Colocación de los jugadores que provoca la apertura de todo el campo, la dificultad de defenderlo. Transiciones rápidas y el posicionamiento perfecto. De todo eso admirábamos a la Yugoslavia en sus últimos coletazos como país unificado. Los Petrovic, Kukoc, Paspalj, Divac y Djordjevic o el arte del baloncesto.

Hoy, como el espíritu prenavideño que todos barruntamos (o que nos meten por los ojos a nada que uno salga a la calle), tocaremos un vídeo rescatado de youtube, resumen de uno de aquellos partidos de otra época, eterna época. De cuando el Telón de Acero estaba presente –aunque viviese sus últimos coletazos-. De cuando Yugoslavia aprovechaba los parones en las competiciones europeas (o como en este caso, cuando aún no habían comenzado), para hacer giras. Lo hacían en fechas navideñas y se dejaban caer por el mítico torneo de Navidad del Real Madrid. Lo hacían también en Noviembre, con una gira por Estados Unidos, para medirse a las mejores universidades de la nación.

Zoran Cutura en posesión del balón, ante la oposición de Rob Lock.
Zoran Cutura en posesión del balón, ante la oposición de Rob Lock.

En el otoño de 1986, Kresimir Cosic, el joven entrenador en el que metamorfoseó el jugador legendario, tenía mucho interés en probar a sus nuevos pupilos. Para el Mundobasket España’86 rescató a Drazen Dalipagic, casi a modo de favor personal, para que sus jóvenes huestes tuvieran un referente. Ahora la referencia debían cogerla Drazen Petrovic, por supuesto (dos veces ya campeón de Europa a sus 22 añitos), junto a esos chavales juniors que ya empezaban a dominar la liga, algo impensable. Los Divac, Vrankovic, Cvjeticanin, Paspalj, Kukoc y Djordjevic (los dos últimos aún en edad junior) pedían paso y enfrentarse a los universitarios estadounidenses, con su talento, sus fundamentos y su potencia física, era muy atrayente.

Estamos hablando de un 18 de Noviembre de 1986 (aunque la rotulación del vídeo diga otra cosa), y el enfrentamiento ante la universidad de Kentucky en su Rupp Arena, el mismo escenario en el que la selección balcánica fue barrida cinco años antes (el 23.11.81 el resultado fue 124-73). No queremos comentar cómo fue el partido. Tienen la ocasión de comprobarlo en este magnífico compactado de algo más de seis minutos. No se asusten si los primeros 30 segundos son en blanco y negro. Solamente serán esos 30 segundos. Pueden disfrutar de todas las acciones, de los 32 puntos de Drazen Petrovic, las suspensiones de Zoran Cutura o los tapones de Stojan Vrankovic y Vlade Divac, así como de la potencia y el acierto exterior del freshman Rex Chapman (nº 3 Kentucky).

Sí les pedimos que vean cómo se distribuían por la pista, cómo estaban ocupadas las situaciones de poste, las esquinas y sobre todo, sobre todo, cómo jugaban con la línea de fondo. Un maestro de tal juego, el escolta Danko Cvjeticanin ver cómo la remontaba, ya sea en contragolpe como en ataque estático, siendo un apoyo maravilloso para el jugador que desde la bombilla, amenazaba con el tiro. Algo en lo que crearon escuela y que se ha ido perdiendo. El ímpetu de crear transiciones rápidas para no dar opción de colocación defensiva al rival (¿ven por qué la falta táctica es una auténtica crueldad?) y saber solventarlas con la amenaza del pase, de forma constante, aunque se remate la canasta de manera individual.

En definitiva, una joya eterna, de la que aquí os dejamos sus estadísticas.