BRANDON PAUL, EL TIRO DEL AÑO

BRANDON PAUL, EL TIRO DEL AÑO

Antonio Rodríguez

Hace ya casi dos semanas de la más increíble canasta de esta temporada y por extensión, de todo el 2015, en nuestra Liga Endesa. Eso de llegar, pararse y lanzar de Brandon Paul para vencer al CAI Zaragoza, desde la distancia en que lo hizo, muestra una explosión de talento y confianza envuelta en este escolta estadounidense llamado Brandon Paul.

Brandon Paul (ACB Photo).
Brandon Paul (ACB Photo).

Uno repasa los análisis en profundidad que hay en la red sobre él, sobre todo los pre-draft, donde los estadounidenses más se remangan en tal faceta y hablan de facilidad para crear sus tiros. Extremada facilidad para hacer eso. Y muestran no sé cuántas estadísticas específicas para justificarlo. Claro. Todo se resume en un simple concepto de complejo entramado: fundamentos técnicos. La primera vez que vi a Brandon Paul, viendo cómo movía los pies en sus gestos con balón, los cambios de dirección, los de ritmo, el paso atrás para la arrancada, el paso lateral para cambiar la trayectoria en bote de su camino…aquel chaval de la universidad de Illinois, créanme si les digo que estaba viendo algo muy semejante a lo presenciado 10 años antes en otro chico de semejantes características, de la universidad de Marquette, que me fascinó al primer instante, llamado Dwyane Wade. Es que Paul era perfecto. Siempre coordinado, siempre equilibrado. Una potencia en las piernas y una mecánica de tiro, que fantaseo en el momento cuando su entrenador de instituto le vio por primera vez, porque debía ser un regalo. Luego, viendo su selección de tiro, entendí que lógicamente, no llegaría a Wade. Pero era fascinante verle jugar.

El increíble tiro de Brandon Paul para ganar al CAI (ACB Photo / D. Grau).
El increíble tiro de Brandon Paul para ganar al CAI (ACB Photo / D. Grau).

ES fascinante verle jugar. Ese tiro frente al CAI Zaragoza justifica muchas cosas. Y muchas horas de entrenamiento, apoyadas en un gran talento natural para hacer con facilidad y gracilidad lo que otros envidian. Es cierto lo que evaluaban en su momento sobre la pobre selección de tiro de Paul. Pero va mejorando. Tanto en su selección en los triples (un 35% con la “Penya” como un 50 % en tiros de dos, dejan claro que ya no es eso de tirar con tipos delante, que no es obligatoriamente una entrada a canasta con todo tipo de arabescos para evitar los brazos de los rivales, sino que incorpora a su repertorio suspensiones cortas, a mitad de camino, tras un arranca en penetración hacia canasta. Y como tiene fundamentos y fuerza para todo ello, pues salen bien. O sea, que la madurez en Brandon Paul se nota. Y los verdinegros están de suerte, porque suena a una destacada temporada por parte del escolta de Chicago, para aupar –como ya lo está haciendo junto a sus compañeros- a puestos de privilegio al mítico Joventut badalonés, con más fama y mucho más talento que presupuesto, muy ensombrecido cuando echamos un vistazo a la clasificación. En el precioso duelo de la última jornada ante Movistar Estudiantes, vimos como asestaron un golpe una vez más. Seis jugadores con más de 10 puntos y 21 asistencias repartidas, no me digan que no es nivel de élite.