HERBALIFE GRAN CANARIA, UN LÍDER MUY SÓLIDO

HERBALIFE GRAN CANARIA, UN LÍDER MUY SÓLIDO

Antonio Rodríguez

Si liderar cualquier competición liguera en la primera jornada, no pasa de una mera anécdota en la que confluyen un buen día, debilidad del rival o cualquier lesión puntual, deja de serlo cuando en la segunda jornada se sigue venciendo con la misma solvencia. Y eso es lo que le sucedió al Herbalife Gran Canaria tras ganar en Miribilla, cancha y rivales donde en pocas ocasiones se puede sacar tajada. 59-85 a Dominio Bilbao Basket es un marcador demostrativo de varias cosas. De convicción en sus propias posibilidades, de solidez, de equipo líder.

 Porque lo que más nos gustó en la exhibición de los hombres entrenados por Aíto García Reneses en Bilbao fue el ritmo impuesto de juego durante los 40 minutos. Aunque parezca (y lo es) un marcador apabullante, no sería tal si no hubiesen jugado a esa velocidad hasta el bocinazo final. Lo que era un encuentro igualado (47-48, min. 27) pasó a un 49-57 al final del tercer cuarto y a unos últimos 10 minutos con un parcial de 10-28. Para anotar 28 puntos en un último cuarto, o mantienes un tempo rápido en los ataques o es imposible. Y eso es lo que tenemos que agradecer a los canarios: jugar como un grande, a lo suyo, a soltar el talento sin cortapisa alguna.

Brad Newley muestra con esta acción la velocidad a la que va su equipo (ACB Photo / Aitor Arrizabalaga)
Brad Newley muestra con esta acción la velocidad a la que va su equipo (ACB Photo / Aitor Arrizabalaga)

Aíto García Reneses tenía todas las preocupaciones hace tan sólo 3 semanas, previo a encarar la Supercopa malagueña, en la que se habían tomado tal competición como una extensión de la pretemporada, viendo los altos y bajos  y las ausencias durante el período de preparación del equipo. Ahora, las preocupaciones son otras. “Estamos en el camino de construir el equipo y, como hasta ahora hemos tenido éxito, sí que me gusta. Pero no es el cien por cien del equipo” declara Aíto. “Si no conseguimos mejorar, nos estancaremos. Tenemos que mejorar posiciones defensivas y tener una buena mentalidad”.

Sea como fuere, el entrenador madrileño dentro de sus probaturas, está teniendo éxito con los resultados. Tres victorias en lo que va de competición, si incluimos la lograda en Eurocup. En la Liga Endesa, el ser los máximos anotadores de la misma con 97 puntos y encajando tan sólo 64, muestran un enorme trabajo. Las piezas en defensa se están ajustando. Los temores a la marcha de Walter Tavares –y aún con la baja del lituano Galdikas-, están siendo los deseados. Ya no hay los tapones y la enorme intimidación del año pasado, marcada por un tipo fuera de lo habitual. Ahora, hay más de buena defensa en líneas de pase, anticipación y asegurar el rebote defensivo. Poco a poco se van ajustando, aunque es cierto, aún falta trabajo ahí. Pero si es de notable alto el rendimiento, sin problemas, que funciona.

 Sin Tavares, este año están bloqueando muy bien el rebote en defensa (ACB Photo / Aitor Arrizabalaga)
Sin Tavares, este año están bloqueando muy bien el rebote en defensa (ACB Photo / Aitor Arrizabalaga)

En ataque, todos están mostrando el verdadero talento que atesoran. Aíto García Reneses es un grande con ejemplos como los de su equipo esta temporada. En Espacio Liga Endesa opinamos que se está acoplando a las virtudes de sus pupilos, sobre todo de los recién llegados, incluso por encima de lo que el entrenador quiera proponer en un futuro, en el que ya irá trabajando para conseguir el verdadero acoplamiento entre el talento en pista y sus ideas. Sasu Salin ya conoce la casa y se le ve una soltura importante, lo que redunda en una gran confianza en su tiro. Lo mismo sucede con Oriol Paulí, que realizó unos buenos minutos en Bilbao. Y las novedades más importantes, Alen Olic y Kevin Pangos, están siendo fructíferos. Aquí pone más en funcionamiento lo que hemos podido apreciar. Alen Omic es un enorme jugador de bloqueo y continuación como ha ido demostrado en su club anterior como en la selección eslovena. Sin embargo, Omic está jugando muchísimo más de poste bajo, donde su peligrosidad no es la misma, pero le está forzando a que le presten atención, a pasar y a cargar el rebote de ataque. Creemos que la necesidad de facilitar el trabajo a Kevin Pangos, de darle más espacios para que él pueda crear y anotar en la parte alta de la zona, es la causa.

Kevin Pangos es un buen anotador. Su fama en Gonzaga le precede. Pero no le consideramos un director de juego asentado. No lo era en Estados Unidos –aunque oficie como base- ni lo es aquí. Eso es algo a trabajar a lo largo de la temporada. Y lo harán. Así que de momento, para incluir en esta burbuja de comodidad y muestras de talento en la que se ve inmerso el equipo gran canario, a Pangos se le dan espacios para que anote, que es lo mejor que sabe hacer. 7 puntos y dos asistencias en el último cuarto en Bilbao, avalan toda esta tarea. Por eso, ya en el artículo de la Supercopa publicado aquí, intuíamos del mayor peso en la dirección de Albert Oliver, con su consiguiente éxito debido a su gran valía. Otra cosa es que a su edad es imposible mantener este ritmo durante toda la temporada. Pero que será un gran año para él, estamos seguros.

Sasu Salin, totalmente acoplado al equipo. Joven en alza. (ACB Photo / Aitor Arrizabalaga).
Sasu Salin, totalmente acoplado al equipo. Joven en alza. (ACB Photo / Aitor Arrizabalaga).

Y por allí anda Sitapha Savane. Cuando le hablamos de alto ritmo de juego, una pieza fundamental es él, corriendo como hombre alto. Ahí vamos a compararle con Robert Parish, el mítico pívot de los Celtics: cumplirán años y años y seguirán siendo el hombre alto más rápido en transiciones de toda la competición. Es alucinante.

Pues este es el paisaje soleado de Herbalife Gran Canaria. Un club que ya se considera grande, porque lo son. Un líder muy sólido en nuestra Liga Endesa.