LA SEMANA FANTÁSTICA DE VALENCIA BASKET

LA SEMANA FANTÁSTICA DE VALENCIA BASKET

Antonio Rodríguez

Tenemos esta primera fotografía. Pedro Martínez encoge los hombros sin entender algo, mientras que su asistente, Carles  Durán, intenta ocultar una sonrisa. Todo como si se siguiese la hoja de ruta marcada, en el que encarar algún pequeño contratiempo, por supuesto no les iba a sacar de ella. O si no, vean la cara de concentración de los jugadores de banquillo, metidos en el choque. La instantánea pertenece a la victoria en Madrid del pasado domingo.

Tenemos un detalle en una declaración aventurada. Por los alrededores de la pista durante la rueda de calentamiento, entre la multitud de gente a la que se suele saludar, un entrenador que se habían dejado caer por el Barclaycard Center me confesaba que “hoy Valencia gana”. Sería consciente del cansancio, sobre todo anímico, del Real Madrid. Pero para él, que ninguno de los dos equipos ni le iba ni le venía, soltaba esa aventurada confesión mientras me invitaba a ver las caras de los jugadores de Pedro Martínez durante la rueda. “Mírales. Como si les diese igual todo, el rival y dónde están. Estos vienen a ganar hoy”. Y los buenos credenciales de pretemporada que los valencianos traían, se confirmaron. “Sí, pero ya me dirás de lo que sirve eso de las credenciales cuando empieza la liga”, me contestaba Pedro Martínez antes del choque. “Mira Obradoiro, la pretemporada que ha hecho y ahí les tienes: líderes”. Pues en esta ocasión para los levantinos, la imagen fue de notable alto, refrendando lo que contaban las crónicas en pretemporada. Y además, con victoria.

Pedro Martínez tiene un gran equipo. Y tiene claro un baloncesto. Y en ello está (ACB Photo / A. Martínez).
Pedro Martínez tiene un gran equipo. Y tiene claro un baloncesto. Y en ello está (ACB Photo / A. Martínez).

Valencia Basket ha cumplimentado una excelente semana. Debut con triunfo en el recinto del Real Madrid, con plena seguridad y aplomo en sus posibilidades (82-88), repitiendo éxito en la difícil cancha del Sluc Nancy francés en su debut en la Eurocup (71-74). Si nos referimos a la competición de la Liga Endesa, el hecho de ser designado su choque como el partido de la jornada, emitido por TVE y ante ese marco, ser el equipo que daba la sorpresa, ha hecho dar un respingo al aficionado al baloncesto sobre las enormes posibilidades de los taronja de cara a esta temporada. Sus variaciones en la plantilla y cuerpo técnico en hombres, parecen dar resultados desde el pistoletazo de salida a esta temporada y a pesar de las bajas –sobre todo una, la más importante, Pau Ribas-, no necesitan de pañuelos para llorarlas, pues el conjunto parece sólido de base y cargado de lo que llaman en moda, complementos.

La figura de Justin Hamilton ha sido uno de los iniciales reclamos para el aficionado. La llegada de este pívot estadounidense de 2.13, cuya única experiencia en Europa no pasa de una temporada repartida entre Cibona de Zagreb y VEF Riga, con discretos números, da paso a una confirmación de sus posibilidades en los 17 encuentros que disputó con Minnesota Timberwolves la pasada campaña, ante las bajas de sus pívots más importantes (9 puntos y 5.1 rebotes en 25 minutos de promedio). Confirmación en números y en juego, porque el actual Hamilton, en nada tiene que ver con el jugador que desfiló por Europa hace 3 años. Igual de roqueño, misma contundencia en sus acciones, más tiro exterior y sobre todo, mucho más aplomo en los momentos importantes. Ante el Real Madrid (excelente actuación con 24 puntos, con 9/17 en tiros de campo y 6 rebotes), anotó tiros libres de los calientes (transformó los 4 que lanzó), estuvo acertado en los triples (2 de 4) y logró canastas decisivas en poste bajo, cosa que hace unos años no hacía, para zanjar la primera victoria liguera en la pista más difícil.

Justin Hamilton, la revelación de la primera jornada ante Real Madrid (ACB Photo / A. Martínez).
Justin Hamilton, la revelación de la primera jornada ante Real Madrid (ACB Photo / A. Martínez).

Fernando San Emeterio, nueva adquisición nacional, es otro de los referentes de los valencianos. Ya todos le conocemos y sabemos lo que es capaz de dar. Y Pedro Martínez también. Hasta el punto que promediando 6 puntos y tan sólo 16 minutos en los dos encuentros disputados hasta este momento, está jugando los finales de partido. Anotar los tiros libres a la hora de la verdad lo ha hecho en ambos envites –y ambos igualados- y ha conseguido puntos en los dos últimos minutos también en ambos enfrentamientos. Por algo su entrenador le está dando tales minutos para que resuelva.

Pedro Martínez está insistiendo mucho en la circulación de balón. Se ve con un plantel que le pueda dar innumerables opciones y las está exprimiendo. En uno de los tiempos muertos en Madrid, pedía alegría en sus jugadores a base de movimiento de balón, que por momentos se les había olvidado. Y está siendo uno de sus sellos y de cara a los aficionados,  grandes atractivos. Creando y comenzando desde un bloqueo y continuación y a partir de ahí, leer la defensa, se convierte en una de sus alternativas. Jugar con los postes como inicio o como consecuencia del comentado del pick&roll, uno de sus poderes. Ahí cuentan con una perla que da el movimiento requerido al balón: Luke Sikma.

Luke Sikma protegiendo su tiro en la victoria en Eurocup ante Sluc Nancy (Foto SLUC Nancy).
Luke Sikma protegiendo su tiro en la victoria en Eurocup ante Sluc Nancy (Foto SLUC Nancy).

Cuando ficharon a Sikma, tenían claro lo que querían. Todo aquel mundo maravilloso que gracias a sus pases, ofrecía en el equipo más desenfadado de la Liga Endesa, Iberostar Tenerife, lo ha trasladado en sus maletas a Valencia. Tener a Bojan Dubljevic y él como opciones de pase en poste alto, usándoles en tal tarea –que cada vez su uso es menos frecuente-, para promover esa circulación de balón demandada por su entrenador, ya sea en balones interiores o inversión del mismo al otro lado, da unas posibilidades enormes. Y Sikma está cumpliendo francamente bien. Añadan su intuición para el rebote ofensivo, donde el algún momento de falta de tensión del Real Madrid, provocó miradas de culpabilidad entre los jugadores blancos por haber perdido rechaces en su aro.

Bojan Dubljevic. No nos cansaremos a la hora de hablar de él. En esta ocasión seremos breves, por no pecar de reiterativos. Pero tener un jugador al que suponga una opción de clara ventaja el uno contra uno en poste bajo, en los tiempos que corren, da infinitos réditos respecto al rival, aparte de ser una marcianada en este siglo XXI. Jugando con su cuerpo para crear ventajas, sabiendo soltar el balón con ambas manos  con gran efectividad, es una opción maravillosa para solventar posesiones al borde de expirar los 24 segundos, entre otras razones.

Y se sigue teniendo a Sam Van Rossom. Su triple para zanjar el encuentro en Nancy, fue primoroso. Sigue siendo un tipo que sabe dar más en los momentos decisivos, al margen del portento físico que no desfallece durante ningún segundo, algo que hemos reiterado en estas páginas en multitud de ocasiones. Y desde el banquillo, todo un internacional asentado como Guillem Vives. Pongan precio al balón que robó a Sergio Rodríguez en los últimos segundos del choque en Madrid. Tiene ya el poso de un veterano. Y aún falta la chispa en el juego de Antoine Diot, al que queda un mes aproximadamente para reincorporarse al equipo. De momento, gran ojo para fichar como sustituto (aunque está por ver que no se quede) un competidor nato como Jon Stefansson. Después de su excelso verano en el pasado Eurobasket, en tierras francesas el pasado martes, mostró que puede ser un hombre importantísimo en ataque.

Bojan Dubljevic muestra un estado anímico: el de su equipo (ACB Photo / A. Martínez).
Bojan Dubljevic muestra un estado anímico: el de su equipo (ACB Photo / A. Martínez).

A la espera de lo que pueda dar Rafa Martínez, que ya en Madrid lo hizo francamente bien (13 puntos, con 7/7 en tiros libres) y que Romain Sato vaya calentando el motor, junto con el recurso de John Shurna del tiro exterior como hombre alto, estamos ante un equipo que si le respetan las lesiones, puede tener un magnífico recorrido esta temporada. Y sobre todo, dando la cara ante sus aficionados y jugando bien. Que también es importante.