EL SÍ DE LAS NIÑAS

EL SÍ DE LAS NIÑAS

Antonio Rodríguez

Se llama Carlota y encontraba el reclamo de toda la concurrencia. Dicharachera, avispada, entusiasmada por todo lo nuevo allí. A sus 16 meses, un pabellón vacío de casi nueve mil espectadores, era como un océano de sensaciones para ella. A pesar de ser las nueve y media de la mañana, tranquila y cómoda, avanzaba unos pasos y retrocedía al candor de los brazos de su padre.

Se llama Paula y también encontraba el reclamo de toda la concurrencia. En el mismo lugar, en el mismo océano. Para ella, con algunos meses más de vida, pero con la misma cara de niña, también era todo aquello una novedad. Y despertaba, por supuesto, entusiasmo. Dicen que la representación de la obra teatral de Leandro Fernández de Moratín, “El sí de las niñas”, fue vista en su estreno, a principios del siglo XIX, por casi una cuarta parte de la población adulta de Madrid, encandilados por la última obra teatral del autor. En la Supercopa Endesa, la actuación de Paula Palomares en el concurso de triples, junto a su inseparable hija, epicentro de todas las miradas más tiernas, también fue el punto de atención durante el fin de semana en la ciudad de la Costa del Sol.

Paula Palomares (ACB Photo). 2
Paula Palomares (ACB Photo). 2

Apurando los últimos tiros previos de calentamiento al concurso de triples vespertino que daba los emparejamientos y el orden de cara al oficial, al de por la tarde, Paula y Carlota recibían atención mediática, de los organizadores, del público en general cuando estuvieron en la fan zone instalada en el puerto 1 de Málaga y por supuesto, en el concurso. Las niñas, inseparables. Una de ellas, Carlota, portada de los brazos de su padre, el ex jugador Lucas Victoriano: “Con todos los acontecimientos de ayer, acabando los partidos a la hora que lo hicieron, se acostó a la una y media. Y mira, de momento no se queja”. La niña mira, avanza unos pasos, aunque busca plaza segura en el regazo de su padre. Relajada, sin atisbo de lloriqueos por sueño. Integrada en el evento. Su padre, ahora el esposo, observando a su pareja, le pide una cadencia de tiro más relajada, que le sobrarán segundos. “Los dos últimos carros es donde aflora el cansancio” asalta la experiencia de un tirador como es él. “Fuerzas la mecánica, el gesto de la cara es más crispado…es lo más duro” opina mientras ve cómo su esposa consume los carros. Luego son entrevistados los tres para acb.com, la familia al completo. Carlota no hace más que intentar abarcar con su manita la espumilla del micrófono, siempre inquieta, nunca guerrera, respetuosa con los focos de su madre.

Paula Palomares durante el concurso de triples (ACB Photo)
Paula Palomares durante el concurso de triples (ACB Photo)

Paula atiende una entrevista de TVE, otra de Canal+ y a una tercera debe ser ya fuera del pabellón. Aparecen los componentes del F.C. Barcelona para entrenar y eso significa abandonar el recinto. La triplista recoge sus cosas, al tiempo que Lucas Victoriano se para charlar con Juan Carlos Navarro, mientras los primeros avisos del “desalojen el parquet” empiezan a hacerse oír. Victoriano apura. “Es argentino. No le gusta hablar apenas” acentúa de manera irónica Paula Palomares.  Un rato después, responde pacientemente a la última entrevista concertada en la fan zone. Confiesa que ya tiene el hombro y la muñeca doloridos. Entre los entrenamientos, las dos sesiones de tiro en los triples casi consecutivas para dictaminar el orden de los participantes del concurso haciendo la media, más la exhibición en el puerto, hacen que decidan retirarse al hotel a descansar. Debía enfrentarse a Jaycee Carroll nada menos, para poder aspirar a semifinales.

Componente del Fundal Alcobendas, anotó 28 puntos horas después a la Supercopa, en su debut liguero (Foto: Luis Javier Benito).
Componente del Fundal Alcobendas, anotó 28 puntos horas después a la Supercopa, en su debut liguero (Foto: Luis Javier Benito).

Y esa fue su mala suerte. Si hubiesen contado las puntuaciones finales y elegir las cuatro mejores, los 15 puntos logrados por Paula Palomares le hubiesen servido para haber accedido a semifinales. Pero Jaycee Carroll fue el mejor de la primera ronda, con 20. Bueno, fue el mejor del concurso y ganador, de hecho. Y Paula fue eliminada entre el aplauso de los nueve mil espectadores.

Y esta es la historia de Paula Palomares, la representante femenina en el concurso de triples de la Supercopa. Que por supuesto, tuvo un final feliz. “No, no nos quedamos a verlo” matizaba Lucas Victoriano, despidiéndose de los conocidos en el Martín Carpena durante la rueda de calentamiento de la final entre Unicaja y F.C. Barcelona. “Paula debe jugar mañana en Palma de Mallorca con su club y tiene que madrugar”. El Fundal Alcobendas, equipo de Liga Femenina 2 en el que milita Paula, venció el domingo a domicilio al Palma Air Europa (53-72), con nada menos que 6 triples y 28 puntos (casi a punto por minuto: 29 minutos). Debutar con su equipo en liga, ser el foco y representante de todas ellas en la fiesta de la Liga Endesa, de todo el baloncesto, dejó huella. El sí de las niñas. Para siempre quedará su recuerdo.

En la exhibición de la fan zone, Palomares fue el centro de atención (ACB Photo).
En la exhibición de la fan zone, Palomares fue el centro de atención (ACB Photo).