ANÁLISIS DE LAS SELECCIONES DEL EUROBASKET: RUSIA, POCO Y MAL ENTRENADA

ANÁLISIS DE LAS SELECCIONES DEL EUROBASKET: RUSIA, POCO Y MAL ENTRENADA

Antonio Rodríguez

Entraron con mal pie en este Eurobasket. Una sanción FIBA que pendía sobre ellos, a la Federación en concreto, de suspender a todas sus selecciones a competir en torneos internacionales, por los escándalos acaecidos en la propia Federación, estalló a finales de Julio. Diez días después, aun manteniendo tal castigo, se daba permiso a sus selecciones para competir en próximos compromisos. Uno de ellos era este Eurobasket’2015.

Con esta atmósfera tan conflictiva, es lógico pensar que el tiempo que han tenido para trabajar con ellos, en este caso su seleccionador Evgeni Pachoutine, ha sido menor que cualquier otra selección. Y francamente se ha notado. Perder con resultados ajustados, por orden cronológico, frente a Israel (76-73), ante Polonia (79-82) y Finlandia (81-79) y por lo tanto, dejándoles fuera de cualquier posibilidad de clasificación, para finalizar claudicando ante Francia (74-67) y ganando en su despedida a la débil Bosnia (81-61), ha dejado a las claras el recorrido del equipo ruso en Montpellier.

Entrada del base Anton Ponkrashov (FIBA / Ciamillo-Castoria / Ceretti)
Entrada del base Anton Ponkrashov (FIBA / Ciamillo-Castoria / Ceretti)

El despropósito era evidente. Sistemas no sabidos, jugadores que cortaban cuando no debían, posicionamientos incorrectos, todo ello como una explosión de feos fuegos artificiales cuando llegaban los finales igualados, en los que se perdían los papeles y en las más ocasiones,  acababan en malas miradas y broncas que no se podían reprimir del todo. El caso es que tenían una idea clara del baloncesto que querían, con un único hombre alto, como el joven Pateev (demasiado inexperto. Claro, si es el cuarto pívot de su equipo, el Khimki ruso, imaginen el protagonismo que ya no tiene ni en su club) y el resto, muy abiertos, con los habituales Monya, Vorontsevich, Antonov, jugando como “4” abiertos y dar oportunidades y espacios a los pequeños. Pero ni lo uno ni lo otro. Triples de manera aislada, en donde sí ha destacado el escolta Vitaly Fridzon (15 puntos y un 65% en triples), pero eso sí, destacando cuando ya estaban eliminados y sinfonía de individualidades en los veteranos. Poco más. En defensa eran un auténtico coladero, sobre todo en posiciones interiores.

La defensa rusa era un coladero. El polaco Waczynski penetra ante Pateev (Foto EFE).
La defensa rusa era un coladero. El polaco Waczynski penetra ante Pateev (Foto EFE).

Si hubiese que destacar algo positivo, a aportación del alero del Lokomotiv Andrei Zubkov (12.2 puntos, 56% en tiros de campo, en poco más de 21 minutos). Resolutivo, en muchas posiciones haciendo daño y casi siempre sumando. Pero aquí acaba la travesía por este infierno ruso. La poca aportación de sus bases, el poco control que han ejercido sobre el resto, ya sea Khvostov o Ponkrashov, han sumado también dentro de este dislate colectivo. Veremos cual será su futuro, en cuanto tiempo se alarga la sanción. Pero es preocupante el escasísimo talento que asoma de un país tan enorme. Es digno de estudio.

ESTADÍSTICAS ACUMULADAS EN ESTE EUROBASKET