ISLANDIA, EL RIVAL DE HOY

ISLANDIA, EL RIVAL DE HOY

Antonio Rodríguez

Viendo el calendario antes del torneo, nos parecía impredecible que el encuentro ante los islandeses de la cuarta jornada, fuese tan trascendente. Pero así es. No cabe en nuestras cabezas la derrota, pues sería semejante a un angolazo. Lo dicho, no cabe. Sí es cierto que los islandeses  –al igual que los angoleños en Barcelona’92- han sido un combinado que han competido en todos los partidos y han estado muy cercanos a ganar dos de los tres. Que no se rompa el cántaro…al menos hoy. ¿Quiénes son?

Pues estos primerizos en un Eurobasket, son uno de esos conjuntos que sin gente alta, han puesto en problemas con su lucha y su táctica a todos los adversarios. Paliar esa falta de estatura con cambios automáticos de asignación en defensa, en todas las situaciones de juego, les ayuda y hace que parezca la zona un avispero de islandeses cuando los rivales meten balones a hombres altos. Hacen muchas ayudas, pero sobre todo, como decimos, se amparan en cambiar de hombre constantemente, con lo que a veces se da la paradoja de ver un base o un escolta marcando a un pívot bajo el aro. No les importa y a eso juegan. Hacen dos y tres contra uno y poner toda la voluntad para ver el fallo. .

En ataque, el jugador de Unicaja Jon Stefansson tiene mucho protagonismo ofensivo y carta libre para lo que quiera. Él es el paradigma de lo que es esta selección en ataque: entradas y tiro exterior. Con todos sus hombres en pista jugando en posiciones exteriores, el que haya muchos espacios para que penetren, es algo relativamente sencillo de lograr para ellos. Y entre entrar a canasta o doblar el balón a compañeros preparados para recibir desde posición de triple, se basa el 90% de sus acciones ofensivas. Si imprimen velocidad en sus transiciones, es para encontrar mejores posiciones para sus triples.  Un ‘pim-pam-pum’ como posiblemente ninguna selección hace en este Eurobasket.

Jugadores destacados, juntoa Stefansson, el ex vallisoletano Vilhjälmsson y el ex manresano Palsson pueden ser sus hombres más peligrosos, junto a Pavel Ermolinskij, su hombre interior más importante y el trabajo sin descanso de Baeringsson, que hace de todo.

Claves para ganarles

Paciencia. Es la máxima para esta noche. No se debe pretender ganar por 20 puntos en el primer cuarto. Es complicado jugarles. Todas las armas de los españoles son mejores que las suyas. Pero para imponerse, paciencia y ejecutar bien nuestras virtudes.

Bloquear exteriormente el rebote. Ante sus constantes lanzamientos triples, los tiros fallados provocan rebotes muy largos. Siendo pequeños, intentan siempre palmear esos rebotes hacia fuera, para volver a hacerse con su posesión. Habrá que estar muy pendientes en esa faceta.

Recuperar buenas sensaciones será una tarea lenta. Serbia se distanció definitivamente de ellos en el último cuarto. Algo así es lo que puede suceder hoy. Por lo que nos vamos al primer punto: paciencia.