ITALIA, PASES Y MUCHO Y BUEN TIRO

ITALIA, PASES Y MUCHO Y BUEN TIRO

Antonio Rodríguez

Sobre nuestro rival de hoy, Italia, Sergio Scariolo comentaba que sus compatriotas son el menos indicado para enfrentarse en estos momentos a ellos. Y no le falta razón. Los transalpinos han dado una mala imagen hasta este momento. Su derrota ante Turquía en la prórroga (87-89), con malísima defensa por momentos, con la pintura siendo un coladero, junto a las malas sensaciones en su victoria ante Islandia (71-64), les da una obligatoriedad de ganar, junto a convencer a su parroquia con un juego que aún no han mostrado.

Su falta de intensidad defensiva ha sido la característica más notoria. En concreto, su trabajo para detener el bloqueo y continuación ante los turcos, fue un manual de cómo no se debe defender. Vale que no son individualmente hombres destacados en esta faceta, pero colectivamente podrían hacer un trabajo mucho mejor. En lo referente al ataque, sí que son muy peligrosos, porque con la motivación que tendrán frente a España y su estilo de juego, tan poco convencional, les hace ser doblemente peligrosos. ¿Poco convencional? Pues sí.

Ellos cuentan con dos posiciones claras –no siempre-, que son el base y el pívot: Daniel Hackett y Marco Cusin son sus favoritos. Por la capacidad de anotación el primero y por todo lo contrario, el trabajo para los compañeros, el segundo, son pilares importantísimos. Tener la capacidad de penetrar en situaciones de bloqueo y continuación el base del Olimpia Milán, recientemente fichado por Olympiacos, algo que los hombres de Pianigiani lo juegan constantemente, supone un arma más, al margen de ser un base muy alto (1.97). Por otra parte, Marco Cusin, hasta hace relativamente poco en Lega Due (lo que demuestra el drama de los italianos por sus hombres altos), es el tipo que bloquea, coge bien la posición en el rebote o para recibir bajo el aro y es capaz de pasar a los hombres situados para el lanzamiento triple, faceta por la que gusta tanto este pívot. Es el mayor valor de rebote defensivo interior con el que cuentan.

A partir de ahí, juegan con sus estrellas, cambiándoles indistintamente de posición. Posiciones que se decoloran en su rigidez, porque juegan absolutamente de todo. Marco Belinelli (con pequeños problemas físicos. Es duda), que puede subir el balón, porque tras bloqueo es un castigo para el rival, o Gallinari se convierte en un alero tirando y entrando a canasta. Alessandro Gentile es un jugador muy fuerte entrando a canasta, dando por descontado que es un excelso tirador exterior, o Andrea Barnagni puede salir aprovechando su facilidad en el triple y crear espacios en la zona.

En conjunto, les gusta mover el balón tras un bloqueo y continuación hasta encontrar el hombre abierto con un pase más. Sus ‘pases-extra’ son terriblemente peligrosos y es complicado defenderlos. Quizás sea ese uno de los problemas de la Selección Española. Las rotaciones defensivas ante ellos, deben salir perfectas, si no queremos que nos desesperen. Saber de la lesión de Luigi Datome, es importante. Es un jugador que crea peligro en un rango muy amplio de tiro. Es muy polivalente, recordando el daño que nos hizo hace dos años en Eslovenia.

Claves para ganarles:

.- Ser muy agresivos en defensa, intentando dificultar sus líneas de pase, cuando éstos van dirigidos a un hombre abierto. Los balones doblados hacia el lado no-balón será importantísimo saltar con rapidez y defenderlos.

.- La atención a Pau Gasol. No tienen a nadie con la fuerza y el talento para defender a Gasol, aunque Cusin será un bregador difícil de superar. De las atenciones con ayudas sobre el pívot de Sant Boi, que hoy deberá marcar diferencias, deberá España sacar provecho, que otros tomen el relevo.

.- Leer el tempo de partido. Sobre todo, si entran en rachas de tiro, saber el tempo que conviene para contrarrestarles, no solamente con defensa, sino con otras canastas. Y eso, en ocasiones, lo mejor es correr.