¿POR QUÉ NOS VA A ENCANDILAR LA SELECCIÓN ESPAÑOLA?

¿POR QUÉ NOS VA A ENCANDILAR LA SELECCIÓN ESPAÑOLA?

Antonio Rodríguez

  • Porque vamos a recuperar la velocidad forzosamente para solventar partidos comprometidos. Ha sido el sello que nos ha marcado a lo largo de la historia y cuando lo hacemos así, seguimos siendo los mejores del continente. Además, nos convertiremos en el equipo más espectacular con estas prácticas.
     
  • Porque tenemos a Pau Gasol. Junto a Tony Parker, será el hombre más desequilibrante de este Eurobasket –probablemente-. Y por supuesto, el mejor pívot sin discusión alguna, de todo el campeonato. Él será el foco de atención en ataque, más que suficiente, para que los demás saquen ventajas y puedan jugar con más libertad. Y porque a la hora de decidir, prefiero que lo haga en mi equipo un tipo de 2.15 antes que uno de 1,80.
  • Porque vamos a tener al mejor Fernando San Emeterio. Ante la lesión de Alex Abrines, parece obligación. Pero no creo que sea la mayor justificación, ni mucho menos. En esta ocasión, teniendo tipos con habilidades exteriores como Nikola Mirotic, Felipe Reyes o Pablo Aguilar en posiciones interiores, San Emeterio tendrá más espacios que de costumbre para penetrar como un cuchillo por la zona. Será de los que más faltas fuerce, estoy convencido.
     
  • Porque se ha recuperado a Felipe Reyes, que por unas circunstancias u otras, apenas ha tenido relevancia en los dos últimos años. Todos sabemos lo que puede dar el ala-pívot cordobés. Y lo bueno, es que siempre lo da. Y eso es maravilloso. ¡Ah! No olvidar que es el hombre interior que mejor se entiende con Pau Gasol. El juego entre ambos, de orfebrería.
     
  • Porque la eclosión de Pau Ribas ya en esta preparación, hará que sea un seguro en el lanzamiento exterior. Cuando haya que decidir con bombas desde la larga distancia en el lado débil o en el pick&roll, ahí tendremos a un segurísimo tirador.
  • Porque Nikola Mirotic es una enorme respuesta a la hora de buscar puntos y talento en hombres altos. Niko es uno de los mejores hombres de ataque del Viejo Continente y ese cartel lo tendrá que avalar con un buen Eurobasket. Y seguro que nos lo dará.
     
  • Porque Rudy Fernández volverá a estar en todas partes. Y donde más me gusta, robando balones en defensa desde el lado débil. Con un tipo tan grande bajo el aro como Pau Gasol, podremos sobrecargar el lado-balón sin ningún complejo. Y la trampa será Rudy Fernández para robar balones cuando los rivales quieran invertirlo al otro lado. A partir de ahí, leer punto número uno, que será nuestra Biblia.
     
  • Porque por fin, Sergio Llull será un tipo importante en el Equipo Nacional y eso le dará a él y al combinado, un antes y un después en la trayectoria de ambos. Poder contar con un jugador de ese físico y esa agresividad desde la posición de base, sobre todo con la confianza que inspira, hará para empezar, que sus compañeros no se hundan en situaciones comprometidas. Eso tiene un valor incalculable.
  • Porque tenemos al “Chacho” Rodríguez y los demás, no. Suena a obviedad de perogrullo. Pero tan sólo Tony Parker y Milos Teodosic tienen la capacidad de crear y anotar con la misma eficiencia sobresaliente que el base canario.
     
  • Porque hay jóvenes pujantes. Con calidad y mucho hambre. Que cuando veo a Willy Hernangómez en la zona (que será más importante de lo que pensamos), veo a un tipo muy grande, que ya sabe imponerse, que Pablo Aguilar está muy cómodo y lo demostró en Zaragoza, que Guillem Vives, sea cuando debutó en la Penya o ahora que debuta en la Selección, el poso de veteranía en la dirección lo tiene y que Víctor Claver, aunque no sea del grupo de los jóvenes, querrá decir algo también cuando vea la oportunidad.
     
  • Porque Sergio Scariolo es una garantía de gran entrenador. Porque lo es. Si lo piensan bien, las mayores críticas que ha recibido en su periplo como seleccionador, fueron en los inicios de los campeonatos, que no se estaba al 100% o se pinchaba sin dar la imagen que pensamos. Pero este campeonato exige estar a punto desde el primer momento y no valdrán las críticas anteriormente mencionadas. Porque como no se gane con claridad en la fase previa, nos iremos al hoyo y ahí, las críticas lloverán a todos. Es un estudioso y eso, en torneos cortos de gran intensidad a partido casi diario, es el mejor perfil de coach.