CHINA O FILIPINAS, CANDIDATAS A LA PRÓXIMA COPA DEL MUNDO

CHINA O FILIPINAS, CANDIDATAS A LA PRÓXIMA COPA DEL MUNDO

Antonio Rodríguez

Unos cansados y decepcionados jugadores chinos salían del pabellón, camino del autobús que les conduciría a su hotel. Eran las doce de la noche. En sus maneras tímidas, con gran educación, mostraban sus quejas y descontento por las horas de jugar sus partidos. Ser el único equipo que en la sede de cuartos de final de Oviedo, habían de disputar sus tres encuentros a las diez de la noche, no les parecía ni medio lógico. Aunque en el fondo estaban encantados, porque estaban entre las 12 mejores selecciones del mundo. Conseguir la machada de desbancar a poderes como Alemania o Puerto Rico de ese predilecto grupo de 12, era un éxito sin precedentes para los orientales. Era el Mundial de España y era 1986.

Por aquel entonces, su seleccionador Qiang Chenghai nos hablaba que el baloncesto era el deporte más popular de su país, por encima del tenis de mesa.  Era una China aún muy cerrada al mundo, pero el baloncesto era algo que había calado profundamente en su sociedad. Aún no contaban con hombres altos, a no ser algún mastodóntico pívot de cercano a los 2.30 que a veces llevaban, que difícil y tortuosamente caminaba. Imaginen. Pero en ese julio, en la sede de Málaga, ya dejaron una impronta de lo que se estaba cociendo en el gigante país oriental. Hoy, 7 de Agosto, la FIBA          comenzará sus deliberaciones para designar la sede de la próxima Copa del Mundo en 2019. China es la favorita para albergarlo.

                Desde aquel 1986 hasta nuestros días, tanto la nación oriental como su baloncesto han progresado y han dado un vuelco de 180 grados. Cuentan con una liga con millones y millones de dólares y más espectáculo que competición, vale. Pero hay que tenerla en cuenta. Han llegado a tener un número 1 del draft en la NBA. Comparar a Yao Ming con los mastodónticos pívots a los que nos referíamos antes, es una muestra perfecta de su evolución. A nivel competiciones FIBA, les ha faltado ese escalón más de competitividad para aspirar a puestos altos. Necesitan ese paso. Sin embargo, sí enseñan muy bien en categorías inferiores, porque por encima de todo, lo que enseñan es baloncesto. Hace algo más de un año en espacioligaendesa.com ya hicimos un artículo sobre su porvenir y la forma de enseñar a sus jóvenes, que nos parecía adecuada y muy notable.

Por su poder económico, China parece la favorita, con sus 8 sedes, para ser la próxima elegida en la Copa del Mundo 2019. Sería un espaldarazo muy importante para su baloncesto, a hombros de ese fenómeno de 2.16 en ciernes, llamado Zhou Qi. Quizás sea el despertar definitivo del gigante.

FILIPINAS, LA OTRA FAVORITA PARA LA ELECCIÓN FINAL

                Sobre Filipinas, la imagen –también de un Mundial disputado en nuestro país- la tenemos mucho más reciente del verano pasado, en la sede de Sevilla. El entusiasmo de su afición, el seguimiento de su país a las acciones de su casi-mito Andray Blatche, dan una idea de cómo se respira el baloncesto allí. Pablo Malo de Molina, director de acb.com, amplio conocedor del baloncesto filipino, nos ha ilustrado en ocasiones con artículos, y en este del redactor de “GigantesFernando Martín, podemos deleitarnos con los mastodónticos pabellones donde se jugarán los partidos.

                Filipinas, más concretamente Manila, tuvo el honor en 1978 de acoger un Mundobasket, de grato recuerdo para todos los que tuvieron oportunidad de vivirlos in situ. Y lo de los monstruosos pabellones ya se estilaban, pues la final entre Yugoslavia y la URSS se disputó en un recinto ante 25.000 espectadores, algo muy poco habitual. ¡Y con aire acondicionado! A los equipos se les hospedaron en los hoteles más lujosos de la ciudad, y como la televisión ya empezaba a tener importancia, casi “exigió” que se jugase una final. Anteriormente, quien quedaba primero en la liguilla final de 6 equipos, era campeón. En Manila’78 se añadió este encuentro entre balcánicos y soviéticos (82-81 para los primeros), como máximo reclamo, que si husmeáis por youtube, lo encontraréis.

Pues a la espera estaremos ante las deliberaciones de los “fibos”. Sea cual sea la sede, tengo claro que el baloncesto saldrá ganando.