PROMESAS QUE VIENEN (1ª PARTE)

PROMESAS QUE VIENEN (1ª PARTE)

Antonio Rodríguez

Antes que la Selección Española comience sus primeras carreras en la preparación de cara al Eurobasket 2015, tenemos oportunidad de ver en las selecciones de diferentes categorías inferiores, un bosquejo de lo que puede ser el futuro de nuestro baloncesto. En breve espacio de tiempo, hemos visto a la sub-19 disputando el Mundial, a la sub-20 logrando una medalla de plata el pasado fin de semana y camino de Grecia, viajan nuestros representantes sub-18 (Under-18, que gusta decir ahora a FIBA) a disputar el Eurobasket. De ellos, algunos hemos visto ya evolucionar en las pistas de la Liga Endesa y otros están de camino. En esta serie de artículos, hablaremos de un puñado de estos chicos en los que podemos poner todas nuestras esperanzas por su evolución futura, que puedan llegar a ser nuestros representantes en las grandes citas con la Selección Española absoluta. Aquí van sus nombres.

JUANCHO HERNANGÓMEZ. Alero          2.04       19 años Movistar Estudiantes

                Juancho ha sido el máximo anotador (14.2 puntos) y reboteador (8.5 rebotes) de la Selección Sub-20 de la plata en Italia. Cuando consigues eso, la palabra que sale por encima de todo para definirlo, es hambre. El hambre que se le intuía cuando finalizó la temporada 14/15 en la Liga Endesa, acabando con promedios en Movistar Estudiantes, de 18 minutos, 6.6 puntos y 4 rebotes en las tres últimas jornadas, que si lo comparamos con los números de las tres primeras (15 minutos, 2 puntos y 2.6 rebotes), dan muestras de lo que ha crecido a lo largo de las 34 jornadas. Lo dicho: hambre.

                En el Eurobasket de hace unos días, su nivel de confianza ha sido mayúsculo. Utilizado como el ala-pívot por Paco Redondo, ha desequilibrado a todos sus adversarios por su demoledor uno contra uno. Su primer paso a campo abierto es prodigioso. Y lo es entre otras cosas, porque su finta de tiro es creíble. Tiene buenos porcentajes en suspensiones y el gesto en la finta es muy notable. Le saltan, claro. Instinto reboteador y mejor dominio de balón que cualquiera de sus rivales han sido otro de los secretos de su éxito.

                La evolución de Juancho pasa por ser un alero. Un tres de 2.04 que será como un enviado dentro del baloncesto español. Su dribling y su tiro de larga distancia dan para ello. Y lo que creo que le define para poder defenderse en esas áreas, por encima de ser un “4”, es su lateralidad. Es francamente buena. Buscando la exigencia en él, aquí lo mencionamos durante la temporada regular, que el día que consiga dominar el gesto de pararse y lanzar la suspensión corta a 3-4 metros tras penetrar, será un jugador a recordar durante muchos, muchos años en nuestro baloncesto.

SANTIAGO YUSTA. Alero             1.99       18 años Río Natura Monbus Obradoiro

                Santi Yusta tiene una reválida importante esta temporada, pues será la primera ocasión en la que probablemente le den minutos en un equipo de Liga Endesa, como Obradoiro. Es otra de las esperanzas de nuestro baloncesto, pues a los 18 años, lo ha ganado todo en categorías inferiores a nivel de club, con el Real Madrid. Campeones de Madrid, campeones de España, campeones de Europa.  Veremos qué rendimiento ofrecerá en el próximo Eurobasket heleno de su edad, que deberá corresponderle un papel importante. Grandes condiciones físicas, excelentes piernas y mucha potencia para un alero que es un primor jugando al contragolpe. A campo abierto es uno de los mejores finalizadores que tenemos en nuestras canteras. Su juego por encima del aro es importante, su dominio de la línea de fondo en juego estático para pases bombeados, suelen ser efectivos cuando tipos como él lo atrapan desde tan arriba.

                Con buena mecánica de tiro, es cierto que aún muestra inconsistencia en sus lanzamientos de larga distancia. ¿Y quién no la tiene con 18 años? De su capacidad de mejora dependen esos porcentajes. Tras haber sido entrenado por Paco Redondo, es de valorar que sepa jugar como lo ha hecho durante muchos momentos con el Real Madrid junior este año, por conceptos básicos y resolutivos. Analizar las ventajas por encima de los sistemas como prioridad ha sido ‘el pan y la sal’ del Real Madrid esta campaña. Y con los jugadores de talento que han aunado, así les ha ido. Tener esa claridad de ideas con 18 años, puede ser una garantía de éxito. Veremos.